Open top menu
1968: AÑO DE REVOLUCIÓN – Efectos de guerra de Vietnam (Parte 4)

1968: AÑO DE REVOLUCIÓN – Efectos de guerra de Vietnam (Parte 4)

EndTheWarNow

La clase dominante de Estados Unidos no estaba menos preocupada por lo que estaba sucediendo en México. Siempre cautelosos del rol crucial de México, por sus efectos en la población Latina de Estados Unidos, que es considerable actualmente. Tanto como porque México es la puerta a América Latina. En 1968, la clase dominante de Estados Unidos había tenido suficiente con las convulsiones sociales producidas por la guerra de Vietnam. Un reflejo de ello es que 3,250 jóvenes fueron a prisión por objetar concientemente a la guerra. Un cuarto de millón aproximadamente evitaron ser reclutados y un millón cometió ofensas al reclutamiento. Aún así solo 25,000 fueron acusados y un estudió encontró: “El número de americanos elegibles que se las arreglaron para evitar el reclutamiento por medio de aplazamientos por estudios u ocupación u otros factores llegó a 15 millones”.

Como resultado, como el historiador Arthur Schlesinger júnior escribió. Esto significó que”la guerra en Vietnam estaba siendo peleada principalmente por los hijos de los blancos pobres y los negros, cuyos padres no tenían mucha influencia en la comunidad. Los hijos de la gente influyente estaban protegidos porque estaban en la universidad”. [Michael Maclear, Vietnam: The Ten Thousand Day War, p313.] Los primeros en la lista de ‘gallinas, los que evitaron la guerra pero la apoyaron- fueron George Bush y su tipo.

La matanza de Vietnam fue el factor predominante que provocó el movimiento juvenil internacional en el período anterior a 1968 que explotó en proporciones masivas en ese año. La violencia y destrucción atroces proporcionadas cobardemente por la clase dominante de Estados Unidos por medio de bombarderos B-52 y agente naranja fue tipificada en la masacre de My Lai ese año, y los horrorosos detalles de la cuál solo fueron revelados después. 200 civiles vietnamitas desarmados fueron la cifra oficial del asesinato, pero un autor del ejército de Estados Unidos estima que 700 fueron masacrados. El castigo para el principal instigador de este crimen, el teniente William Calley, fue tan solo de tres días de prisión militar.

Tal fue la publicidad dada por primera vez por la televisión a una guerra, que después de la guerra el presidente depuesto Jonson se arrepintió de no haber recurrido a métodos dictatoriales en la forma en que la Televisión cubrió la guerra “Al principio de la guerra” relató el general Westmoreland, comandante de operaciones de EUA en Vietnam, “el debería haber censurado a la prensa, sin importar lo complejo de los problemas que esto pudiese haber generado”. [Lieutenant General Philip B Davidson, Vietnam at War, p490.] La clase dominante ha subsecuentemente aprendido que una censura oficial no es necesaria debido a que tienen a Fox News de Murdoch, un brazo virtual de propaganda gubernamental incrustado en Irak.

LEVANTAMIENTO INTERNACIONAL DE JÓVENES

El levantamiento de jóvenes en 1968 fue realmente internacional. No solo se manifestó en París o Berlín, sino en otros países como Italia. En realidad, el movimiento en Italia podría decirse fue el más importante en ligarse a la clase obrera y que en ningún otro lado de Europa los estudiantes se las arreglaron para hacerlo tan exitosamente. Algunos calificaron los actos de estos jóvenes como payasadas o, como el sociólogo francés Raymond Aron dijo: “Un teatrito de niños ricos”. Indudablemente, para algunos jóvenes que participaron en ellos fue un caso de ‘sarampión revolucionario’ del que se recuperaron antes de ser reintegrados a la sociedad capitalista. Pero otros sinceramente deseaban un descanso de la tranquila conformidad de la sociedad capitalista y de la alienación de la que Marx habló. El que la idea de que los productores fueron reducidos a engranes en la gran maquinaria del capitalismo tomase lugar aún durante un boom económico fue lo que alimentó la revuelta de la juventud.

Muchos de estos jóvenes eran, potencialmente, levadura para el levantamiento de un nuevo movimiento. En Italia, por ejemplo, se estima que había 100,000 miembros de organizaciones y partidos de ‘extrema izquierda’ entre 1968 y finales de los 70s. Este fue un período de experimentación colosal, no solo en política sino también en arte, música y cultura en general, que poseía el prospecto de liberalización para la nueva generación que era imposible dentro de los rígidos confines del capitalismo. Hubo ‘excesos’ en el movimiento, principalmente debido a la frustración, que en el caso de Italia manaba de la burocrática mano muerta que el Partido Comunista Italiano (PCI) buscaba imponer al movimiento. También se exhibió un gran don, innovación y el florecimiento de grandes talentos artísticos. En la gran espiral de movimientos ‘autónomos’, grupos y organizaciones eran capas en las que los jóvenes buscaban un camino abierto para poder cambiar la sociedad.

Sin embargo, el liderazgo del PCI estaba buscando un ‘compromiso histórico’ con el principal partido de la burguesía italiana en esa etapa, los Demócratas Cristianos, pero enfrentado a está espiral, en su mayoría movimientos positivos de abajo, los dignatarios del PCI se movilizaron para aplastar a los movimientos autónomos en las universidades, algunas veces usando ‘trabajadores musculosos’ para derrotar y aplastar a los estudiantes. Esto, a su vez, llevó a gestos de ultra izquierda, algunos de ellos muy dañinos en la lucha por socialismo y liberación, por ejemplo, el desarrollo de ideas terroristas en las ‘Brigadas Rojas’ y otros grupos armados ‘autónomos’.Por lo tanto una generación se perdió trágicamente en la lucha que pudo haber regenerado el movimiento obrero italiano en un plano mucho mayor, a través del desarrollo de un partido masivo o al menos grande con líneas claras, democráticas y socialistas, alternativo al PCI.

Ver Parte 5  y Final

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

A %d blogueros les gusta esto: