Inicio nacional Resistir la represión con nuevas maneras

Resistir la represión con nuevas maneras

137
0
Compartir

Resistir es un acto de fuerza interior de pura fuerza de voluntad. Quebrar esa voluntad es el objetivo principal de la represión. Lo siguen intentando con viejos esquemas planos, bidimensionales.

Los represores en las calles creen que con su tecnología pueden identificar “la cabeza” del movimiento popular que se moviliza por sus derechos y aspiraciones, que se la juega por la justicia social.

Los represores de oficina piensan en Chile que ahogando la expresión escrita y audiovisual, mediante acuerdos ya históricos entre la derecha pinochetista y la (ex) Concertación, y ahora suman el Frente Amplio, podrán mantener sus privilegios reeditando la política de los acuerdos de la transición, podrán mantener sus privilegios. Deberían reflexionar. No pudieron ahogar en las redes sociales, los medios internacionales e incluso en segmentos significativos de la los medios nacionales, el desbordamiento de su orden neoliberal, de su desorden social.

El represor callejero es un simple peón, un chicle del represor de oficina, que es el dueño del país, o el testaferro diplomado de los dueños y de las corporaciones internacionales que saquean y destrozan la tierra y a su población.

La represión se moviliza para tener la paz sumisa que se respira en los cementerios. Le reprochan agriamente a Piñera no tener huevos para desatar un nuevo festival de sangre, balas y corvos contra la población civil.

El represor de oficina no puede dejarse llevar por su instinto innato, pero ese no lo sabe el represor goma de mascar, el lacayo vestido de verde. Para soltar a los perros salvajes hace falta un escenario que por ahora no se dá. A pesar de todos los esfuerzos por construirlo con provocaciones, con montajes, con falsos encapuchados que al final del día van a dormir a comisarías. No solo son provocaciones baratas, despliegan un inmenso arsenal tecnológico, audiovisual, vigilancia y escucha electrónica. Haremos lo necesario para que no digieran sus errores. Su sistema de análisis plano los lleva a triangular bidimensionalmente un entorno movilizado que no se rige por normas militares verticalistas; un movimiento como como el que se ha construído cada día en Chile es incluso más potente e innovador que el “socialismo en libertad, con empanadas y vino tinto” de la antigua Unidad Popular. Más de cuatro décadas neoliberales a destajo han enseñado mucho a las grandes mayorías sociales de Chile.

Pero el represor de oficina y sus lacayos en la calle, aún opera con el viejo y derrotado esquema colonial del “body counting” que fue derrotado dos veces en Vietnam, una vez en Argelia, así como en Nicaragua, … : La voluntad de resistir no es plana, es multidimensional y muy ágil, muy dinámica. Tiene mil caras y diez mil pensamientos y cien mil acciones. .. y millones de voluntades.

Matar, enceguecer, torturar, perseguir a ciento o mil es poner puertas al mar.

El represor muchas veces no sabe por qué reprime, en cambio aquellos que resisten siempre saben por qué se arriesgan, porque la convicción es el motor de la voluntad.

En Chile existe clara conciencia de que el robo de la plata de todos se hace, se planifica, se ejecuta gracias al instrumento constitucional pinochetista aún válido legalmente.

Ahora vemos que algunos beneficiarios de esa Constitución se aprestan a bloquear o infiltrar para evitar el final del negociado pulpería al que ellos llaman Chile.

El represor de la calle es muy pequeño, el represor de oficina está nervioso. Así es como deben estar; desorientados, pues acá no hay agentes cubanos-bolivarianos, ni infiltrados estalinistas rezagados al armario de la historia.

Entretanto el movimiento popular no cede, los represores pensaban que tras la pandemia el levantamiento social estaba liquidado. Se equivocaron y el intento de homicidio de un muchacho de 16 años por un Carabinero que lo lanzó de cabeza al Río Mapocho, no fue un disuasivo, al contrario en medio de la indignación general el movimiento social se reactivó por todo el país.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.