Inicio Nacional La Constitución depredadora

La Constitución depredadora

201
1

El Comité de Defensa de los Derechos Humanos y Sindicales, fundado por Clotario Blest Riffo Declara al pueblo trabajador de Chile y América Latina, es nuestro deber como defensores de los Derechos Humanos y Sindicales expresar en forma diáfana e inmanente, nuestro absoluto rechazo al proyecto Constitucional que nació de un acuerdo espurio, del Congreso Nacional dejando al constituyente originario, es decir al pueblo de Chile marginado en forma absoluta, negándole toda forma de participación. Este Consejo Constitucional, por lo tanto, es ilegitimo y anti jurídico, por la simple razón que el engendro que salió del Consejo Constitucional, no es una Carta Constitucional, y mucho menos una Constitución de todos los chilenos: este proyecto es más bien un organigrama de empresa privada.

El CODEHS, por lo tanto, pondrá todo su esfuerzo tanto individual y colectivo para llamar a la ciudadanía a votar en contra este 17 de diciembre.

Estamos en presencia de una Constitución depredadora de los Derechos Humanos, que limita, debilita, enclaustra y sobre todo destruye flagrantemente los derechos fundamentales de los ciudadanos.

Una Constitución que consagra el apartheid económico, social, cultural y político, consagrando en forma mucho más nítida el principio de Estado Subsidiario.

Este texto Constitucional tiene como objetivo principal atomizar y destruir el movimiento sindical, no solamente en el ámbito de limitar aún más la huelga, de dejar a la mayoría de los sindicatos de empresa, inclusive a los trabajadores del sector público sin ninguna posibilidad de negociar colectivamente con sus empleadores.

El texto Constitucional elaborado por la casta política al servicio de una minoría plutocrática, comete aberraciones de naturaleza jurídica, llevando al paroxismo el principio de la propiedad privada en todo el ámbito de la actividad económica, inclusive, consagrando como bienes de propiedad privada la seguridad social, a través del control absoluto de las pensiones en manos de las empresas que administran los fondos previsionales, conocidos como AFP, unido a la comercialización de la educación, la salud.

Además, recalcar que artículo 110 y artículo 34 transitorio de esta propuesta constitucional “reaccionaria” también atenta contra la función pública y pone en riesgo la continuidad de servicio público, al atacar el principio de la estabilidad en el empleo, con lo que el Estado se resguarda de botines políticos tras cada elección de nuestra pseudo democracia burguesa.

El CODEHS, organización que promueve y defiende los derechos sindicales, expresa su preocupación por el permanente ataque que este proyecto realiza contra el sindicalismo, como un botón de muestra el artículo 16, numeral 27. Letra c, señala:

La negociación colectiva con la empresa en que laboren es un derecho de los trabajadores, salvo en los casos en que la ley expresamente no permita negociar. La ley establecerá las modalidades de la negociación colectiva y los procedimientos adecuados para lograr en ella una solución justa y pacífica. La ley señalará los casos en que la negociación colectiva deba someterse a arbitraje obligatorio, el que corresponderá a tribunales especiales de expertos cuya organización y atribuciones se establecerán en ella.

No podrán declarase en huelga los funcionarios del Estado ni de las municipalidades. Tampoco podrán hacerlo las personas que trabajen en corporaciones o empresas, cualquiera que sea su naturaleza, finalidad o función, que atiendan servicios de utilidad pública o cuya paralización cause grave daño a la salud, al abastecimiento de la población, o a la economía o seguridad del país. La ley establecerá los procedimientos para determinar las corporaciones o empresas cuyos trabajadores estarán sometidos a la prohibición del presente literal.

Chilenos hemos perdidos todos nuestros derechos sociales, económicos, culturales y políticos con la implementación de un modelo depredador de nuestra vida, llevando a la degradación el principio de la dignidad humana. Ha llegado el momento de perder la apatía, el individualismo, la pasividad y sobre todo el inmovilismo, esto implica que los trabajadores, las trabajadoras, los estudiantes, los pobladores y los pueblos originarios actuemos al unisonó a lo largo de todo nuestra patria este 17 de diciembre todo el pueblo de Chile vota en contra.

Debemos votar en contra de una Constitución depredadora de nuestros derechos.

Comité de Defensa de los Derechos Humanos y Sindicales, CODEHS: Fundado por Clotario Blest Riffo.
Diciembre 2023.

1 COMENTARIO

  1. No es pseudo democracia burguesa, es democracia burguesa. (También admito mis errores semánticos). Otra cosa: el capitalismo es un sistema protegido, tanto por la ley como por la fuerza. ¿Entonces cómo derrotar al capitalismo? Primero derrotando a la fuerza y después cambiando la ley. Los políticos, llamados progresistas, se delatan que no quieren cambios reales, porque pretenden hacer reformas en un sistema que está podrido. Rechazar, es el mínimo de dignidad del pueblo tabajador, pero rechazar es también establecer las bases de todas las luchas sociales que vengan. Un Estado subsidiarizado está limitado a mantener la boca cerrada, mientras los vampiros consumen la sangre de los ya alicaídos burros de carga.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.