Inicio internacional El Imperio de Gates: cómo el filantrocapitalismo está perjudicando el desarrollo sostenible

El Imperio de Gates: cómo el filantrocapitalismo está perjudicando el desarrollo sostenible

115
0
Compartir
Financial Innovation for Global HealthInteractive Panel William H. Gates III, Co-Chair, Bill & Melinda Gates Foundation, USA speaking during the Session "Financial Innovation for Global HealthInteractive Panel " at the Annual Meeting 2019 of the World Economic Forum in Davos, January 22, 2019 Copyright by World Economic Forum / Manuel Lopez

(Imagen de fotospublicas.com / Manuel Lopez)

13.11.2020 Navdanya International

Este artículo también está disponible en: Inglés

El imperio de Gates, cómo el filantrocapitalismo está poniendo en peligro el desarrollo sostenible.

 

Navdanya International

El último informe presentado por Navdanya International, “Gates to a Global Empire”, investiga el rol y las acciones de una de las fundaciones privadas más influyentes en las políticas públicas de todo el mundo: la Fundación Bill y Melinda Gates (BMGF). Las intervenciones filantrópicas del fundador de Microsoft, Bill Gates -uno de los individuos más ricos del mundo con una fortuna personal de unos 117.000 millones de dólares- se enmarcan en el contexto neoliberal que caracteriza tanto a las políticas de ajuste posestructural como a la constante disminución de fondos destinados a las instituciones internacionales. Esta escena política dejó la puerta abierta para que Gates pudiera revitalizar la arena internacional como un proveedor generoso de fondos desesperadamente necesitados, fondos que no son nada puros.

La Fundación Gates trabaja para ampliar el ‘consenso’  / fotospublicas.com / Manuel Lopez

Aunque parece que Gates está regalando su dinero para una «causa caritativa», el valor neto de Gates ha aumentado progresivamente desde que se hizo filántropo a tiempo completo, haciendo del desarrollo global una importante fuente de beneficios. La capacidad de la fundación para promover los intereses principales privados y hacer participar a actores estratégicos de todos los sectores, desde los medios de comunicación hasta los institutos de investigación, permite a Gates siempre encontrar puertas abiertas a pesar de la evidencia de sus conflictos de intereses y sus fracasos generales. La estructura del Fondo Fiduciario Bill y Melinda Gates, que está dirigido por Warren Buffet y mantiene bienes de inversión en empresas cuya actividad es contraria a los objetivos de desarrollo de la fundación, empresas como Walgreens, Kraft Foods, Coca Cola y otras. 

El análisis de Navdanya parte del sector agroalimentario, en el que la organización fundada por Vandana Shiva trabaja desde hace treinta años en defensa de la biodiversidad y de las semillas locales. El informe revisa los casos denunciados de biopiratería y los intentos de asegurar las patentes de las semillas, primero a través de los OGM y ahora a través de las técnicas de edición genética, en las que también se ha implicado la fundación Gates.

Los intentos de exportar la fracasada Revolución Verde a América Latina, África y Asia confirman la tesis de que el BMGF está completamente desinteresado en el desarrollo de nuevos modelos económicos sostenibles e inclusivos, sino más bien sus intereses están en la consolidación del modelo intensivo de monocultivo industrial en beneficio de las grandes industrias de semillas y agroquímicos. Esto se hace particularmente evidente, ya que Argentina vuelve a ser el sitio de inicio de la nueva iniciativa “Ag Tech”, que busca consolidar las técnicas de la Revolución verde pero con nuevas tecnologías explotadoras. Esta iniciativa se planea realizar en conjunto con el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), la Fundacion de Bill y Melinda Gates, y grandes compañías de tecnología y agroquímicos como Microsoft, Bayer, Corteva (un subsidiario de compañía química DuPont) y Syngenta.

Como declara Vandana Shiva al presentar el nuevo informe: «Durante los últimos 5 décadas una agricultura industrializada y globalizada se ha extendido por todo el mundo con altos costos para el planeta, los agricultores, la libertad de semillas y la libertad de alimentos. La investigación y la práctica de Navdanya durante más de 35 años han demostrado que la agricultura industrial es ineficiente, improductiva, crea una dependencia de las corporaciones para los insumos eternos y una dependencia en las cadenas de suministro globales que imponen la uniformidad en las granjas».

 

El riesgo de manipulación genética

El BMGF puede fácilmente ignorar los fracasos de sus proyectos, como en el caso de la Alianza para la Revolución Verde en África (AGRA), un programa para aumentar la productividad agrícola en África. Como se indica en el informe: «después de casi 15 años no hay pruebas de que se hayan producido aumentos significativos de la productividad y, en lo que respecta a las personas que padecen hambre extrema, se ha producido un aumento del 30% en los países de la AGRA». Gates, junto con empresas privadas, ha trabajado para rediseñar completamente todos los niveles del sistema alimentario africano en favor de los monopolios químicos, agroindustriales de los OGM y de la agricultura digital.

Velado por una retórica de disminución de la malnutrición, del hambre crónica y de la pobreza, Gates considera que la única solución a este «déficit de producción» son las ideologías comerciales de la Revolución Verde, independientemente de la devastación sufrida por estos métodos químicos. Todo muy en contra de la resistencia local y las prácticas agroecológicas locales. Esta insistencia con falsas soluciones de variedades GM se alinea con el hecho de que Bill Gates ha expresado rutinariamente su pleno apoyo a las semillas OGM como ‘soluciones técnicas necesarias’ para el desarrollo agrícola. Como reitera Vandana Shiva: «Con su filantropismo-imperialismo, Gates está emergiendo como el nuevo Monsanto de la era digital, empujando los OMG fallidos e intentando introducir nuevos OMG basados en la edición de genes».

Bmgf apoya la manipulación genética y los OGMs / Unsplash

Esta amnesia y la negación de los fracasos se hace evidente con la nueva iniciativa Ag One de la Fundación Bill y Melinda Gates. Lanzada en enero de 2020, Ag One da un nuevo giro tecnológico a las mismas estrategias empleadas en otras iniciativas agrícolas de Gates. Esto significa una nueva actualización tecnológica de las granjas para obtener datos a través de sensores, la tecnología de edición de genes CRISPR-Cas9 para semillas y plantas vivas, nuevos OGM, modelos de predicción de inteligencia artificial y más. El BMGF es el principal donante, después del grupo militar estadounidense DARPA, en el desarrollo de la tecnología de edición genético, comenzando en 2003 con las enzimas de levadura, hasta 2015 con el descubrimiento de CRISPR, hasta ahora. Una tecnología proteínica que marca la siguiente fase de la manipulación genética.

La influencia directa sobre las instituciones de investigación internacionales asegura la continuidad de los programas del BMGF. Este es el caso del Grupo Consultivo para la Investigación Agrícola Internacional (CGIAR) al que la fundación aporta más que ningún otro financiador con unos 105 millones de dólares al año. Gates también está tratando de consolidar las 15 colecciones de semillas más grandes del mundo a través de la financiación de iniciativas globales como una llamada Diversity Seek (DivSeek), cuyo objetivo es copiar toda la información genética de las semillas almacenadas. De hecho, esto les permite obtener patentes sobre la información genética recogida, lo que da lugar a la biopiratería a través de las patentes de semillas.  En los últimos cinco años han aumentado los intereses del sector empresarial en las áreas de la biodiversidad con el fin de desarrollar aún más las biotecnologías, especialmente en el tema del acceso irrestricto a la información de secuencias digitales (DSI). La DSI es una biotecnología que puede escanear la información genética de un genoma de manera efectiva, permitiendo que el material genético de las plantas se cargue en una base de datos digital. Todo lo cual es fundamentalmente una violación o un perjuicio para el Convenio sobre la Diversidad Biológica y el Protocolo de Nagoya.

 

El interés real de la Fundación Gates

La Fundación Gates trabaja para ampliar el «consenso» y un entorno regulador favorable para empujar sus «innovaciones» financiadas desde el laboratorio al mercado lo más rápidamente posible, independientemente de los riesgos, las consecuencias o los fracasos del pasado. Esto se manifiesta en un agresivo asalto táctico a las voces disidentes en el debate internacional, con poca o ninguna responsabilidad de los proyectos e iniciativas de la fundación. En un esfuerzo por alcanzar este consenso y un «entorno reglamentario favorable», el BMGF financia todo lo necesario para armonizar sus intereses, desde la cobertura de los medios de comunicación, la investigación, las universidades, las empresas start-up, los programas y proyectos de desarrollo, las iniciativas de investigación en las instituciones internacionales y los programas gubernamentales.

La investigación de Navdanya ha demostrado que la agricultura industrial es ineficiente e improductiva / Unsplash

Por lo tanto, se trata de una emergencia democrática que es analizada en detalle por los principales expertos y líderes de los movimientos de la sociedad civil como Vandana Shiva, Farida Akhter, José Esquinas Alcàzar, Nicoletta Dentico, Fernando Cabaleiro, Seth Itzkan, Dru Jay, Satish Kumar, Jonathan Latham, Aidé Jiménez-Martínez, Chito Medina, Zahra Moloo, Silvia Ribeiro, Adelita San Vicente, Ali Tapsoba, Jim Thomas, Timothy A. Sabio. El informe cuenta con la participación de organizaciones internacionales y movimientos nacionales como, Grupo ETC, Alianza Comunitaria para la Justicia Global/AGRA Watch, Soil4Climate, Bioscience Resource, GM Watch, Naturaleza de Derechos – Argentina, Masipag – Filipinas, Terre à Vie – Burkina Faso, UBINIG – Bangladesh.

El informe puede descargarse gratuitamente en el sitio web de Navdanya International (www.navdanyainternational.org).

Oficina de prensa de Navdanya International

info@navdanyainternational.org

El artículo original puede encontrarse en el sitio web de nuestros asociados

Extractado de: https://www.pressenza.com/es/2020/11/el-imperio-de-gates-como-el-filantrocapitalismo-esta-perjudicando-el-desarrollo-sostenible/

Nota enviada por Sergio Medina Viveros: https://sergiomedinaviveros.blogspot.com

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.