Inicio historia y teoria El caso Sorge, espía soviético

El caso Sorge, espía soviético

127
0
Compartir

Pepe Gutiérrez-Álvarez, España.

Su historia es deslumbrante: nieto del amigo de Karl Marx, Friedrich Adolf Sorge, (1827-1906), que llegó a ser el principal dirigente de la AIT en Norteamérica. Participó en la revolución de Baden de 1849 y, tras ser expulsado de Suiza y Bélgica, se estableció en Estados Unidos en 1852.

Figura destacada del Club Comunista de Nueva York, apoyó a Marx contra Weitling. En 1867 creó en la misma ciudad la Asociación General de Obreros Alemanes y dos años después se afilió a la AIT. Peleó durante la guerra civil junto al ala más radical de la democracia antiesclavista, después actuó como figura sobresaliente en el movimiento librepensador. Se opuso al traslado de la AIT a los Estados Unidos.

Su organización se desintegró por sus problemas internos. Moderó sus posiciones que se encaminaron hacia el sindicalismo. Durante varios años, Sorge fue uno de los consejeros de Samuel Gompers para fundar la American Federation Labor (Federación Norteamericana del Trabajo). Era profesor de música y después de la década de los 70 se apartó de la política militante, manteniendo no obstante sus concepciones marxistas tal como mostró en una serie de estudios de gran interés que publicó sobre la situación política y social norteamericana.

Su nieto Richard Sorge (1895-1944). Sorge descubrió las obras de Karl Marx y se hizo socialista. Tras completar su doctorado en 1919, se unió al Partido Socialista Alemán. Durante los siguientes años, Sorge participó en diversos actos de agitación social relacionados con la izquierda. Al tener problemas con las autoridades alemanas, Sorge huyó a la Unión Soviética en 1924. Se unió al Komintern, la organización soviética que trabajaba con partidos comunistas extranjeros. En aquel entonces ya se había ganado fama de mujeriego. “Sorge era tan guapo como carismático, irresistible para las mujeres y admirado por los hombres”, Uno de los primeros éxitos de Sorge como espía fue descubrir las negociaciones japonesas para un pacto anti-Komintern, dirigido contra la URSS.

En 1939, Sorge alertó de que Japón estaba tratando de convencer a Alemania para formar una alianza militar antisoviética. Esto llevó a Stalin a impulsar las negociaciones con Berlín, que resultaron en el pacto Molotov-Ribbentrop. Básicamente, este pacto anulaba la posibilidad de un ataque inmediato a la Unión Soviética desde dos frentes, Japón y Alemania. En una fecha tan temprana como 1940, Sorge advirtió de la posibilidad de un ataque alemán a la URSS.

Según el libro “El espía de Stalin”, de Robert Whymant, Sorge informó a Moscú el 30 de mayo de 1941 de que el ataque alemán podría empezar la última semana de junio. Stalin decidió ignorar las advertencias y llamó a Sorge “un bastardo que abría fábricas y burdeles en Japón”. Los historiadores debaten si Sorge informó a Moscú de la fecha exacta de la Operación Barbarroja. Cuando el ataque efectivamente tuvo lugar, Stalin empezó a tomarse en serio al jefe del espionaje…

Richard acabó siendo descubierto y fue encarcelado durante tres años y los japoneses se ofrecieron a intercambiarlo por un prisionero japonés de la URSS. Pero los rusos negaron conocer a Sorge. La vuelta de Sorge a la Unión Soviética habría sido embarazosa para Stalin, que pasó por alto sus avisos sobre un ataque alemán. En 1944, Sorge y Ozaki fueron ejecutados. La amante de Sorge, Iishi, no sufrió ningún daño y más tarde logró recibir una pensión soviética. La lista de admiradores de este espía soviético incluyen al escritor y oficial de Inteligencia de la Marina Británica, Ian Fleming, que declaró: “Sorge es el hombre al que yo considero el espía más formidable de la historia”, dijo Fleming quien desde luego lo habría considerado como un peligroso revolucionario.

Lástima que Stalin lo subestimó causando más desastres cuyo precio en vidas humanas resultó incalculable…

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.