Inicio crisis económica ¿Para qué se endeuda con el FMI el Banco Central?

¿Para qué se endeuda con el FMI el Banco Central?

111
0
Compartir

Por Sergio Arancibia

EL CLARÍN DE CHILE. mayo 14, 2020

Tanto el Banco Central de Chile como el Fondo Monetario Internacional han informado a la opinión pública nacional e internacional que están en trámites para acordar un crédito del segundo organismo al primero, por un monto de 23.800 millones de dólares.

Esa es una cantidad bastante grande. No es cualquier cosa. Las reservas internacionales del Banco Central de Chile alcanzaban a fines del 2019 aproximadamente a 40 mil millones de dólares. Con el préstamo que está por recibir esas reservas subirán aproximadamente a 63 mil millones de dólares. ¿Para qué necesita el BC aumentar en forma tan sustantiva sus reservas internacionales?

Además, hay que considerar que el Banco Central, dentro de su autonomía, tiene la posibilidad de endeudarse con el FMI o con otros organismos internacionales. Pero a marzo del presente año esa deuda alcanzaba a la modesta cantidad de 1.300 millones de dólares. Es decir, la deuda externa del Banco Central se multiplicará por 19 mediante la operación de crédito que comentamos.

¿Para que necesita el BC esa nueva cantidad de activos internacionales? La respuesta hasta ahora es que se trata de una operación precautoria – es decir, una operación “por si acaso” – el Banco Central llegase a presentar en el futuro cercano dificultades en materia de reservas internacionales.

Pero las reservas internacionales de BC – que se han mantenido relativamente estables en los últimos dos años – se utilizan para pagar la deuda externa del país – que no es lo mismo que la deuda externa del Banco Central o la deuda externa del Gobierno – y para posibilitar las operaciones de comercio exterior. En este país el sector más endeudado con el exterior es el sector empresarial y los bancos. Son ellos los que tienen que tener certeza de que cuando lo necesiten, el Banco Central les venderá los dólares necesarios para servir esa deuda que ellos han contraído y la que seguirán contrayendo.  En materia de comercio exterior es obvio que tanto las importaciones como las exportaciones disminuirán en el transcurso de este año, pues todo el comercio exterior mundial está a la baja. Pero si esas magnitudes mantienen la misma distancia entre ellas, es posible que el Banco Central no se verá requerido de nuevos fondos por ese lado.Advertisement

Una abundante dotación de dólares en poder del Banco Central le permitirá a dicho organismo impedir, a su vez, que el peso se devalúe en el mercado cambiario, si es que la demanda de dólares, para importar, para pagar deudas o para sacar dólares del país, se incrementara mucho. Si los sectores bancarios y empresariales están altamente endeudados necesitan tener acceso en forma habitual al mercado cambiario para poder pagar los intereses y amortizaciones de dicha deuda. Si el peso chileno se devalúa, los empresarios y bancos endeudados tienen que gastar más dinero expresado en pesos, para pagar sus deudas en dólares. Pero la cantidad de dólares que llegarán a las manos del Banco Central aseguran que no habrán nuevas grandes devaluaciones de la moneda nacional pues el Banco Central tendrá fondos como para proveer las necesidades de dólares de los sectores privados.

Podríamos decir, además, que la dosis extraordinariamente alta de dólares que le va a entrar al Banco Central permitirá, mantener la imagen país que los sectores privados necesitan para seguir endeudándose alegremente en el exterior, presentando como garantía implícita la cuantía de dólares existentes en el Banco Central, como también la cantidad de dólares que se poseen en los fondos soberanos.

Una última cosa. Este crédito del FMI al Banco Central pone en evidencia que el país tiene capacidad de endeudamiento en el sistema financiero internacional. Así como se endeudó el Banco Central, para los fines que hemos mencionado, también está abierta la posibilidad de que el Gobierno haga algo parecido, esta vez con el objetivo de poder financiar el mayor gasto fiscal que se necesita para solventar la crisis económica y social en que estamos inmersos.

Por Sergio Arancibia

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.