Open top menu
Chile – Que mala suerte tuvo Juan Carlos (editor de Paladines) de tener un hermano como Camilo Escalona…

Chile – Que mala suerte tuvo Juan Carlos (editor de Paladines) de tener un hermano como Camilo Escalona…

Enviado por  Carlos Alvarado,  carlostoptop@hotmail.com

Que mala suerte tuvo Juan Carlos (editor de Paladines) de tener un hermano como Camilo Escalona… con un hermano así, quien necesita enemigos derechistas, fascistas o nazistas.

Nunca es tarde para hacer la denuncia, lo que nos cuenta Juan Carlos era vox populi muchas lunas atrás, su hermano Camilo termino acostándose con el enemigo, y cuando iniciaba el día se iba a comer con sus nuevos amigos las exquisiteces que les ofrendaban los millones que recibía mensualmente, según crónicas de la época en que Camilo era Presidente del Senado, el ganaba mas dinero que el Rey  de España, nada de extrañar ya que nuestros representantes del poder legislativo son los mejores pagados del mundo (cuanto mas ganarían si fuésemos un país desarrollado?). Camilo dejo de comer cazuela de pollo o porotos con riendas, ahora todo era filete, sopa de tortuga, caviar  y champaña, las vacas dejaron de tener huesos… le creció tanto el pelo, que se olvido de la gente humilde, ya no comía con el trabajador, el estudiante, o la dueña de casa; ahora comía en la mesa de los empresarios.

De sus raíces no quedo nada, se olvido de su hermano Juan Carlos y su familia, que estaban pasando hambre, Camilo dejo de ser un servidor del pueblo, termino sirviéndose al pueblo, por algo le llamaban Sr. Cenador, un día le hicieron la pregunta que se les hace a los billonarios, para Ud. cuanto dinero seria  suficiente?, a lo cual el billonario siempre responde: unos billetes mas no me caerían nada de mal.!!!… Cuando a Camilo le hicieron la misma pregunta el respondió: ” Unas 12 monedas mas, no me caerían nada de mal.!!!

Un día el árbol (el cual había perdido sus raíces) que mantenía a Camilo en su cúspide se derrumbo, y con el Camilo cayo de las alturas, donde lo habían elevado las fuerzas de la obscuridad, y el golpe que recibió al caer fue tan fuerte que nunca mas se paro.

Dicen las lenguas de doble filo que después de su caída, postulo 2 veces al senado, y las 2 veces, la gente común y silvestre, le pago con su misma moneda, olvidaron que un tal Camilo existia.

Y ahora en el atardecer de su vida (no digo en su tercera edad, porque el se olvido de esa gente en sus 5 minutos de gloria), en su nostalgia, cuando escribe, se acuerda de Casimiro Marco del Pond (el rey de los títulos), y pone después de su nombre: ex Senador de la Republica, ex Presidente del Senado de la Republica.!!!… lo persigue el síndrome del ex.!!!… lo persigue el síndrome Marco del Pond.!!!

Camilo será siempre recordado con gran aprecio por sus pares, porque durante su mandato como Presidente del Senado, le subió el sueldo a los legisladores con la hermosa figura de 7 dígitos, 2 millones de pesos mensuales.!!!

Que mala suerte tuvo Juan Carlos de tener un hermano como Camilo… los hermanos, los padres, y el resto de los familiares, no se pueden escoger.!!!… si existiera esa alternativa, yo habría escogido como hermano a Bill Gates.!!!… y al igual que el me podría dar el lujo de donar 1 billón de dólares anuales para las causas justas.!!!

Ya lo decía mi abuelo: “la imaginación es maravillosa, de la nada, se puede construir un mundo.!!!.” Cipriano Alvarado

Los dejo con la Crónica de Juan Carlos que esta mas abajo

Salute

 


De: Juan Carlos Cuevas Jimenez <juancarloscjusa@yahoo.com>
Enviado: martes, 10 de julio de 2018 07:28 p. m.
Asunto: MARTES 10.- AL HERMANO CAMILO ESCALONA…

Saludos a todos
Al Hermano Camilo Escalona
Ha llegado el momento de escribirte este mensaje Camilo, para reprocharte en mi calidad de sobreviviente de la dictadura militar y como parte de la comunidad de Ex-PP el mucho dolor y critica acerca de tu baja actitud moral, por qué definitivamente nos fallaste a todos. Te deslumbraste por la fantasía maravillosa de las alturas del poder y te quedaste a gozar de la mentira que te contaban los explotadores. 
Como dirigente político fuiste seleccionado y dotado de una amplia gama de información en tu trayectoria para representar al PS y al pueblo y no para convertirte en un caudillo de tus propios intereses. Fuiste un dirigente obrero que se entregó a los amos de la oligarquía nacional por una sonrisa, por un banquete o por unas doce monedas. Esto te coloca indudablemente como traidor entre la inmensa masa de trabajadores de nuestro Chile y de nuestro pueblo y de todos los pueblos.
Cuándo ocupaste grandes cargos a nivel nacional en la política ¿cuándo te preocupaste por todos nosotros que dábamos la cara en Chile o en el extranjero? Cuando los hombres que dicen representar a su pueblo o quienes tienen obligación de servirlo en vez de buscar su felicidad, lo traicionan.
Mientras tú ganabas millones de pesos al mes, como sueldo de ex presidente del Senado, tus compañeros de lucha pasábamos hambre juntos con nuestras familias. ¿En qué momento te acordaste de los que recibían como limosna un salario mínimo? ¿Ho cuando intercediste por la enfermedad de nuestros niños o a la rama que tu también perteneces, que es la tercera edad?
De acuerdo con nuestra experiencia, los supervivientes de Pinochet repudiamos tu conducta porque has sido un miserable y espero que seas valiente y leas hasta el final esta nota. Conociste el mundo de la mentira, de la riqueza, de la vanidad y en vez de pelear ante ellos por nosotros, por nuestra dura y amarga verdad, tranzaste con la oscuridad y te diste por vencido. No volverás jamás a representar en ninguna tribuna a nuestra gente, pero si alguna vez volvieses habría que sellarte la frente con el signo infamante de la traición.
Los trabajadores sentimos lindo vivir con el pueblo. Sentirlo cerca, sufrir con sus dolores y gozar con la simple alegría de su corazón.
Mucha razón tiene el expresidente de Uruguay José “Pepé” Mújica cuando dice: “A los que les gusta mucho la plata hay que correrlos de la política. Son un peligro”.
“El Estado tiene la obligación ética y moral de ser el protector de los pobres” y “la democracia, en el fondo, es repartir poder y eso es combatir la desigualdad de los que tiene menos”.
La memoria no cicatriza jamás.
Gracias.
Nota. No es difícil encontrarme (https://codigodelaluz.blogspot.com).

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: