Open top menu
VICTOR SERGE, LA CONCIENCIA DE LA REVOLUCIÓN

VICTOR SERGE, LA CONCIENCIA DE LA REVOLUCIÓN

VICTOR SERGE, LA CONCIENCIA DE LA REVOLUCIÓN.

En una nota datada del 12 de febrero de 1933, en vísperas de su detención en Leningrado, Víctor Serge, que seguía siendo militante del Partido Comunista de La URSS desde 1919 y que era internacionalmente reconocido como autor de numerosas obras en defensa de la revolución rusa (Ciudad conquistada, Lenin en 1917, El año uno de la revolución rusa, El destino de una revolución, Memorias de un revolucionario), sintetizaba sus criterios básicos en tres puntos, precisando que estimaba “importantes, superiores a todas las consideraciones de táctica, soy y seré, sin importarme los peligros que ello pueda suponer, un resistente absoluto, claro, que sólo se callará si le imponen el silencio”. Luego enumeraba: 

I.- Defensa del hombre. Respeto del hombre. Es preciso devolverle sus derechos, la seguridad, un valor. Sin todo eso, no hay socialismo. Y, a este propósito, sin borrar una sola línea de lo que he escrito sobre la necesidad del terror en las revoluciones en peligro de muerte, quiero afirmar que considero como una abominación incalificable, reaccionaria, vergonzosa y desmoralizante, el empleo continuo de la pena de muerte por la justicia administrativa y secreta. Para mí, es igualmente abominable e injustificable, la represión por el exilio, la deportación, la prisión casi perpetua de cualquier disidente en el movimiento obrero.

II.- Defensa de la verdad. El hombre y las masas tienen derecho a la verdad. No acepto ni la falsificación sistemática de la historia y de la literatura, ni la supresión de toda información seria en la prensa, reducida a un mero instrumento de agitación. Considero que la verdad es una condición de la salud intelectual y moral. El que habla de verdad, habla de sinceridad. Derecho del hombre a una y a otra.

III.- Defensa del pensamiento. Estimo que el socialismo sólo puede engrandecerse en el orden intelectual gracias a la emulación, la búsqueda, la lucha de Ideas. Considero que el socialismo no tiene que temer al error, siempre corregido con el tiempo por la propia vida, sino al estancamiento y a la reacción; que el respeto del hombre presupone para éste el derecho a conocerlo todo y la libertad de pensar. El socialismo no puede triunfar contra la libertad de pensamiento, contra el hombre, sino, al contrario, gracias a la libertad de pensar y mejorando la condición del hombre.”

Esta filosofía atraviesa su pensamiento, un ideal recogido en la obra colectiva VICTOR SERGE, LA CONCIENCIA DE LA REVOLUCIÓN, una recopilación de estudios que publicado estos días por Laertes y que supone el esfuerzo más amplio y concienzudo sobre Serge realizado en estos lares.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

A %d blogueros les gusta esto: