Inicio medio ambiente Transnacional China construye mega planta salmonera en Patagonia chilena y genera rechazo...

Transnacional China construye mega planta salmonera en Patagonia chilena y genera rechazo de la ciudadanía local

543
0
Compartir

La construcción de esta factoría es parte estratégica de la expansión salmonera en la Patagonia chilena. «Con su planta salmonera vienen a coronar lo que vienen haciendo hace varios años para posicionarse en nuestro territorio, luego del desastre ecológico en Los Lagos, Chiloé y Aysén», dicen vecinos. Agregan que además del desastre ecológico, la industria del salmón impone «un cambio sustancial de vida» en las comunidades.


Puerto Natales, Magallanes, 08 de Septiembre de 2020 (radiodelmar.cl)– La empresa Australis Seafoods de propiedad de Joyvio Group Ltda, subsidiaria de la transnacional China Legend Holding Co. / Lenovo, avanza en su proyecto “Planta Procesadora de Recursos Hidrobiológicos Puerto Dumesstre, Canal Señoret, Puerto Natales”. Esta mega factoría que ocupará un área de siete hectáreas, se ubica a tan solo 1 km de la ciudad de Puerto Natales, en la cual habitan 20.000 personas.

Esta inversión que respalda la expansión de la actividad salmonera china en la región es de US$ 70 millones de dólares y estaría operativa a partir de Mayo del 2021. El proyecto contempla la construcción de 16 edificaciones, entre las cuales se contemplan unidades sanitarias, eléctricas y mecánicas, para el funcionamiento de la planta procesadora, con una capacidad de procesamiento de 71.280 toneladas anuales de salmónidos, cuyos productos serán envasados y exportados directamente a Estados Unidos, Japón y Federación Rusa, entre otros mercados.

Mega Factoría salmonera

La planta procesadora contempla infraestructura de alto impacto ambiental, la cual considera un área destinada a la recepción y acopio de materia prima viva en tierra; una planta de tratamiento de lodos, y de residuos industriales líquidos; un ducto salmonero para la recepción de materia prima; ductos de devolución al mar de aguas utilizadas industrialmente; un emisario submarino de mas de 1 km. de extensión para la descarga marina de los residuos industriales líquidos; un ducto de aducción de agua de mar destinada al proceso productivo; un galpón de producción que contempla todo el equipamiento necesario para el procesamiento de los peces, y un edificio de producción que considera oficinas administrativas y bodegas varias.

A esto se le debe sumar, plataformas para la operación de camiones de carga y descarga de alimento para estas especies exóticas, almacenamiento de los salmones para exportar, carga de residuos solidos que genera la fábrica, y carga de residuos industriales y desechos de visceras de los salmones procesados.

Para los vecinos y comunidades del sector, les llama la atención que esta “planta de procesamiento de nivel mundial”, se construya a metros del centro de urbano de Puerto Natales.

«Con su planta salmonera vienen a coronar lo que vienen haciendo hace varios años para posicionarse en nuestro territorio. Luego del desastre ecológico en Los Lagos, Chiloé y Aysén, concretaron aquí esta planta, que no va a traer nada más que un desastre ecológico, además de un cambio de vida sustancial en nuestra comunidad», dice a radiodelmar.cl Loreto Vasquez, miembro de ACUE, la Agrupación Ciudadana de Ultima Esperanza, y que toda su vida ha vivido en Puerto Natales.

Agrega que la empresa solo presentó una Declaración de Impacto Ambiental para su instalación y que la gran participación ciudadana exigió siempre un Estudio de de impacto ambiental, pero eso no se logró. «Lo que suele ocurrir con el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental que es al final es un promotor de los proyectos productivos», señala Loreto Vasquez.

Planta salmonera vecina de viviendas sociales

La municipalidad de Puerto Natales adquirió con recursos del gobierno regional un terreno de 8 hectáreas (lote 1 A 1-A1-1 A), donde se construirán 318 viviendas sociales. La falta de instrumentos de planificación territorial ha posibilitado la abusiva situación que este mega proyecto industrial se establezca a tan sólo a 370 metros de las viviendas,

La factoría contempla bodegas de grandes dimensiones para el almacenamiento de pellets y alimentos para salmones; canchas de recepción de materiales industriales y productos de la industria acuícola; aumento del tránsito de 200 camiones de alto tonelaje con cargamentos asociados a la planta procesadora en horarios diurnos y nocturnos, por las calles, caminos y sitios donde habitualmente transitan los habitantes locales, turistas, y vecinos del sector Dumestre y Seno Obstrucción. Además se desarrollarán operaciones de carga con alarmas sonoras y aparcaderos para vehículos.

Esto, afectará a los futuros conjunto habitacionales mediante contaminación acústica, olores emanados de depósitos de alimentos, residuos industriales, presencia de aves, roedores y vectores, y fugas de materiales peligrosos desde los sistemas de refrigeración.

Incremento de la emisión de Riles en las costas Magallánicas

El procesamiento industrial de salmones para la exportación producirá 23.000 metros cúbicos diarios de residuos líquidos (Riles), asociados a un consumo de energía eléctrica equivalente al 20% de lo que utilizan los hogares de Puerto Natales. Se estima que el funcionamiento de la planta procesadora aumentará drásticamente el movimiento de barcos denominados well-boats, con el consiguiente incremento de las probabilidades de contaminación marina-costera.

Además, las operación de proceso disminuirá en 12.000 litros el suministro de agua potable a la población local,con lo cual se preveen disputas por el vital elemento entre vecinos y los requerimientos hídricos de la mega planta procesadora. Las organizaciones de Puerto Natales han señalado que “nos inquietan este tipo de proyectos basado en la maximización de las ganancias, afectará inevitablemente nuestras aguas y el entorno natural”.

Loreto Vasquez dice que ella nació y creció en Natales y como la gran mayoría de la población lo que está ocurriendo «es una de las cosas más impactantes»: me impacta «ver y no poder caminar con tranquilidad por la costanera que antes era un lugar de esparcimiento, no turístico diría yo para nosotros los habitantes locales. Ahora hay un tránsito de camiones, yo demoro en cruzar la costanera con mi hija y veo al menos 30 camiones en dos horas yendo y viniendo».

Agrega que «por otro lado no tenemos ningún vertedero que esté regularizado. Tenemos un vertedero sin Resolución Sanitaria, que está obsoleto, y además no tenemos un lugar para disposición de residuos industriales»

La planta salmonera violenta las iniciativas de los vecinos y del Municipio de Puerto Natales, quienes han planificado proyectos turísticos y el trazado de un sendero ecológico-turístico en esta zona de gran belleza escénica.

La corrupción en la evaluación ambiental de Australis Seafood

En la etapa inicial del proceso de evaluación ambiental del mega proyecto salmonero en el 2018, ocurrió un hecho impresentable, denunciado por las organizaciones ciudadanas de Puerto Natales que afectó gravemente la transparencia y probidad del servicio público. Esto sucedió cuando la Directora Regional del Servicio de Evaluación de Impacto Ambiental de Magallanes de entonces, Karina Bastías, actuó como una activa lobbysta durante la evaluación final y presentación del proyecto de la empresa salmonera Australis Seafoods.

La construcción de esta factoría salmonera es parte estratégica de la expansión de la transnacional china en la Patagonia chilena. Actualmente, la empresa se encuentra realizando un joint venture para la siembra de smolt (juveniles) en los centros de cultivo regionales de la empresa Blumar S.A., propiedad de la familia Sarquis, con una inversión de US$150 millones de dólares. Historicamente, Australis Seafoods ha sido el segundo mayor exportador de salmón chileno de cultivo industrial a la Federación Rusa.

Control sobre el Estado y transnacionales: Tarea de la ciudadanía organizada, pueblos originarios y el movimiento social

Frente al actual proceso de “asalto de la Patagonia sudamericana” de parte de la industria transnacional, productora y exportadora de salmón, cuyo objetivo es contribuir al incremento de las actuales producciones a 1,2 millones de toneladas anuales de salmónidos para el 2032, sólo la organización y movilización de las organizaciones ciudadanas, movimientos sociales regionales, y los consumidores internacionales, podrán detener los crecientes impactos sanitarios, ambientales y sociales, que se están generando al amparo de la complicidad gubernamental.

Antonieta Oyarzo, ex Consejera Regional afirma que «esta zona es un lugar de una inmensa riqueza natural y un lugar privilegiado para el mundo, y para la industria turística local, regional y nacional. Esto quedó en evidencia con la actual crisis sanitaria pues el área económica más golpeado fue el turismo. Pero nuestra comuna y nuestra provincia tiene además una historia ligada a otras actividades sociales, culturales y económicas. Entonces la industria salmonera no solo ha impactado el paisaje, no solo el borde costero, sino que también a nuestra vida cotidiana».

Agrega que «el paisaje, no solo tiene un valor turístico, sino que tiene un valor humano, un valor natural que para nosotros tiene que ver con ‘Dónde queremos vivir’. Y la gran mayoría de los natalinos queremos una ciudad sustentable, que crezca en armonía con la naturaleza».

Salmoneras generan división entre los vecinos

Antonieta Oyarzo afirma también que las ya evidentes e impactantes acciones de la industria salmonera en Natales «han perturbado las relaciones sociales. Como no ha habido un claro uso del espacio público, los vecinos han entrado en conflicto. Esta industria también ha dividido a la comuna».

Esta afirmación es apoyada por Loreto Vasquez de ACUE, quien señala que «una de las grandes cosas que hacen estas grandes empresas es enemistarnos entre los habitantes de nuestros territorios».

La dirigente de la Agrupación Ciudadana afirma que «pareciera que somos enemigos solo porque pensamos distinto, porque tenemos una visión de desarrollo diferente. Y nosotras creemos que ese es el primer cambio que debemos hacer. Tenemos que estar todos empoderados y convencidos del poder que tenemos en nuestras manos para desarrollar nuestros territorios. Y eso también se basa en desarrollar el respeto entre nuestras comunidades».

Vasquez finaliza enumerando algunas situaciones que hay que tener en cuenta como

  • «Defendernos de la corrupción, por suerte el alcalde ya no va a ir a reeleción»; dice y agrega que sin embargo este edil «ha dejado las puertas abiertas para que la salmonicultura se posicione.»
  • «Segundo paso, regularizar nuestro plan regularizador, para tener un marco desde el urbanismo, un marco que nos ayude a poder desarrollarnos de mejor manera», y
  • «Tercero que sea algo consensuado respecto a los recursos naturales que existen en nuestra zona, el desarrollo real no es una imposición que viene desde afuera, con una necesidad extranjera, sino que venga de nuestro entorno, y a partir de nuestro entorno desarrollar nuestras actividades productivas en armonía con las comunidades».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.