Inicio formación política “Fui, soy, seré” – 150º aniversario del nacimiento de Rosa Luxemburgo

“Fui, soy, seré” – 150º aniversario del nacimiento de Rosa Luxemburgo

383
0
Compartir

[“Rosa Luxemburgo” (Imagen: Cassowary Colorizations/ CC)]

 

Caspar Loettgers, Mainz.

Comité por una Internacional de los Trabajadores en en Alemania

4 de marzo de 2021.

 

Este año se celebra el 150 aniversario del nacimiento de Rosa Luxemburgo (5 de marzo), una de las figuras políticas más famosas del siglo pasado. Para el movimiento obrero internacional, es reconocida como una socialista entregada, cuyo sacrificio y aportaciones teóricas al marxismo la convierten en una de las revolucionarias más destacadas de la historia. La proximidad de la fecha de su nacimiento con el Día Internacional de la Mujer (8 de marzo) significa que este año, más que nunca, la valiente vida de Rosa Luxemburgo y sus ideas revolucionarias serán de gran interés para muchos trabajadores y jóvenes.

La “Rosa Roja”, como se la conoció en el movimiento obrero, nació en 1871 en Zamość, en la Polonia gobernada por los rusos. Se convirtió en una activista política a una edad temprana, uniéndose al grupo del “Segundo Proletariado” cuando aún estaba en la escuela. Debido a estas actividades, Luxemburgo se vio obligada a huir a Suiza poco después de terminar sus estudios en 1888. En 1898 se trasladó a Alemania para trabajar en el SPD (Partido Socialdemócrata Alemán), que, a diferencia del SPD alemán de hoy, se estaba convirtiendo en un partido de masas de la clase obrera. En aquella época, los socialdemócratas tenían una clara orientación anticapitalista, invocando la doctrina marxista. Pero ya había indicios de que se estaba produciendo una ruptura entre el programa y la práctica del partido.

Algunos dirigentes del SPD empezaron a revisar la posición marxista de principio del partido. El SPD había salido de la ilegalidad -impuesta entre 1878 y 1890- por las represivas “leyes antisocialistas”, y estaba ganando rápidamente miembros y apoyo. Pero la presión sobre el partido para que “revisara” su legado marxista era cada vez mayor. Cada vez más, los principales miembros y representantes elegidos del SPD se alejaron de las ideas revolucionarias, argumentando que el capitalismo podía superarse gradualmente mediante reformas individuales.

Poco después de su llegada a Alemania, Rosa Luxemburg se sumó a la polémica, adoptando una postura decisiva contra el “revisionismo”. En su notable obra, “Reforma o revolución”, Luxemburg diseccionó los argumentos reformistas de Eduard Bernstein y defendió el programa y los métodos del marxismo.

Rosa Luxemburgo, líder revolucionaria de la socialdemocracia alemana

¿Reforma o Revolución?

 

Muchas figuras destacadas del SPD temían que tanto la legalidad obtenida por el partido como su rápido crecimiento pudieran estar en peligro. Este temor y el crecimiento de un aparato cada vez más burocrático fueron algunos de los factores que los llevaron a evitar cada vez más una clara confrontación con el sistema. Argumentaban que sería posible superar el capitalismo gradualmente, en contraposición al camino revolucionario trazado por Marx y Engels. Rosa Luxemburgo escribió: “Los que… favorecen el método de la reforma legislativa en lugar de, y en contradicción con, la conquista del poder político y la revolución social, no eligen realmente un camino más tranquilo, más sosegado y más lento hacia el mismo objetivo, sino un objetivo diferente. En lugar de lograr un nuevo orden social, la meta pasa a ser simplemente el cambio cuantitativo del viejo orden”.

Mientras el SPD seguía llamándose formalmente un partido revolucionario, las tendencias reformistas que acomodaban al partido con el capitalismo crecían, tanto en el partido, como en el sindicato que dirigía. Este proceso revisionista quedó plenamente expuesto con la capitulación final de la fracción parlamentaria del SPD cuando votó a favor de los “créditos de guerra” necesarios para financiar el papel del imperialismo alemán durante la Primera Guerra Mundial. En diciembre de 1914, Karl Liebknecht fue el primer representante en el Reichstag (parlamento) que votó en contra de los créditos de guerra.

Desgraciadamente, hoy en día en Alemania siguen prevaleciendo las ideas reformistas. Por ejemplo, el DIE LINKE (Partido de la Izquierda), que todavía es considerado por algunos como una alternativa de izquierda en el parlamento alemán (Bundestag), está diluyendo cada vez más su programa y abandonando posiciones anticapitalistas inequívocas para parecer más “corriente” y “creíble”. Su principal motivo es ser visto como un socio de coalición fiable para el SPD y los Verdes, ahora totalmente procapitalistas. Este planteamiento sigue siendo muy cuestionado en el seno de DIE LINKE y en su organización juvenil por aquellos que integran la Organización Socialista Solidaridad (CIT en Alemania), que siguen hasta hoy los pasos de la Rosa Roja.

 

Gobierno

La primera vez que el movimiento obrero abordó seriamente la cuestión de la participación en el gobierno fue en 1899, en Francia, cuando el “socialista” Alexandre Millerand fue nombrado ministro del gobierno pro-capitalista de Waldeck-Rousseau. En una serie de artículos sobre “La crisis socialista en Francia”, Luxemburg expuso su rigurosa oposición a la idea de que la participación en el gobierno no era diferente de la participación en el parlamento. Argumentó: “De hecho, no hay ninguna analogía, sino una completa contradicción: los socialistas entran en el parlamento para luchar contra el dominio de la clase burguesa, al entrar en el gobierno burgués asumen la responsabilidad de las acciones de este dominio de clase”.

Del mismo modo, muchos elementos reformistas dentro de DIE LINKE argumentan hoy en día que el progreso para la clase obrera puede lograrse a través de la participación en el gobierno burgués, mientras que, al mismo tiempo, apoyan los movimientos sociales en contra de tales gobiernos. Pero la lucha por las reformas sociales no es lo mismo que asumir la responsabilidad de las políticas del gobierno capitalista…

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.