Open top menu
“Octubre” de Sergei Eisenstein – ver la película

“Octubre” de Sergei Eisenstein – ver la película

 

 

 

Mea culpa

Vincenzo Saverio

Desde luego salta a la vista que estamos hablando de una película de grandes dimensiones y de una inmensa calidad con un montaje espléndido e impactante. Una mirada desde la perspectiva comunista hacía la Revolución Rusa, una mirada, que quizás algunos acusen de panfletaria (que lo es), pero al mismo nivel que centenares de películas “made in Hollywood”.

A pesar de su inmensa calidad cinematográfica, la película se puede hacer bastante pesada, más aún si no estás muy al tanto de los acontecimientos históricos que se narran. Reconozco que este es mi caso… conociendo bastante por encima solo la Revolución Rusa no he podido disfrutar tal como me hubiera gustado esta obra de Eisenstein. Por lo tanto, aún reconociendo su calidad, tan solo le puedo dar, de momento, un 6. Comparándola con “El acorazado de Potemkin”, es en mi opinión, mucho menos dinámica y más difícil de digerir.

Dicho esto, la consigna a la hora de ver esta película está clara… si van un poco verdes en Historia repasen sus apuntes de Bachiller, y después échenle el diente a October. La disfrutarán más.

 

Abajo con el gobierno provisional!!!

Tago Mago

 

Cuantas obras maestras nos ha deparado la propaganda pura y dura. Resulta curioso que la gente desprecia películas por “panfletarias”, cuando una buena parte de las obras maestras del celuloide van envueltas en papel de panfleto, desde John Ford a Eisenstein, pasando por Hawks, Walsh e innumerables ejemplos en la España franquista.

En el caso de Octubre, se utiliza ese sentimiento político exacerbado como motivación, y esto unido a la mano magistral de Eisenstein da lugar a una auténtica obra maestra, cuya influencia es imposible de medir. Siempre me parecerá un director infravalorado, por mucho que se le considere un pionero y pueble las videotecas. Su caso es el mismo que el de Charley Patton en el blues, se le valora académicamente y parece que no se puede disfrutar de sus películas. Y si, hay que volver a destacar el montaje, aunque se haga en cualquier reseña de Eisenstein, es que es de una perfección insultante.

Si no se lleva la máxima puntuación es por la mano de Stalin, que hizo mutilar la obra de Eisenstein: había que quitar casi todas las partes de Trotsky y en lo poco que sale debe quedar como un idiota. En fin…

Levantad vuestros vodkas por Sergei, camaradas.

 

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

A %d blogueros les gusta esto: