Inicio Derechos Humanos Un canto de esperanza en mi prisión de emboscada, campo de concentración

Un canto de esperanza en mi prisión de emboscada, campo de concentración

54
0

Por   MARTIN   ALMADA (*) desde Paraguay

(-)

Mi traslado de una cárcel a otra   era por  MALA CONDUCTA, es decir desobediente  e  indisciplinado.  Un loco  de remate. Cuando fui traído al Campo de Concentración  de Emboscada me  “depositaron en la Celda 7” entre los “  prisioneros tibios “ después descubrieron mis antecedentes y fui traslado a la Celda 12  donde estaban los  supuestos radicalizados  terroristas.

Según mis represores intelectuales  de la  Asociacion Nacional Republicana,Partido Colorado,ANR, mi  antecedente me  condena sobre todo mi origen de clase:

Hijo de madre soltera, de  Lidia Almada, analfabeta, profesión lavandera de los señores de la empresa taninera anglo/argentina, lugar : Puerto Sastre,  inhóspito Chaco Paraguayo  con 4 títulos profesionales : Agrónomo, Licenciado en Pedagogía, Abogado  especializado en Derechos Humanos y doctor en Ciencias de la Educación, Universidad Nacional de La Plata, Argentina. Un típico instigador natural de la rebelión de los infelices. Para más ex director del Instituto Alberdi de San Lorenzo donde con mi primera esposa, la educadora Celestina  Pérez, hemos aplicado un modelo de educación popular  alternativa  como plantea el destacado educador  brasileño para despertar la conciencia. Una educación  que sepa menos de cosas y más sentimientos, más valores éticos, más  PATRIOTISMO.

Pienso además que mi niñez llena  de miseria  determinó  el rumbo de mi vida contestaria.(1937/1942) de rabia contra la injusticia y mucho amor  al prójimo. La experiencia comunitaria con los indígenas de Karcha  Balut de mucha solidaridad  que no se sentía  entre los “blancos” selló  mi compromiso  con las poblaciones ancestrales.

                 MIS  NOCHES   CARCELARIA  DE INSOMNIOS

Recuerdo que  el 5 de octubre de 1975 el grupo revolucionario Montonero copó violentamente el Aeropuerto de Formosa ,Argentina, protegido por  el  regimiento de Infantería de Monte a 40 kms de Asuncion.

Recuerdo también que el 7 de setiembre de 1976 se abrió oficialmente el Campo de Concentración de Embocada, a  45 km  de Asuncion con mas de 400 prisioneros políticos.

La  Secretaria de prensa y propaganda de la dictadura alertaba  a la población del país del peligro del avance del grupo revolucionario argentino  para liberarnos. En consecuencia, el estado de alerta en nuestra prisión era permanente  sobre todo en altas horas de la noche  a través de tiroteos  de sus metralletas que nos despertaba y asustaba.   Por  eso  muchas veces sufrí insomnios obligándome a recordar   mis experiencias educativas  sindicales  y dedicarme con más ahínco a mi tarea de alfabetizar  a mis compañeros  campesinos con la metodología de la educación liberadora de Paulo Freire.

Otra   importante  tarea que cumplí los días sábados era  animar el encuentro cultural. Asi  nació  la ejecución del himno campesino, canto de  fraternidad y esperanza. ÑEMITY ( A  CULTIVAR) de Carlos Federico Abente y  música de Jose Asuncion Flores en guaraní y en castellano  cuyas 2 estrofas es  asi:


A cultivar,que renazca en la tierra el amor,
que maduren las mieses del sol,
que haya campos de blanco algodón.

A cultivar, que en los sueños florezca el ideal,
que haya el día de la redención,
elevar la Nación.

Los directores de la ejecución  nuestro himno  carcelario fueron  Alfonso Silva y Mauricio  Schvartman, ambos  dirigentes del Partido Comunista.


En la década del 70,  siendo  director del Instituto “Juan B. Alberdi de la localidad de San Lorenzo el  sacerdote católico jesuita, Pascual Páez, me obsequió, una fotocopia del libro de Paulo Freire “La Pedagogía del Oprimido” que cambió el rumbo de mi existencia y el de  mi finada esposa, Celestina Pérez. La aplicación de su metodología provocó la ira del entonces Ministro de Educación Raul Peña quien fue informado a través de la policía secreta de mi pueblo. (Seccional Colorada  Stronista).

 En aquella época todos los trabajos educativos de Paulo Freire fueron considerados   diabólicos / comunistoides que atentaba contra la civilización occidental y cristiana. En ese tiempo  el Sacerdote Páez era el Responsable del Programa de Social de la Universidad Católica y apoyando con su equipo de estudiantil la construcción de la VILLA DEL MAESTRO DE SAN LORENZO, nuestro  proyecto.

Por haber promovido  la cooperativa de educadores para la construcción de viviendas dignas y salario digno, llevado adelante   festivales musicales argentinos, por haber exhibido  la película  mexicana “EL PROFE” de Cantinflas, de contenido social fui acusado de EDUCADOR SUBVERSIVO y TERRORISTA INTELECTUAL .

 MI situación empeoró cuando reclamamos un aumento de sueldo de los maestros de 50 por ciento y  que termine la condición de maestros/,as “esclavos” ( sin sueldos). Me acusaron  que por mi culpa se estaba incubando un ambiente subversivo en el Instituto a mi cargo y también  a nivel nacional.

Para  la dictadura militar  toda lucha social es un hecho político. Todo hecho político es un hecho subversivo. Todo hecho subversivo debe ser reprimido   para asegurar la democracia  sin  comunismo.

Las  contradicciones  sociales del país y las misma contradicciones  carcelarias fueron  motivos  de   interesante  diálogo con mis  compañeros  de celdas Antonio Bonzi y Juan Salazar Villagra. Ambos  destacados abogados  sin olvidar a  Esteban  Riquelme, ex oficial de Justicia y Alcides Molinas, destacado dirigente sindical del magisterio.

Sosteníamos  que la dictadura paraguaya vigente estaba fuera de la realidad social, del país y del mundo, sin ninguna capacidad de autocrítica. Entonces ,  la tarea más urgente con la que debemos de enfrentar, una vez agotado el diluvio neoliberal será la reconstrucción del Estado para la producción de conocimientos y herramientas necesarias para fortalecer  una cultura de paz  en Paraguay y en la Región latinoamericana.

Finalmente, vale la pena recordar al gran poeta chileno, victima del PLAN CONDOR, Pablo Neruda que nos dejó este mensaje de esperanza : “Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera”. .

(*)  PREMIO NOBEL ALTERNATIVO 2002 y  MIEMBRO DEL COMITÉ EJECUTIVO DE LA ASOCIACION AMERICANA DE JURISTAS (AAJ).

Artículo anteriorTurquía – OTAN, los kurdos y las elecciones presidenciales
Artículo siguienteEl saqueo a la minería en Chile

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.