Open top menu
Guatemala – La selva petenera se extingue

Guatemala – La selva petenera se extingue

Guatemala – La selva petenera se extingue

Hola colegas y amigos:
Primero enviarles un abrazo a todos y todas. Quería compartir con ustedes una serie de artículos que hemos estado escribiendo sobre la depredación de la selva petenera, justo en el lugar donde se encuentran los mas impresionantes sitios arqueólogicos mayas, lugar de vida silvestre, biodiversidad y un ecosistema fundamental para el mundo.
La verdad que me preocupa toda esta situación, y es por ello, que decidimos adentrarnos junto a otro colega en la selva y llevarles la realidad de unos de los pulmones del mundo que desaparece poco a poco.
Para verlos copien la dirección en su barra de busqueda y los llevara directo al primer articulo, por favor tomense un tiempo para leer y enviarlo a todos sus contactos, para que se pegue el grito de alerta y detengamos la depredación de una de las selvas más importantes del planeta.
.
1. La Sierra Lacandona Agoniza más importantes del planeta.1. La Sierra
2. Petén depredado
3. Usurpan áreas protegidas
De hecho al momento de hacer el trabajo de campo y reportear fuimos sacados en dos ocasiones por hombres armados de supuesta propieda privada, cuando la selva es un patrimonio de los y las guatemaltecas, los centroamericanos, los latinoamericanos y de toda la humanidad.
.
Un abrazo desde Guatemala
Marvin del Cid
___________________________________________________________
A CONTINUACIÓN REPRODUCIMOS LOS ARTÍCULOS MENCIONADOS, publicados por el Periodico de Guatemala.
___________________________________________________________
Más de 600 familias usurpan áreas protegidas y sitios arqueológicos de Petén
.

Por: Equipo de investigación

240 familias ocupan Aguacateca, construyen casas sobre montículos y vestigios mayas. La ciudad pertenece al Clásico Tardío, fue la capital del estado de Petexbatun, ocupada entre el año 700 y 800.
Petén vive una situación de alto riesgo.
Grupos de campesinos han usurpado 38 puntos estratégicos de la áreas protegidas de este departamento. En total impunidad, permanecen invadidos parques nacionales, complejos arqueológicos y zonas de usos múltiples. Las acciones de deforestación son realizadas por campesinos provenientes de todo el país, quienes además de depredar la selva, ponen en riesgo los vestigios arqueológicos mayas, considerados patrimonios nacionales.
Según un informe del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN), entre las áreas usurpadas se encuentran Los parques nacionales Sierra del Lacandón, Laguna del Tigre y Yaxhá Nakun Naranjo; así como la Zona de Usos Múltiples de la Reserva de la Biosfera Maya (RBM) y los complejos arqueológicos 1 y 2 de Sayaxché. Todas estas áreas forman parte de los ecosistemas considerados hace más de diez años como pulmones naturales de América. El informe del MARN hace énfasis en que estas áreas agonizan por intereses de familias “agroganaderas” de Oriente y operaciones de supuestos narcotraficantes; quienes utilizan “humildes agricultores” como mano de obra barata para hacer trabajo de campo, abriendo brechas y caminos en la selva y así establecer rutas para trasiego de droga.
Además, especifica que la compra ilegal de tierras en la concesión La Colorada es incontrolable, a tal punto que a pesar de que se han realizado 32 operativos, las acciones no cesan y quienes son capturados son dejados en libertad inmediatamente, a través de medidas sustitutivas o faltas de méritos que otorgan los jueces.
Otros grupos de poder que han usurpado tierras en los Monumentos Culturales Dos Pilas y Aguacateca, ubicados en Sayaxché, al sur de Petén, donde los guarda recursos de Conap han edificado sus viviendas sobre los vestigios Mayas.En estos momentos, la Fiscalía de Delitos Contra el Ámbiente del Ministerio Público (MP), ha identificado a 16 responsables de las grandes usurpaciones en las zonas protegidas y sitios arqueológicos de Petén, que han proliferado entre 2006 y 2007. Las órdenes de capturan ya están giradas y se espera únicamente que la Policía Nacional Civil fije fecha para hacerlas efectivas.
También se está a la espera que las fuerzas de seguridad realicen 12 desalojos en estas importantes zonas, las cuales se encuentran bajo responsabilidad del Consejo Nacional de Áreas Protegidas –Conap-. Debido a la anarquía imperante en Laguna del Tigre, especialmente al norte, y en la Zona de Usos Múltiples (RBM) donde cada día es más evidente la dispu-ta de tierras por parte de familias “agro-ganaderas” de Zacapa e Izabal, la sociedad civil de Petén y organizaciones ecologistas y ambientales solicitaron, en el año 2007, que se implemente de urgencia nacional un Estado de Excepción, donde se suspendan las garantías constitucionales para rescatar las áreas. Los peteneros consideran que esta es la única manera para defender los territorios que controlan hombres fuertemente armados que custodian las áreas invádidas.Responsabilidad del CONAPEl principal responsable de preservar los recursos naturales del país, de acuerdo a la ley, es el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap). Pese a ello, el Sistema Guatemalteco de Áreas Protegidas (Sigap), se encuentra de brazos cruzados mientras las invasiones proliferan.Claudia Santizo, directora del Conap, asegura que la falta de fondos y la poca colaboración de otros entes del Estado son parte de los problemas para cuidar las áreas protegidas. Además, la funcionaria aduce desconocer sobre el tema porque es nueva en el cargo. De acuerdo con expertos nacionales e internacionales en el 2,012 la Sierra del Lacandón habrá desaparecido completamente si no se toman las medidas necesarias y urgentes, lo mismo sucede con el Parque Nacional Laguna del Tigre y con los sitios arqueológicos de la cultura Maya, el mayor atractivo turístico del país a nivel mundial.
La agonía de la Sierra del Lacandón Como un mal incurable, avanzan las acciones de familias “campesinas” que depredan el Parque Nacional Sierra del Lacandón, que abarca 202 mil 865 hectáreas. Esta reserva, ubicada al oeste de Petén, es el segundo parque de mayor tamaño en Guatemala, formado por ecosistemas de gran valor ecológico y cultural como la cuenca del río Usumacinta y los bosques asociados a un sistema montañoso; el área fue declarada parque nacional en 1990.Sin embargo, esta importante reserva natural es amenazada por la usurpación de grandes extensiones de tierra por parte de agricultores, que se presume son utilizados por narcotraficantes como mano de obra barata para hacer trabajo de campo, abriendo brechas y caminos en la selva, según el informe del MARN.
El documento establece que más de ochenta familias se han asentado en Nueva Esperanza, colindante con el estado mexicano de Tabasco. Los pobladores han construido ranchos de paja y madera que han obtenido del bosque arrasado. Además, han aperturado brechas en la selva. En dos ocasiones las fuerzas de seguridad han desalojado el área. Sin embargo, los usurpadores han regresado y ahora ocupan mas de 400 hectáreas (causa MP180-2006).
El Ministerio Público tiene los nombres de los usurpadores identificados, en sus documentos se consigna a Alfredo Zetino Saso, Jaime Anibal Flores Ordóñez y otros dirigentes de la Unidad de Acción Sindical y Popular UASP de ser los responsables. Sin embargo, los desalojos actuales se han suspendido en cuatro ocasiones por diversas razones, entre ellas poco personal de la PNC; la última suspensión fue el 31 de enero de 2008, por orden del Ministerio de Gobernación.
En Arroyo Macabilero, a orillas del río Usumacinta, frontera natural entre Guatemala y México, se han establecido más de 140 familias (causa MPNo. 116-2007), pero los desalojos aún no se han dado.Las acciones legales en esta comunidad se han suspendido seis veces a solicitud de la PNC, la última estaba programada para el pasado 24 de enero de 2008. Otras usurpaciones que han arrasado con el hogar de especies endémicas de flora y fauna, son los asentamientos humanos de Centro Campesino, donde radican más de 100 familias que ya arrasaron con 500 hectáreas de bosque, al igual que en Centro Uno donde también ya se perdieron otras 500 hectáreas; esta usurpación es ocupada por más de 100 familias, otras 20 se han establecido en la Cojimba y 24 en San Francisco.
Javier Márquez, director de Defensores de la Naturaleza, coadminstrador de Sierra del Lacandón, estima que cada familia ocupa entre 30 y 40 hectáreas en estos lugares; como resultado de la depredación la mayoría de especies de fauna son comercializadas, al igual que las maderas preciosas y otros recursos naturales.
.
Vestigios Mayas en riesgo
Los sitios arqueológicos del Parque Nacional Yaxhá Nakun Naranjo y los Complejos 1 y 2 de Sayaxché, son amenazados por grupos de usurpadores liderados por dirigentes campesinos, quienes ponen en riesgo el patrimonio de las ruinas Mayas, segundas en importancia por la visita de turistas después de Tikal.
En Aguadas Nuevas Naranjo, el grupo de Cupertino Súchite Pérez, a quién se le ha suspendido debate por ser el responsable de al menos 17 usurpaciones durante los años 2005, 2006 y 2007, se mantiene al acecho y son una amenaza latente si las autoridades no toman acciones, ya que lidera al menos 65 familias.
Otras 100 familias, identificadas bajo el nombre de Grupo La Bendición, son organizadas por Amilcar Latín y compañeros, quienes amenazan con ingresar nuevamente al parque y así tomar el control de grandes extensiones de tierra (causa MP No. 04-2008).Al sur de Petén, varios grupos conformados por más de 240 familias, provenientes de Cobán, Sayaxché y San Luis, Petén, han sitiado el monumento Cultural Aguacateca, extraoficialmente se sabe que podrían estar construyendo casas sobre montículos y vestigios Mayas. La ciudad de Aguacateca pertenece al período Clásico Tardío, fue la capital del estado de Petexbatun y se calcula estuvo ocupada ente el año 700 y 800.
Se sospecha que los dirigentes de estas usurpaciones son Eduardo Tux, Marcelino Tiul, Domingo Caal y Crisantos Cucul.Los guarda recursos del Conap que custodiaban el Monumento Cultural Dos Pilas, fueron retirados ante las amenazas que mantienen grupos usurpadores identificados como: Nietos de los Mayas, Nacimiento Dos, y otros. Aglutinan más de 350 familias y se sindica como principal responsable a René Ichich (causa MP No.23-2008).
A los dirigentes de estos grupos usurpadores se les asocia con La Pastoral Social Campesina y La Fundación Turcios Lima, ligada a César Montes, funcionario de Fontierras. Sin embargo, este extremo fue desmentido por el excomandante guerrillero, que reiteró desconocer las causas de la usurpación.
___________________________________________________________________
Petén depredado
Uno de los pulmones de América se destruye. Los depredadores en menos de dos semanas son capaces de arrasar alrededor de 10 kilómetros cuadrados. Tras quemar la selva, siembran maíz, luego venden sus tierras a ganaderos y narcotraficantes, a Q10 mil la caballería.
Por: Marvin Del Cid y Luis de León
.
La selva petenera agoniza día a día. Lo que una vez fue uno de los pulmones del planeta, va rumbo a convertirse en una tierra erosionada y aunque parezca irónico, el agua escasea.
Invasores, ganaderos, terratenientes y narcotraficantes son los principales causantes de la devastación. Mientras los depredadores siguen con el exterminio de la selva y vida animal, las autoridades no hacen mayor cosa por evitarlo.
El Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap) no hace mayor cosa para evitarlo. En tanto que el Ministerio Público (MP) tampoco desaloja a los invasores. Es un estira y encoge, nadie asume su responsabilidad. El primer paso es invadir, luego llega la destrucción y quema de la selva. Incluso, muchos campesinos son utilizados para apropiarse de la tierra, que luego queda en manos de grupos más poderosos.
Reporteros de elPeriódico visitaron distintos puntos del municipio de La Libertad… y las fotografías demuestran desoladoras imágenes.
________________________________________________________________
Sierra del Lacandón agoniza: Más de 136 kilómetros deforestados
Deforestan extensa área similar al territorio de las cabeceras de San Marcos, Quetzaltenango o Sololá. Oficialmente no se encuentran registros de quiénes podrían ser los supuestos propietarios de esta finca. Lugareños dan cuenta que las tierras son utilizadas en su mayoría para la ganadería.
Por: Equipo de investigación
.
Las imágenes de la depredación de la selva petenera son evidentes. Basta con accesar a Google Earth para comprobar que más de 136.8 kilómetros cuadrados o 13 mil 600 hectáreas se encuentran totalmente deforestadas. El área no pasa inadvertida, el tamaño de esta finca es similar a la extensión de terreno que tienen las cabeceras departamentales de San Marcos, Quetzaltenango o Sololá. “Una parte de la misma es área protegida y la depredación a la que la han sometido los invasores es similar a la extensión de los municipios de Pachalum, Quiché y San Rafael Pie de la Cuesta, San Marcos; es un terreno tan grande que también se equipara a San Miguel Dueñas, Sacatépequez”, según autoridades del Consejo Nacional de Áreas Protegidas(Conap) y del Ministerio de Agricultura (Maga).La tercera parte de la zona devastada es parte del área protegida y pertenece al Parque Nacional Sierra del Lacandón, son 4 mil 200 hectáreas o 4 kilómetros cuadrados los que han sido usurpados y deforestados.
El resto de la tierra se ubica en la zona de amortiguamiento del área protegida. El asentamiento humano donde se encuentra la extensa finca es parte de la comunidad Tierra Linda Zapotal. Los pobladores indicaron que los terratenientes se han apropiado de cientos de héctareas y las autoridades no hacen nada.
La finca de “los Mendoza”Esta extensa propiedad deforestada que se observa desde los satélites, no tiene un nombre oficial, ni tampoco aparecen propietarios en los registros de la propiedad por ser tierras usurpadas. Pero los lugareños la conocen como la finca de Los Mendoza. El lugar colinda con las comunidades de Las Victorias, La Llorona y Tierra Linda Zapotal, municipo de La Libertad, ubicados a 600 kilómetros de la ciudad capital y enclavado en la selva petenera entre caminos de lodo y terracería.Los vecinos de La Libertad aseguran que el lugar es tierra “sin ley”. “En ese lugar los terratenientes y los invasores están acabando con la poca selva que va quedando”, dice Rómulo Mejía un petenero de nacimiento.
“Invasiones de campesinos, ganaderos y narcotraficantes han hecho de Petén su territorio. Además, la presencia de las autoridades es casi nula, todos los días hay tráfico de ilegales y paso de droga”, comentan los propios lugareños. Los pobladores de las aldeas aledañas, que han sido jornaleros de la finca Los Mendoza aseguran que allí se cultiva papaya y palma africana, el resto de las tierras son utilizadas para crear ganado, comentan.
Aunque con hermetismo algunos campesinos han dicho que existen pistas de aterrizaje y producción de amapola y marihuana, extremo que no pudo ser comprobado pues es imposible accesar al área por los custodios armados que se desplazan por toda la propiedad.Terrenos usurpados custodiados con Mini Uzis y fusiles de asaltoAdemás de la deforestación, la finca que se observa por satélite puede ser localizada por la “Laguna Mendoza”. Esta laguna, según los mapas del Instituto Geográfico Nacional (IGN) y del Archivo de Centroamérica de 1930, se llamaba Laguna de Santa Cruz; sin embargo, no se tiene registro de cuándo cambió al nombre actual.Actualmente, las cuencas de la Laguna Mendoza se encuentran deforestada casi en su totalida. Incluso, una parte es utilizada como potreros durante el verano. Esa laguna junto a Repasto Norte y Repasto Sur son las únicas tres de la reserva, el resto son cenotes y lagunetas que han desaparecido.Dos de las entradas principales a dichas propiedades son resguardadas celosamente las 24 horas por hombres con armas cortas y subametralladoras mini UZIS. Una garita de dos pisos se encuentra en construcción. Dar con el origen de los guardianes de “la propiedad” es cuestión de oído. Su tono de voz es como el del acento de quienes viven en el oriente del país, Jutiapa principalmente. No se tiene un número exacto de cuántos hombres custodian el área, pero se pudo observa más de diez solo en la entrada. Con prepotencia preguntan a las personas que se acercan a los portones de estos extensos terrenos “qué buscan en el lugar”, y refieren que la propiedad es privada y es prohibido ingresar. ¿Privada?, pero al tratar de obtener los documentos en las instituciones, donde deberían estar registradas estas propiedades, no hay explicación de los propietarios ni existen documentos que los acrediten.
.
¿Quiénes son los dueños de las tierras?
Se consultó al Registro de Información Catastral (RIC) de La Libertad, pero en los archivos de esa institución no se tienen datos sobre la extensión o quiénes administran esas tierras. Funcionarios del RIC, que por temor a represalias no dieron sus nombres, indicaron que se habla de la familia “Mendoza” de Izabal, como la dueña, cuyos integrantes han sido sindicados de formar una poderosa banda de narcotráfico.
El RIC aún no hace la medición de esa tierra, pues por falta de presupuesto no han podido llegar al lugar y aseguran que será dificil realizarlo por la cantidad de hombres armados qu resguardan el área.
..
En la alcaldía de ese municipio tampoco existe ningún registro.
En la oficinas centrales del Fondo de Tierras (Fontierra), tampoco proporcionaron el nombre de los supuestros propietarios. Claudia Santizo, directora del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap), reconoció que la finca tiene gran parte de su extensión dentro del área protegida del Parque Nacional Sierra de Lacandón, pero que no se puede hacer nada para sacar a los invasores y muchos menos hacerlos pagar por los daños ocasionados al patrimonio nacional.
Santizo, dice que no conoce el área invadida ni quiénes son los supuestos dueños, se justifica aduciendo que asumió el cargo en enero pasado.
.
Un informe de Defensores de la Naturaleza da cuenta que entre los supuestos propietarios del área se encuentran:
Arcadio Oliveri Sandoval Sandoval, Casta Albert Pinto L. de Sandoval, Hilton Harry Papa Palencia, Silvia Lucrecia Martínez Sandoval, Argelia Yolanda Martínez Sandoval, así como Gustavo Israel Martínez Díaz, Abelardo Martínez Bonilla, Edgar de Jesús Lima Quiñónez, Marco Vinicio Cuéllar Martínez y Francisca Elvira Briz Barillas.
.
La mayor parte de ellos son originarios de Jalapa y de la ciudad capital.
Empleados de la Municipalidad de La Libertad, con preocupación aseguran, que dicha propiedad es de la familia Mendoza, oriunda de Morales, Izabal; aunque no aparezcan en registros.
.
Las primeras pistas de la investigación
El lector de “elPeriódico”, Alejandro Ruano, fue quien descubrió en el sistema Google Earth la enorme área deforestada en Petén. Gracias a la información que él proporcionó a “miPeriódico”, el equipo de investigación pudo ir en busca de más información periodística. Si usted también quiere explorar el área puede acceder a http://earth.google.com y posicionarse en el departamento de Petén.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

A %d blogueros les gusta esto: