Inicio Internacional Para salir de la lógica del Consenso de Washington, solo lo podemos...

Para salir de la lógica del Consenso de Washington, solo lo podemos hacer con la Patria Grande

247
0

Agencia Popular de Comunicación

por Fernando Alfredo Cantero.

Se trata de dos concepciones políticas distintas: mientras nosotros nos declaramos demócratas, populares y revolucionarios, ellos toman posiciones conservadoras, criticando solo medios y olvidando de exprofeso que estamos en una crisis de fines. No queremos caer en la política que ellos practican y que se puede definir como la “política antiperonista”, política viva y enérgica, de critica a un régimen corrompido, sin resoluciones, sin contenido ideológico renovador, sin doctrina de inspiración popular, sin nada, que esperance a las nuevas generaciones.

Congreso del Movimiento de Intransigencia y Renovación año 1951

Diferencia entre Intransigentes y Unionistas en el Radicalismo

Alejandro Gómez

Los pobres que votan a la derecha, son como los perros: cuidan la mansión, pero duermen afuera”

John William Cooke.

La Argentina durante el Siglo XX, tuvo dos fuerzas que sostenían un proyecto emancipador, que en lo esencial acordaban, el Radicalismo que abrevaba en el documento de avellaneda y el Peronismo de las tres banderas, el Siglo XXI nos encuentra en una encrucijada donde el Partido de la Patria para Don Hipólito Yrigoyen la UCR, está atado al carro del anti pueblo y el Peronismo Movimiento de los Trabajadores y la Justicia Social, en su versión Justicialista fue el que impuso el Consenso de Washington en la década del 90 del Siglo pasado.

Debemos recuperar un Partido para la Patria, haciendo hincapié en lo mejor de estos 40 años el Alfonsinismo y el Kichnerismo, pero sabiendo que la salida es junto a la Patria Grande.

Estamos viendo que en el mundo pero especialmente en América latina, nos debatimos entre volver ha fines del siglo XIX, perdiendo todos los avance en materia social conseguidos en el último siglo o los mantenemos y seguimos avanzando.

El hermano Pueblo Peruano está llevando adelante una lucha que debe ser la lucha de todos los que defendemos la soberanía y la justicia social.

Por eso debemos hablar del capítulo de las reformas Constitucionales que se llevaron adelante en la década del 90 del siglo XX, estas la consolidación del proceso Neoliberal en nuestro continente, terminaron con las Constituciones sociales en los países donde las tenían y pusieron las bases jurídicas de este proceso de exclusión que significa el nuevo proceso civilizatorio que es el Neoliberalismo.

Conocidas como las Constituciones del “Consenso de Washington”, para los Constitucionalistas las de tercera generación, la primera se dio en América Latina ha mediados del siglo XIX aproximadamente, las de segunda sucedieron casi cien años después.

Las primeras surgen de la lucha entre los sectores conservadores de los nuevos países de nuestro continente más ligados al pensamiento hispanista y los sectores liberales que en el siglo XIX eran los portadores del cambio y la puesta en marcha de la independencia y los derechos civiles, en la mayoría de los países se dieron como referente la Constitución de los EEUU, esto significaba un predominio de la ideas liberales

El siglo XX se inicia con la Revolución Mexicana la llegada de la primera Constitución social y el inicio de la segunda generación, debemos destacar que México hasta la fecha realizo 707 reformas a su Constitución, si no fijamos en la de EEUU solo 27 enmiendas, que no es lo mismo que un proceso de reforma.

En nuestro país la Constitución de primera generación en 1853 se da luego de la batalla de Caseros, donde derrocan al Gobernador de Buenos Aires Don Juan Manuel De Rosas, un fuerza integrada por federales encabezado por Don Justo José De Urquiza, con unitarios donde el ideólogo de este sector era el Tte. Coronel “Boletinero” Domingo Faustino Sarmiento y fuerzas extranjeras, este hibrido que fue vencedor en Caseros, no podía hacer otra cosa que una Constitución en el mismo sentido.

En los primeros treinta y cinco artículos de derechos y garantías, encontramos contradicciones, el hibrido del que hablábamos más arriba se da en la letra, la supuesta Constitución liberal de 1853 sostiene al culto católico apostólico romano en su artículo 2º, letra conservadora, en el 14º en su final tendrá derecho a profesar libremente su culto, letra liberal, el triunfo federal seda en los artículos 1º, 3º, 4º, 5º y otros, pero si avanzamos veremos como los unitarios tuvieron sus triunfos, podemos decir que artículo 22º para los tiempos que se vivía donde la forma de Gobierno estaba en disputa y no cerrado con caseros, el 22º: “El Pueblo no delibera ni gobierna, sino por medio de sus representantes y autoridades creadas por esta Constitución. Toda fuerza armada o reunión de personas que se atribuya los derechos del pueblo y peticione a nombre de este, comete delito de sedición”. Con lleva que la fuerza nacional es la que pone orden y solo el que tiene la posibilidad de armarla es Buenos Aires, se verá en los años subsiguientes en las batallas tanto de pavón como las que siguieron, la reforma de 1860 dejara claro el poder hegemónico de Buenos Aires sobre las provincias, el artículo 26º la libre navegación de los ríos, fue una derrota terminal, de nada sirvió la vuelta de obligado o punta quebracho, la derrota en la letra de la Constitución fue lacerante y permanente, donde los unitarios hincaron el diente.

Constitución Social en Argentina.

Que paso en la Argentina con la Constitución social, esta se dio en 1949, realizada por el primer gobierno Peronista, donde un constitucionalista tuvo una accionar brillante Arturo Sampay, constituyente por el partido Peronista, este fue su vocero que trabajo codo a codo con el Presidente de la Asamblea Constituyente Domingo Alfredo Mercante, Sampay fue asesor en la Asamblea Constituyente que dio la primera Constitución social del País en 1933 en la Provincia de Entre Ríos, el joven abogado Arturo Sampay militante del Radicalismo Yrigoyenista, trabajo en esa Asamblea, la reforma de Entre Ríos la llevo adelante el Gobierno Radical y Sampay utilizo toda la experiencia absorbida en esta para ser la figura descollante de la Asamblea de 1949, donde la UCR se retiró, luego de un profundo y conceptual discurso, pronunciado por Moisés Lebensohn donde impugnaba las formas pero no el contenido, los derechos laborales y sociales, la defensa del subsuelo de nuestra Patria y sus recursos naturales, todos contemplados en esta Constitución, fueron materia del Gobierno de Hipólito Yrigoyen y figuraban en la declaración de Avellaneda de 1948, solo le faltó el derecho ha huelga.

El golpe de 1955, entre otras cosas derogo la Constitución de 1949, esto llevo a que la dictadura llamara a una Asamblea Constituyente en 1957, donde se proscribió al Peronismo, con la mayoría del ya escindido partido Radical en del Pueblo e Intransigentes, logrando las bancas mayoritarias UCRP Y UCRI, las demás se la repartieron entre Laboristas, Conservadores, UF, Demócratas Cristianos, Demócratas Progresistas, Socialistas y Comunistas, esto permite que retirándose la UCRI en su totalidad, pero lo hace tras un discurso del presidente de su bancada Oscar Alende, tras un debate dialectico con el Radical Unionista Arturo Matho que quería se tomara lista y se procediera a la elección de la comisión que rédate el reglamento, Alende planteaba que primero procedía la impugnación de dicha Asamblea, Matho logra que se pase lista y el bloque Intransigente utiliza una forma que elude las formas y cada convencional de esta fuerza cuando es nombrado, contesta como ciudadano y no como convencional, esto fue el preámbulo del discurso de Oscar Alende donde plantea la ilegalidad fundado en el artículo 30 de la Constitución Nacional donde determina que la necesidad de la reforma lo plantea el Congreso con el voto de las dos terceras partes al menos de sus miembros, luego de terminado el accidentado discurso de Oscar Alende que fue interrumpido varias veces por la oposición, la bancada Intransigente se retira para no volver, lo mismo hacen nueve convencionales Sabattinistas encabezados por Mario Roberto –redactor de la fe doctrinaria del Radicalismo- y otros Laboristas encabezado por Cipriano Reyes, la Constituyente quedara con un quórum mínimo se necesitaba ciento cuatro y solo quedaron ciento diez, trabajo arduamente Crisologo Larralde Presidente de la Unión Cívica Radical del Pueblo, viajando ha Santa Fe para la redacción del artículo14º bis, dentro de la Constituyente llevara la defensa del artículo el convencional Entrerriano Luis María Jaureguiberry, la discusión empezara el lunes 21 de Octubre al mediodía y terminara la madrugada del viernes 25, aprobado el artículo 14 bis, la constituyentes queda sin quórum, la UCRP salvara su doctrina fundada en la declaración de avellaneda y el programa electoral de 1952, pero la realidad es que el capítulo III de la Constitución de 1949 de los derechos sociales sobrevivió, el único agregado el derecho ha huelga.

De todos modos el retiro de la bancada de la UCRI, sentada en bases de verdad, permitió la continuidad de la Constitución de 1853-60 salvo el artículo 14 bis al cual nunca lo hicieron operativo, si la presencia Intransigente continuaba podrían haber impuesto el programa de avellaneda.

Constituciones de la década del 90 del Siglo XX o triunfo del Consenso de Washington.

En la década de 1990 el continente de América latina sufre una andanada de reformas Constitucionales, tempranamente se da la reforma de la República de Chile en 1980, País que fue elegido por Chicagos Boys para imponer el programa de Milton Friedman, tras el golpe 1973 donde gobernaba un gobierno de caris Socialista que asumió por el voto popular, imponen la lógica salvaje del Mercado, en este País fue ha sangre y fuego, pero las las reformas realizadas en los 90 tienen las formas democráticas, Colombia 1991, Paraguay 1992, Guatemala 1993-94, Bolivia 1994, Perú 1993, solo algunas de todas las reformadas con la marca Neoliberal, donde se ponen las bases de un sistema extractivista y para eso se debe arrasar con el estado.

Para poner el foco en nuestro País, la reforma de 1994 llego para darle jerarquía Constitucional al desguace del estado y en su artículo 124 donde se le permite a las provincias explotar el subsuelo, área reservada a los Gobiernos Nacionales la predica que siempre defendieron las fuerzas Nacionales y Populares, para que las Provincias no sean avasalladas por Multinacionales, tanto Hipólito Irigoyen a través de las intervenciones Provinciales sobre las administraciones que querían negociar por su cuenta y dándole jerarquía Constitucional en el artículo 40 en 1949 el Gobierno de Juan Domingo Perón.

Lo del subsuelo del artículo 124 lo podemos explicar en la teoría de la densidad del economista Aldo Ferrer, no es lo mismo que negocia el estado Nación que uno Provincial, Aldo Ferrer utilizo esto para marcar como un estado como el Argentino, luego de la privatizaciones, se quedó sin empresas productivas, esto lo lleva a no tener densidad y perder fuerza con la grandes empresas tanto la formadoras de precio, como las transnacionales o multinacionales.

El Pueblo Peruano lucha en las calles por su democracia, no solo una democracia formal, sino aquella que la regrese a la Constitución promulgada en 1980, pero discutida durante 1979 presidida por Don Raúl Haya de la Torre, pero donde míticos dirigentes de la izquierda trokistas participaron: Hugo Blanco y Ricardo Napuri, además de un muy joven dirigente APRISTA Alan García, la filosofía de esta Constitución fue a grandes rasgos; “Son deberes primordiales del Estado defender la soberanía nacional, garantizar la plena vigencia de los derechos humanos, promover el bienestar general basado en la justicia y en el desarrollo integral y equilibrado del país, eliminar toda forma de explotación del hombre y de este por el Estado”, esto es lo que planteo Pedro Castillo desde una gran debilidad, pero los defensores de la Constitución de 1993 impuesta por Alberto Fujimori, que termino con la prohibición de los monopolios y oligopolios para hacerse del acaparamientos de la actividad industrial y mercantil y con la de 1993 impone que el Estado solo facilita y vigila la libre competencia, permitiendo que hoy el Perú este siendo destripado, llevándose de sus entrañas las riquezas y hambreando al Pueblo, pero este lucha en las calles poniendo su cuerpo, lo único que le dejaron luego de que el Neoliberalismo y el consenso de Washington les robaran todo, menos la esperanza y su historia, desde esa plataforma en el Perú el sol saldrá nuevamente para su Pueblo.

Una marca que distingue a las Constituciones del consenso de Washington, la doble vuelta, donde en la primera le diluyen toda la fuerza en el parlamento al futuro Presidente que surge de la segunda vuelta.

Que debatimos en la Argentina de hoy

Estamos presos de la letra de la Constitución de 1994, Gobiernos provinciales negociando sus riquezas minerales, como el litio, el oro, la tierras raras, etc., sin una estrategia Nacional, frente a grandes oligopolios y monopolios, una justicia que actúa en reemplazo de lo que fue el otrora Partido Militar, el articulo 114 crea un consejo de la magistratura, regulado por una ley, esto que viene a reemplazar la elección de jueces que se realizaba a propuesta de los Senadores, la idea era sacarle la mirada partidaria y su influencia, termino siendo el coto de caza de la familia judicial y los poderes facticos económicos y mediáticos.

Seguramente no era bueno la elección de jueces con la sola mirada partidaria, pero peor es la actual donde la Sociedad está totalmente ausente.

La actualidad lo demuestra, supremos que se atreven ha utilizar leyes derogadas, algo que el filósofo de las leyes Hans Kelsen marcaba como la ley derogada es una ley muerta, la Corte Argentina logro el regreso de la muerte de una ley, el actual Presidente de la Corte Jorge Rosatti se erigió en Presidente del Consejo de la Magistratura, cuando se pierde la ética en el proceder del funcionario público, se está en el zaguán de la inmoralidad.

Debemos definir como construimos una nueva Constitución, donde el principal constructor sea la Sociedad y no los abogados, hoy la diferencia entre Constitución Material y la Sociológica es abismal, se terminó con los balances, uno de los poderes esta sobre los otros dos y es justamente el que menos control social tiene, más allá de la opinión que se tenga del sistema político, esta ha consideración del Pueblo, en el ejecutivo cada cuatro años, en el legislativo cada dos años, el Poder Judicial tienen la prerrogativa de ser elegido juez y se puede estar cuarenta años en el cargo, por eso el poder económico no utiliza más al partido militar, tienen un aliado permanente que es la llamada “justicia” o mejor dicho Poder Judicial.

La tarea construir el poder del Pueblo, ya no podemos solo, la tarea es de América latina, el Mercosur, el UNASUR y la CELAC los instrumentos.

Una Patria Grande donde defendamos nuestras riquezas en conjunto, el objetivo: la equidad, igualdad con justicia, para terminar con el hambre de nuestros Pueblos y construir un despegue para la región, el camino es claro, solo tenemos que elegir los/as dirigentes que tengan el valor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.