Inicio Derechos Humanos 6 de octubre, el Cerro Chena está de luto

6 de octubre, el Cerro Chena está de luto

309
0
Compartir

por Ricardo Klapp Santa María

Hace 48 años, el cerro Chena fue convertido, a raíz del golpe de Estado de 1973, en un centro de detención, tortura, barbarie y exterminio. El 6 de octubre de 1973, 18 prisioneros políticos, fueron masacrados por agentes de la dictadura cívico-militar.

En ese lugar fueron ejecutados o hechos desaparecer más de un centenar de detenidos. Se suman a ello, más de 600 personas, prisioneros políticos que fueron torturados, entre ellas un centenar de mujeres.

Declaraciones e investigaciones judiciales, develan que los trabajadores y destacados militantes comunistas, de la Maestranza de Ferrocarriles de San Bernardo, fueron detenidos el 28 de septiembre de 1973: el pastor Roberto Ávila, Arturo Koyk Fredes, Alfredo Acevedo Pereira, Raúl Castro Caldera, Hernán Chamorro Monarde, Manuel González Vargas, Ariel Monsalve Martínez, José Morales Álvarez, Pedro Oyarzún Zamorano, José Silva Oliva, y Ramón Vivanco Díaz. Además, los jóvenes estudiantes socialistas, que fueron detenidos el 27 de septiembre, Francisco Viera Ovalle y Héctor Hernández Garcés, de 19 y 17 años respectivamente. Igualmente Ricardo Solar Miranda, quien trabajaba de rondín y era militante del MIR,  sumado a los campesinos militantes del MIR de Linderos, Paine, Juan Cuadra Espinoza, Gustavo Martínez Vera y Carlos Ortiz Ortiz. También, a Javier Antonio Pacheco Monsalve, mueblista y  ex GAP, quien fue detenido el 5 de octubre, su muerte fue tormentosa y su cuerpo destrozado a golpes.

Asimismo, Franklin Valdés Valdés dirigente de la Fenats. Juan Martínez Aldana dirigente socialista. Manuel Rojas Fuentes y René Martínez Aliste conscriptos. Vicente Blanco Ubilla, dirigente vecinal. Mauricio Cea Iturrieta, campesino. El regidor de Buin Héctor García García. Buin, Rubén Lamich, dirigente comunista. Muchos compañeros más, fueron asesinados en el cerro Chena. Además, estuvieron detenidos y torturados los Regidores de San Bernardo Doctor Luis Andrade Balcázar, falleció producto de las torturas. Fernando Ávila Alarcón y Bernandino Jara Zúñiga.

El Golpe de Estado, anti constitucional de 1973, fue contra el gobierno electo, donde el terrorismo de Estado, era inseparable de la violencia institucional y económica contra el pueblo. En la primera fase de represión, la dictadura no se preocupó de esconder los crímenes, con el fin de traumatizar al país y lisiar el conocimiento. Su faena y su maldad fueron ideológicas. Fue para aniquilar dirigentes y militantes del movimiento popular.

Entre los torturadores y criminales del cerro Chena, varios de ellos condenados, están los ex-oficiales del Ejército, Iván de la Fuente, Alejandro Emilio Valdés Visintainer y Alfonso Faúndez Norambuena, Julio Cerda Carrasco, los oficiales Víctor Pino Pérez (integrante de la DINA) Andrés Magaña Bau actualmente fallecidos. Sergio Rodríguez Rautcher, Eduardo Silva Bravo, Juan Nielsen Stambuk, Jorge Romero Campos, Carlos Kyling Schmidt, Luis Cortez Villa, Marcial Cobos Farías, Luis Villarroel Contreras, Héctor Maturana Zúñiga, Luis Garfia Cabrera, Víctor Sandoval Muñoz, Jorge Saavedra Meza, Carlos Duran Rodríguez, Hernán Pizarro Collarte, Ciro Ahumada Miranda, Pedro Montalva Calvo, Pedro Montabone Domínguez. El ex-coronel de carabinero Sergio Ávila Quiroga, el ex-prefecto de Investigaciones  Roberto Rozas Aguilera y los policías Oscar Vergara Cruces y Mario Campos Ripley, entre otros terroristas de Estado.

En 2012, se estableció el 6 de octubre como el “Día del Trabajador Ferroviario”, en reconocimiento de los martirizados y en 2018, el Consejo de Monumentos Nacionales declaró Monumento Nacional en la categoría de Monumento Histórico, al Pórtico de Acceso al cerro, ubicado en la carretera Panamericana. A la Escuelita, lugar de torturas en septiembre de ese año, ubicada al nor-poniente de cerro de la muerte y la Casa de Techo Rojo, de la cual, sólo quedan vestigios, donde funcionó como lugar de torturas y exterminio, desde octubre de 1973.

La dictadura, después de asesinar y hacer desaparecer a miles de nuestros compañeros y  compañeras, impuso la Constitución de 1980, la que fue elaborada sobre la sangre, las torturas, las delaciones y el odio de los golpistas contra el pueblo. Impusieron el negacionismo y la relativización de las masacres y exterminio de miles de luchadoras y luchadores sociales.

Las familias y las organizaciones de derechos humanos, exigen que se construya un Memorial, en homenaje y reconocimiento de las víctimas del genocidio, con la participación del pueblo afectado por la tormentosa dictadura.

RICARDO KLAPP SANTA CRUZ

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.