Inicio pobreza La pandemia de coronavirus dispara la pobreza latinoamericana

La pandemia de coronavirus dispara la pobreza latinoamericana

132
0
Compartir

SPUTNIK

La CEPAL aseguró que la pandemia del coronavirus podría dejar a casi 40% de los latinoamericanos en la pobreza. ‘En Órbita’ conversó con Pável Isa Contreras, profesor de Economía del Instituto Tecnológico de Santo Domingo, República Dominicana.00:00 / 17:19

El informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) estima que este año el número de personas pobres se incrementará en 45,4 millones respecto al 2019, para alcanzar 230,9 millones.

De ese total, las personas en situación de pobreza extrema aumentarán de 67,7 millones el año pasado a 96,2 millones en el corriente. Esta cifra representa al 15,5% del total de la población.

“Es un golpe muy fuerte de la pandemia como también de las políticas de respuesta sobre la producción. Fue un shock simultáneo en la oferta y en la demanda”, dijo a En Órbita Pável Isa Contreras, profesor de economía del Instituto Tecnológico de Santo Domingo, República Dominicana.

El entrevistado consideró que “los Gobiernos [latinoamericanos] mandaron a paralizar las actividades económicas para impedir los contagios. Pero al mismo tiempo recibieron un golpe externo porque otras economías tomaron medidas similares”.

Una mujer con mascarilla en Brasilia, Brasil

© REUTERS / ADRIANO MACHADO

Relacionado: El COVID-19 convierte a Latinoamérica en una región de cama caliente

La CEPAL actualizó sus proyecciones de crecimiento y estimó que el Producto Bruto Regional caerá 9,1%. El país que más decrecerá será Venezuela, cuya economía se hundirá 26% este año, seguido por Belice y Perú. Argentina, Brasil y México también estarán entre los más afectados.

En cambio, Paraguay será la nación menos golpeada, con un retroceso de 2,3% en su economía. Guatemala quedará en segundo puesto, y Uruguay y Haití terceros.

“La característica distintiva de esta crisis es que tiene un potencial mucho mayor que cualquier otra para destruir el aparato productivo. Mientras otras crisis fueron menos severas, esta generó una contracción también del empleo. Muchas empresas enfrentan ingresos cero, y cuando tienen costos fijos elevados están obligadas a cerrar”, afirmó el docente.

La CEPAL prevé un aumento de la tasa desempleo regional que se ubicaría sobre el 13,5% a finales de año. Con la nueva estimación, el número de desempleados llegaría a los 44,1 millones, un aumento de 18 millones con respecto a 2019.

Renovación en Perú

En su retorno como primer ministro, el abogado Pedro Cateriano —en el cargo también entre 2015 y 2016— se reunió con el presidente del Congreso, Manuel Merino.

TELESCOPIO

Perú y la pandemia de la corrupción: tensión entre el presidente y el Congreso

La relación entre el Ejecutivo de Martín Vizcarra y el legislativo es tensa desde el inicio de la gestión del mandatario en 2018. Los parlamentarios no apoyaron las reformas constitucionales impulsadas por el presidente y la disputa se mantiene.

Otros 12 ministerios modificaron su titular y deberán ser ratificados por el Congreso. Entre ellos Interior, Relaciones Exteriores, Trabajo y Salud.

Uno de los cambios más relevantes es el retorno de la doctora Pilar Mazzetti a la cabeza del ministerio de Salud, cargo que ocupó entre 2004 y 2006. La profesional es la tercera en la dirección de la cartera desde el comienzo de la crisis sanitaria.

“Usualmente, los cambios ministeriales responden un poco al público y es lo que ha hecho Vizcarra desde que asumió el cargo. Suele ser un mensaje como ‘nadie es intocable’, sin embargo es muy malo para la política pública porque no le da estabilidad”, dijo a En Órbita el politólogo peruano José Incio.

COVID-19 presiona a Colombia

Coronavirus en Colombia

© REUTERS / LUISA GONZALEZ

Relacionado: Seis incómodos momentos que muestran las ‘colombianadas’ de la pandemia en Colombia | Vídeos

Preocupa en el país sudamericano el deterioro de indicadores sociales y psicológicos en plena pandemia de coronavirus.

El exministro de Salud, Alejandro Gaviria, dijo a En Órbita que la situación más crítica se da en la capital Bogotá. Sostuvo que existe “fatiga psicológica” de la población a raíz del encierro y que se teme por un pico de contagios a finales de julio.

“Probablemente, en el corto plazo van a seguir empeorando los indicadores sociales. Esta es la última oportunidad para utilizar las cuarentenas estrictas como intervención. Va a ser muy difícil en la ciudad de cara al futuro, más allá de lo que ocurra con el virus, recurrir a este tipo de intervenciones nuevamente”, dijo el entrevistado

En Colombia, las muertes por COVID-19 rozan las 6.000 y los contagios 160.000. Según Gaviria, la falta de camas en terapia intensiva es un problema que crece dado que se podría alcanzar el 100% de ocupación en los próximos días.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.