Inicio medio ambiente Megasequía en California, empeorará con un verano muy caliente

Megasequía en California, empeorará con un verano muy caliente

133
0
Compartir

Por Adán Salgado Andrade

El acelerado cambio climático que experimentamos, debido al calentamiento global, por tanta depredación y contaminación ambiental, es ya irreversible. Sus efectos, se resienten, no sólo en el medio ambiente, sino en la salud, pues temperaturas por encima de los 30º centígrados, ya comienzan a ser tóxicas para el ser humano. Arriba de 35º centígrados, son hasta mortales, pues el cuerpo humano pierde la capacidad de eliminar calor (ver: http://adansalgadoandrade.blogspot.com/2019/10/el-toxico-y-mortal-calentamiento-global.html).

Una de las consecuencias ambientales, son las sequías, cada vez más prolongadas, como la que afectó a Australia, a fines del 2018, que, entre otras cosas, provocó severos megaincendios forestales, que duraron varios meses en ser controlados (ver: http://adansalgadoandrade.blogspot.com/2019/01/la-muy-larga-y-severa-sequia-australiana.html).

Tales incendios, mataron a unos 500 millones de animales de todo tipo (ver: https://www.sydney.edu.au/news-opinion/news/2020/01/03/a-statement-about-the-480-million-animals-killed-in-nsw-bushfire.html).

En México, en estos momentos, varios estados sufren sequía, en distintos niveles, desde severa, hasta moderada. De todos modos, aunque sea “moderada”, implica que las necesidades hídricas no se están satisfaciendo. Eso, ocasiona daños ambientales y sociales, pues incrementa, entre otros, la pobreza (ver: http://adansalgadoandrade.blogspot.com/2021/03/mas-sequia-mas-pobreza.html).

En Estados Unidos, uno de los países que más ha contribuido al calentamiento global, por sus altas emisiones de gases efecto invernadero, ya, desde hace años, California, sobre todo, es un estado que experimenta una larga y severa sequía, que está secando rápidamente, las reservas de agua dulce, las que muestran niveles bajísimos. Algunas, de no llover pronto, se secarán completamente. Y cuando una reserva de agua, como un lago, por ejemplo, se seca, es muy difícil que pueda volver a llenarse, pues su base de tierra, se comienza a agrietar, por lo que no retiene el agua. Esos muy bajos niveles históricos, son comentados por el artículo de Associated Press, titulado “La sequía acaba con las reservas de agua de California, mientras un seco, árido verano se acerca”, firmado por Adam Beam (ver: https://apnews.com/article/california-droughts-government-and-politics-science-business-76709d5854394905e0f46880ed6dab9c).

Las fotos con que se ilustra la nota, son dramáticas, pues la mayoría de los lagos más grandes, los que estarían más preparados para largas sequías, se están agotando.

Por ejemplo, el lago Oroville, estaba, en mayo del 2021, a un 39% de su capacidad. El cauce por donde corre el agua de dicho lago, evidencia sólo una pequeña corriente. La orilla de un lado, muestra árboles quemados por los incendios del 2020. No parece que vaya a subsistir, si no es alimentado por fuertes lluvias este año.

En otra imagen, del lago Folsom, un embarcadero luce vacío, sin embarcaciones, pues el agua que debería cubrirlo, se ha retirado a decenas de metros de distancia. Ese lago, está al 37% de su capacidad.

Otra foto aérea, muestra la reserva artificial Stevens Creek, que en mayo estaba a sólo 18% de su capacidad. Las orillas, lucen secas, las que deberían de estar cubiertas de agua, en tiempos normales.

En otra imagen, una boya, que debería de estar flotando en el agua, está parada sobre tierra firme, con pasto. Esa área, ubicada en el lago Mendocino, tendría que estar, igualmente, bajo las aguas, pero es que en mayo, dicho lago, sólo tenía 29% de su capacidad.

Así que, por la larga sequía, interrumpida brevemente por algunas aisladas nevadas, los lagos no se han recargado y están a mínimos históricos, nunca antes vistos. Y son muy útiles, porque, por ejemplo, “el lago Oroville, riega una cuarta parte de las cosechas de Estados Unidos, ayuda a conservar el salmón de agua dulce, tras la cortina de la presa que lo forma y contribuye al turismo, de un condado del norte de California, que debe de reconstruirse año tras año, a causa de severos incendios forestales. Pero el poderoso lago, que se alimenta de acueductos y reservas artificiales, está encogiéndose rápidamente, en medio de una severa sequía, y funcionarios estatales indican que llegará a un mínimo histórico este verano”, señala Beam.

El problema no sólo es el consumo, sino la evaporación, que contribuye a secar más rápido esas reservas de agua. Es por ello, que algunos expertos señalan que deberían de ser cubiertas varias partes de esas reservas, sobre todo, en sus cauces, con paneles solares. La ventaja adicional, es que se generaría electricidad (ver: https://www.wired.com/story/why-covering-canals-with-solar-panels-is-a-power-move/).

Cientos de botes turísticos, yacen varados, pues no hay suficiente agua para que sean usados.

Y todo se afecta, no sólo el turismo. No hay agua para siembras o para que los peces de agua dulce, crezcan saludablemente.

Por otro lado, la generación de electricidad, depende de que el lago Oroville, mantenga, por lo menos, una profundidad de 195 metros, pues “si cae por debajo de ella, los funcionarios estatales tendrían que cerrar una de las mayores plantas de generación hidroeléctrica, lo que afectaría el suministro eléctrico, muy importante en verano”.

Sí, pues por las altas temperaturas, se usan más comodidades como la refrigeración, para conservar alimentos o el aire acondicionado, sin el cual, todos esos lugares, serían inhabitables. Pero el problema con el aire acondicionado es que, además de que emplea electricidad en exceso, contribuye más al calentamiento global. En Phoenix, Arizona, una ciudad en medio del desierto, por citar un caso, la temperatura nocturna se incrementa uno o dos grados más, por tantos aparatos de aire acondicionado que se utilizan durante el día (ver: http://adansalgadoandrade.blogspot.com/2018/10/el-irreversible-y-catastrofico.html).

Así que si dejara de producirse electricidad por los bajos niveles de agua del lago Oroville, sería hasta mortal para muchas personas.

Y otro problema de que se estén quedando los lagos sin agua, es que, sin ella, los incendios forestales no podrían apagarse, se dejarían a su suerte, siendo todavía más destructivos. “La gente, tiene miedo, pues incendios como el del 2018, de los más intensos en un siglo, que dejó 85 muertos y un condado destruido, serían más devastadores”.

Como señalé, en varias de las fotografías mostradas, se pueden ver restos calcinados de árboles que fueron víctimas de esos intensos incendios. Y allí están, como mudos recuerdos de lo que pasó y de lo que, evidentemente, volverá a suceder, incluso más intensa y violentamente.

Los vaticinios de que habría lluvias y nevadas que proporcionarían unas 61,674 hectáreas-metro de agua (616,740,000 m3), “no se cumplieron. Con esa cantidad de agua, podrían satisfacerse las necesidades hídricas un millón de hogares durante un año”, comenta Beam.

Pues realmente, habría sido una cantidad importante de agua, pero el citado calentamiento global agravará aún más la escasez del vital líquido.

Y tanto predicen los funcionarios estatales que bajarán los niveles de agua, “que ni botes podrán navegarlos”.

Los mismos habitantes de la zona, están sorprendidos de los niveles tan bajos. Bruce Spangler, creció en Oroville, y allí pescaba con su padre. Es director de servicios turísticos del lugar, “pero ahora, tendremos que promocionar de otra forma el turismo aquí, pues no se podrá navegar por el lago”, lo cita Beam.

Otro artículo, muestra en fotografías interactivas, cómo se han ido reduciendo los niveles de esos lagos, con respeto a junio del 2020, y son, en verdad, dramáticos (ver: https://gizmodo.com/7-shocking-satellite-images-reveal-the-wests-megadrough-1847080510).

Dice Beam que muchos turistas están yendo a darse una vuelta en alguna lancha o bote, “antes de que se sequen los lagos o estén tan reducidos, que ya ni eso puedan hacer”.

Por desgracia, así como va el planeta, con tanta depredación y excesivo contaminación ambiental, las causas del calentamiento global, quizá en muchas partes, California incluida, lagos y ríos se conviertan, muy pronto, en vestigios de un pasado que ya nunca regresará.

Contacto: studillac@hotmail.com

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.