Open top menu
El gobierno de la Nueva Mayoría se parece cada vez más al de la dictadura

El gobierno de la Nueva Mayoría se parece cada vez más al de la dictadura

burgos-bachelet

Celso Calfullan

Socialismo Revolucionario

La agenda represiva de la Nueva Mayoría y la señora Bachelet, alentada y fomentada por el Ministro Jorge Burgos, que tiene un claro tinte discriminador y racista, junto con su odio radical contra los grupos de izquierda, que están fuera de su conglomerado, muy bien acompañado por lo demás por su Subsecretario, Mahmud Aleuy, un personaje siniestro y mal intencionado que parece que disfruta reprimiendo los movimientos sociales.

Un ejemplo de esto es la ocupación militar del territorio mapuche, los montajes y la aplicación de la Ley Anti-terrorista, junto con una escalada represiva en la que el gobierno dota a las tropas militarizadas y racistas de Carabineros y la PDI de sofisticados medios represivos para aumentar la cantidad y calidad del castigo a las comunidades mapuche que exigen la restitución de sus tierras.

Hoy existe un estado de sitio de hecho en la Araucanía, donde se utilizan tropas militarizadas de carabineros como sicarios a sueldo de las empresas forestales y los terratenientes, fuerzas represivas que son responsables del arrinconamiento de las comunidades mapuche, todo financiado con dineros del Estado.

La política represiva en todo caso no es solo contra los mapuche, sino contra los movimientos sociales en general, dado que ahora además se están reforzando con nuevas leyes como por ejemplo como la que busca hacer pagar a los padres por los destrozos que se hagan en las marchas y movilizaciones sociales.

Lo que queda claro es que ninguna de estas leyes busca encarcelar a los delincuentes de cuello y corbata que son los que realmente le hacen daño al conjunto de este país y que dañan la vida de millones de chilenos, lo peor de todo es que estas leyes están siendo aprobadas por políticos probamente corruptos.

Por otro lado están desarrollando toda una operación de blanqueo e impunidad que se está desplegando, en el más completo acuerdo entre la Alianza pinochetista y la Nueva Mayoría, todo esto tuvo como punto de partida el nombramiento del Fiscal Nacional Jorge Abbott, que aparentemente para ser nombrado en el cargo, tuvo que negociar y comprometerse a echar tierra a todos los casos donde están implicados miembros de la casta política corrupta.

Para todo lo anterior necesitan dictar leyes urgentemente para acallar a los pocos medios de prensa que todavía tratan de informar, que mejor que una ley mordaza que impida que se informe a la ciudadanía, bajo penas de cárcel, que paradójicamente incluso van más allá que los propios implicados en la corrupción.

Finalmente la ley más dura viene siendo la que permite el control de identidad de las personas sin que exista una razón para el efecto, esto equivale a la detención sin sospecha, por si las moscas o algo así, parece que quieren que nos acostumbremos a la prepotencia y discriminación de la policía, que no brilla precisamente por su tolerancia o  capacidad de discernir.

Los pobres, los mapuche, las caras indígenas en general, los inmigrantes y los pobres estarán permanentemente bajo la lupa de las fuerzas represivas, que están formados con claros criterios racistas y clasistas.

Estamos en un periodo complicado, dado que estamos frente a  gente peligrosa, aplicando leyes peligrosas que son dictadas por un Parlamento corrupto que fue elegido por las platas de personajes tan oscuros como Ponce Lerou, el yerno de Pinochet, el mismo que se apropió de Soquimich bajo la dictadura.

Algunos tenemos la sensación que estamos volviendo a una especie de dictadura de baja intensidad, que estamos viendo una especie de golpe blanco de la casta política corrupta que nos gobierna.

Parece que llego la hora de hacer lo mismo que hicimos contra la dictadura, llego la hora que las masas populares nos rebelemos contra estas políticas dictatoriales, disfrazadas bajo una falsa democracia, que hace rato dejo de representar a la mayoría de la población de este país.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

A %d blogueros les gusta esto: