Inicio Cultura y Arte Vasili Aksiónov, Escritor ruso libertario líder de la «prosa juvenil»

Vasili Aksiónov, Escritor ruso libertario líder de la «prosa juvenil»

71
0

Vasili Aksiónov

(20 de agosto de 1932, Kazán, URSS

–6 de julio de 2009, Moscú, Rusia)

Médico, escritor y guionista ruso contemporáneo. En Rusia las opiniones sobre su trabajo divergen: algunos críticos y lectores creen que sus novelas son antitotalitarias y honestas, otros creen que fue un escritor antisoviético y parcial. Sus temas principales son los destinos de los pensadores en una sociedad totalitaria, las limitaciones de autonomía y libertad, moralidad y ética en la sociedad. Habitualmente recurría a métodos de escritura surrealistas y absurdos.

Prolífico novelista, comenzó su carrera literaria en la era de la Unión Soviética. durante la liberalización que siguió a la muerte de Stalin en 1953, Aksiónov entró en contacto con el primer movimiento contracultural soviético de hipsters.  Como resultado, se enamoró de sus argots, modas, estilos de vida libertinos, bailes y sobre todo de su música. A partir de este momento comenzó su romance de por vida con el jazz. El interés por su nuevo medio, la música occidental, la moda y la literatura resultó ser un cambio de vida para Aksiónov, quien decidió dedicarse a hacer una crónica de su época a través de la literatura. Siguió siendo un agudo observador de la juventud, con sus estilos, movimientos y tendencias en constante cambio. Como ningún otro escritor soviético, estuvo en sintonía con los desarrollos y cambios en la cultura popular. En 1956, fue «descubierto» y anunciado por el escritor soviético Valentin Kataev para su primera publicación, en la revista liberal Juventud.  «Su primera novela, Colegas (1961), se basó en sus experiencias como médico. Su segundo libro, Ticket to the Stars (1961), que describe la vida de los jóvenes hipsters soviéticos, lo convirtió en una celebridad de la noche a la mañana. 

En la década de 1960, Aksiónov fue un colaborador frecuente de la popular revista Yunost («Juventud») y, finalmente, se convirtió en redactor de plantilla. Según los informes, Aksiónov se convirtió en una figura destacada en el llamado movimiento de ‘prosa juvenil’ y un niño mimado de la intelectualidad liberal soviética y sus partidarios occidentales: sus escritos contrastaban marcadamente con la aburrida prosa socialista-realista de la época. Los personajes de Aksiónov hablaban de forma natural, usando la jerga moderna, iban a bares y salones de baile, tenían relaciones sexuales antes del matrimonio, escuchaban jazz y rock’n’roll y se apresuraban a conseguir un par de zapatos americanos geniales. Había una sensación de frescura y libertad en sus escritos, Pronto se convirtió en uno de los líderes informales de Shestidesyatniki –traducido aproximadamente como ‘la generación de los 60’–, un grupo de jóvenes soviéticos que resistieron las restricciones culturales e ideológicas del Partido Comunista. «Fue increíble: nos criaron como robots, pero comenzamos a escuchar jazz», dijo Aksiónov en un documental de 2007 sobre él.

Por todas sus dificultades, Aksiónov, como estilista de prosa, estaba en el polo opuesto de Solzhenitsyn, convirtiéndose en un símbolo de promesa juvenil y abrazando la moda y el jazz en lugar de insistir en las miserias del gulag. En última instancia, sin embargo, compartió el destino de exilio de la Unión Soviética del Solzhenitsyn.

«Solzhenitsyn tiene que ver con el encarcelamiento y tratar de salir, y Aksiónov es el joven cuya madre salió y ahora puede vivir su vida», dijo Nina L. Khrushcheva, nieta de Nikita Khrushchev y amiga de Aksiónov. familia y que enseña asuntos internacionales en la New School de Nueva York. «Era importante tener la luz Aksiónov, esa luz de la libertad personal y la autoexpresión personal.»

Sin embargo, como señala Mark Yoffe en el obituario de Aksiónov, su «proamericanismo abierto y sus valores liberales eventualmente lo llevaron a tener problemas con la KGB». «Y su participación en 1979 con una revista independiente, Metropol, lo llevó a una confrontación abierta con las autoridades». Sus siguientes dos célebres novelas disidentes, The Burn y The Island of Crimea, no pudieron ser publicadas en la URSS. La primero exploró la difícil situación de los intelectuales bajo el comunismo y la segunda fue una imaginación de cómo podría haber sido la vida si el ejército blanco hubiera evitado a los bolcheviques en 1917.

Traducido a numerosos idiomas, en Rusia siguió siendo influyente. Además de escribir novelas, también es conocido como autor de poemas, ocasionalmente interpretados como canciones. Según informes, «siempre fue un hipster acostumbrado a estar en la vanguardia, ya sea en moda o innovación literaria». Descrito como «un hombre colorido, con su característico bigote, trajes elegantes, autos caros y un amor por las grandes ciudades, el buen vino y la buena comida».

Vasily Aksyonov nació el 20 de agosto de 1932 en Kazan, en la familia de Pável Aksiónov y Eugenia Ginzburg; esta última fue una periodista destacada y educadora; su padre era funcionario de la administración local. En 1937 ambos fueron detenidos y falsamente acusados de tener conexiones con los trotskistas; fueron sentenciados a 10 y 15 años de labores forzadas, respectivamente. La NKVD detuvo también a Vasili por ser hijo de los «enemigos del pueblo», es decir un familiar de traidores a la Patria, y fue enviado a un orfanato, impidiendo que sus abuelos lo tomaran bajo su cuidado. Después de buscarlo durante un tiempo, en 1938 su tío Andreyán Aksiónov lo encontró en un orfanato en Kostromá y lo llevó a vivir con su familia paterna hasta 1948, cuando se cumplió la sentencia de su madre.

Al reiniciar su vida en libertad, Eugenia Ginzburg logró obtener un permiso para que su hijo viviera con ella en Magadán, Kolymá. Ese encuentro lo describió ella en su autobiografía «Krutói marshrut» (Крутой маршрут – Duro viaje, publicado en inglés con el título Journey into the Whirlwind – Viaje hacia el torbellino). Vasili completó su educación escolar en Magadán y se tomó la decisión de que estudiara medicina.

En 1956, se graduó de la Escuela de Medicina de Leningrado. Por tres años ejerció como médico en diferentes hospitales y desde 1960 ejerce como escritor profesional. En la década de 1960 publicó una colección de historias y novelas cortas, algunas de las cuales fueron adaptadas para el cine. Durante la misma década trabajó como miembro de la revista literaria «Yúnost» (Юность – Juventud) y publicó varias novelas, así como también escribió una obra de teatro y algunos libros para adolescentes. Estos libros tuvieron una gran aceptación entre los lectores jóvenes, por su intrigante mezcla de aventuras e historias detectivescas. Aksiónov escribió la obra Vsegdá v prodazhe (Всегда в продаже – Siempre a la venta) en 1965, la cual fue puesta en escena en uno de los teatros más destacados de Moscú, el Sovreménnik. Su novela corta (póvestKollegui (Коллеги – Colegas) fue adaptada al cine en 1963, mientras que, en 1972, escribió la novela experimental V póiskaj zhanra (В поисках жанра – En busca de un género) y una parodia de la novela de espías Dzhin Grin – Neprikasáemy (Джин Грин – неприкасаемый – Jean Green, el intocable), con O. Gorchakov y G. Pozhenyán. Cuatro años más tarde tradujo al ruso la obra Ragtime, de E. L. Doctorow.

En la década de 1970, comenzó a experimentar algunas dificultades en la publicación de sus novelas, ya que la distensión de la década anterior se había terminado. Sus novelas Ozhog (Ожог – La quemadura, 1975) y Óstrov Krym (Остров Крым – La isla de Crimea, 1979) fueron censuradas y, por ello, no fueron publicadas. “Ozhog” trata sobre el destino de los intelectuales rusos en los torbellinos de la época mientras que “Óstrov Krym” es una obra del género de historia alternativa que representa a la Crimea moderna como el último reducto del Ejército Blanco, un estado independiente contra el resto de la URSS donde ha vencido el socialismo de Stalin. Entre 1977-1978, sus novelas comenzaron a traducirse en el extranjero, principalmente en los EE. UU.

Cuando The Burn se publicó en Italia en 1980, Aksiónov aceptó una invitación para que él y su esposa Maya se fueran de Rusia a Estados Unidos.  Poco después, fue despojado de su ciudadanía soviética, recuperándola solo 10 años después durante la perestroika de Gorbachov.

El 22 de julio de 1980, Vasili Aksiónov emigró a los Estados Unidos y fue anticonstitucionalmente despojado de la ciudadanía soviética. Pasó los siguientes 24 años en Washington DC y Virginia. Impartió literatura rusa en el Institute for Advanced Study (1981-1982), Universidad George Washington (1982-1983), Goucher College (1983-1988), George Mason University en Fairfax, Virginia (1988-2009).

En 1990, recuperó la ciudadanía soviética. Entre 1980-1991, trabajó con Voice of America y Radio Svoboda (Radio Liberty). Adicionalmente, ha estado escribiendo crítica literaria en inglés.

Continuó escribiendo novelas, entre las que se encontraba la ambiciosa Saga de Moscú (Generations of Winter,1994), historia multigeneracional de la vida soviética que se convirtió en una exitosa miniserie de televisión rusa. Esta trilogía épica describe la vida de tres generaciones de una familia soviética entre la revolución bolchevique de 1917 y la muerte de Stalin en 1953. La miniserie de televisión constaba de 24 episodios y se emitió en la televisión rusa en 2004.

En 1994, también ganó el Premio Booker de Rusia, el premio literario más importante de Rusia, por su novela histórica Voltairian Men and Mujeres, sobre un encuentro entre el célebre filósofo Voltaire y la emperatriz Catalina II. En 2004, se instaló en Biarritz, Francia, y regresó a Estados Unidos con menos frecuencia, dividiendo su tiempo entre Francia y Moscú». Su novela Moskva-kva-kva (2006) fue publicada en la revista Oktyabr, con sede en Moscú. En los EE. UU., Vasili Aksiónov es Honorary Doctor of Humane Letters. Así mismo es miembro del PEN Club y del Authors Guild.

En 2004, publica su novela Volteriantsy i volterianki («Вольтерьянцы и вольтерьянки» – Volterianos y volterianas, 2004) donde se exploran los problemas de los límites entre la autonomía y la libertad y la cual ganó el Premio Booker ruso.

Asimismo, en 2004 su trilogía «Saga de Moscú» fue llevada al cine en Rusia y proyectada en uno de los dos canales federales. En el verano de 2006-2007, su novela Rédkie zemli (Редкие земли – Tierras raras, 2007) fue nominada para el premio nacional de literatura Bolsháya kniga (Premio Gran Libro), pero ni siquiera llegó a la preselección de candidatos.

En 2005, fue galardonado con la Orden de las Artes y las Letras, uno de los premios más importantes en la Francia moderna.

En 2007, el Ayuntamiento de Kazán instaló el museo dedicado al escritor en la casa en que Vasili Aksiónov había nacido y vivido en los años 30 del siglo pasado. A la vuelta del exilio, Aksiónov vivía en un apartamento en Moscú con su mujer, Maya Afanásievna (de soltera Zmeul; Karmén, en el primer matrimonio), y tenía una segunda residencia en Biarritz, Francia.

El 6 de julio de 2009 murió en Moscú a la edad de 76 años. Fue enterrado en el cementerio Vagánkovo de dicha ciudad.

https://es.wikipedia.org/wiki/Vasili_Aksiónov

https://en.wikipedia.org/wiki/Vasily_Aksyonov

Una saga moscovita: Narra la vida de una familia de médicos en la Rusia del siglo pasado. Todo empieza en 1925, en la dacha de los Grádov. El padre, Borís Nikítovich, es un brillante cirujano y un maestro respetado; la madre, de origen georgiano, se consagra a su casa, a sus hijos y al piano; el hijo mayor, Nikita, es un joven oficial superior del Ejército Rojo; su hermano Kiril, es un bolchevique, es un amante de la Revolución y del Partido; y su pequeña hermana Nina, una joven poeta de enorme belleza. Lenin ha muerto y el Partido está dividido entre los seguidores de Stalin y los miembros de la oposición liderada por Trotski. Los Grádov se verán implicados, a su pesar, en la Revolución y esto marcará el comienzo de un largo proceso de transformación que acabará sometiendo a todos los miembros de la familia. Con esta novela el lector descubrirá una de las mayores obras del siglo XX. A lo largo de sus páginas Aksiónov consigue fundir en la trágica encrucijada de la historia rusa, el destino de la humanidad presa de la violencia, la duda y el miedo salpicado de un saludable tono irónico característico de la escritura del autor. Y es que la genialidad de Aksiónov, como la de Tolstoi, reside en mezclar con la misma proximidad a las grandes figuras históricas con los personajes anónimos, ficticios, unos personajes tan fuertes, memorables y conmovedores que consiguen crear una de las más hermosas, más mágicas y más tristes novelas del siglo. Un gran fresco de la Rusia contemporánea, con el poder narrativo de «Guerra y paz» y la grandeza de «El doctor Zhivago», una historia de crueldad, traiciones, pasión y dolor bajo el cielo siempre gris del Kolimá.

«¡Brindemos por la literatura rusa! Esta nación no ha engendrado nada más que gran literatura y a la policía secreta.» – Vasili Aksiónov

Artículo anteriorVideo: Héctor Vega: Diagnostico de la realidad coyuntural
Artículo siguienteArgentina – Salud docente: precarización y desgaste en las aulas argentinas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.