Open top menu
Perú – La odisea de Saúl

Perú – La odisea de Saúl

Jorge Paucar Albino.  Kaos en la red.

El huaracino Saúl Luciano Lliuya reclama a la empresa alemana RWE por el deshielo de los glaciares en Huaraz. Este jueves tuvo su primera audiencia en Alemania y hay segundo round en este caso de David versus Goliat.

 La historia del campesino peruano que denuncia a un gigante energético por el deshielo en Huaraz

Saúl Luciano Lliuya, agricultor y guía de montaña, viajó a Alemania en busca de lo que considera justo: que la empresa energética alemana RWE le pague 17,000 euros para obras que protejan las lagunas de Huaraz y otros 6,300 para tomar medidas preventivas ante posibles inundaciones producto del deshielo de los glaciares de la Cordillera Blanca.

El Tribunal de Essen (oeste de Alemania) realizó este jueves la audiencia por este caso, en el que Lliuya no pudo tomar la palabra, ya que la vista estuvo a cargo de los abogados de la ONG ambientalista alemana Germanwatch.

Lliuya no pensó que por su causa llegaría a viajar hasta Europa. Su sensibilidad por el medio ambiente se debe a que se desempeña como campesino y guía de montaña en Huaraz. Con el pasar de los años, fue testigo del deshielo de los glaciares de la Cordillera Blanca y del consecuente aumento del volumen del lago Palcacocha, que desde el 2003 ha cuadruplicado su tamaño.

Luciano encontró la explicación en el aumento de la temperatura, en el cambio climático. Consciente de esto, en ese momento solo faltaba encontrar a los responsables hasta que en diciembre del 2014 se puso en contacto con los ambientalistas de Germanwatch en el marco de la COP20 que se realizó en Lima.

La ONG alemana le informó sobre las 50 empresas más contaminadoras del mundo y le aconsejó a Lliuya que presente una demanda contra la gigante energética alemana RWE como responsable indirecta del calentamiento global y del deshielo de los glaciares en Huaraz.

El pedido del campesino peruano es que se le de dinero para construir un dique que “prevenga una posible inundación de la ciudad y garantice la seguridad de los turistas europeos y norteamericanos que visitan la región” en caso el lago Palcacocha provoque inundaciones en la zona, según Lliuya.

“Están destruyendo los Andes. Y esto es muy triste. No solo para mí, mi familia o todos los que vivimos ahí. Es triste para todo el mundo”, dijo Luciano a Efe luego de la audiencia en el tribunal alemán.

Los abogados de RWE argumentaron que no pueden responsabilizar a la empresa por el cambio climático en el mundo, ya que hay otras causas como el tráfico aéreo o la sobreexplotación agrícola, por ejemplo. Señalaron además que las obras de prevención ante desastres en Huaraz deben ser pagadas por el Estado peruano.

El presidente del tribunal alemán pidió que se pruebe la relación entre las emisiones provocadas por la alemana RWE y el deshielo de los glaciares en Huaraz. Ahí encuentra dificultades la denuncia de Lliuya. Pero en caso se admita su demanda o luego consiga una victoria, se vendría una ola de demandas de ciudadanos u organizaciones contra empresas de todo el mundo.

La siguiente audiencia se realizará el próximo 15 de diciembre, pero Luciano no cree volver. “Está muy lejos, cuesta mucho dinero y me quita mucha vida”, dijo Lliuya, quien estuvo cuatro días en Alemania “viviendo en casa de amigos de la organización”. Además, regresa a Perú decepcionado porque no pudo “expresar aquí y por mí mismo toda la tragedia que se nos viene encima”.

De todas maneras, hay segundo round entre David y Goliat en una causa para hacerle frente al cambio climático que está afectando la Cordillera Blanca en Perú.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

A %d blogueros les gusta esto: