Inicio Uncategorized Mis medios de comunicación preferidos, alternativos al sistema dominante (página en constante...

Mis medios de comunicación preferidos, alternativos al sistema dominante (página en constante construcción, agregando nuevos datos y medios y sacando los obsoletos)

295
0
Compartir
 
 
“No hay revolución verdadera, ni hay consolidación de un proceso revolucionario si no hay una profunda revolución cultural”
Álvaro García Linera
 
 
Álvaro García Linera: “No hay victoria política duradera sin una victoria cultural previa”
 
 
Ayuda a dar a conocer esta lista, ayuda a completarla.
La lista completa puede servir para los que deseen elegir entre el abanico diverso de corrientes de pensamiento y puedes hacer una más restringida para amigos, familiares, compañeros, según sus intereses, mostrándoles que hay maneras de informarse y divertirse mediante medios de comunicación alternativos al sistema dominante.
 
Educación popular, auto-educación, compartir conocimientos, no le echemos la culpa siempre a los demás
 
 
Libertad Alegría:
 
El facho pobre o fachiturro, no nace por generación espontánea, es producto de la manipulación del poder, es producto de la pésima educación, es producto de nuestro propio abandono de los territorios, es producto de varios factores y de nuestra propia incapacidad de educar a nuestros pares.
 
Se peca muchas veces, de soberbia e intento de ganar una conversación, poniendo el ego personal por sobre el objetivo de lograr reflexión crítica en el otro, muchos que han conseguido estudiar, no vuelcan sus saberes hacía la educación popular, el desapego de la identidad de clase parece ser el resultado esperable y lamentable, he sabido de correos electrónicos de compañeros donde en su firma escriben todos sus títulos, como si con eso se justificara toda su existencia, una especie de currículum reducido, donde se deja bien claro que alguna wea estudió, pero eso no se traduce, por lo general a educar al “facho pobre”, a conversar desde lo sencillo y en sencillo.
 
Sí todas y todos, ocupáramos nuestras destrezas comunicativas en cada conversación espontánea, y en lugar de tratar de lucirnos, escucháramos al otro, usáramos la dialéctica, en razón de dialogar, argumentar y discutir, quien sabe, podríamos estar ganándole espacio a esa ignorancia que tanto daño hace y al mismo tiempo haríamos un ejercicio de humildad que nos volvería a lo sencillo, a lo realmente nuestro, a nuestra clase.
 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.