Inicio Salud Lo bueno, lo malo y lo feo que esconden los plátanos

Lo bueno, lo malo y lo feo que esconden los plátanos

99
0
Compartir

SPUTNIK

El nutricionista Mijaíl Ginzburg ha explicado los beneficios, perjuicios y las consecuencias estéticas que puede causar el excesivo consumo de plátanos, también conocidos como guineos o bananas. ¿Realmente son más beneficiosos que otras frutas?”

Contienen unas 70-80 calorías por cada 100 gramos. En comparación, las manzanas tienen 56 calorías por cada 100 gramos, y las naranjas, entre 50 y 52″, explicó.

En una entrevista con el medio ruso Zvezda, Ginzburg sugirió que los plátanos no son mejores que otras frutas. Además, son más calóricos y por eso su consumo no es recomendable en exceso y mucho menos para personas que necesitan o desean bajar de peso.

Según él, existen afirmaciones de que los plátanos ayudan a combatir el insomnio, pero son bastante ambiguas. También señaló que hay otros alimentos que favorecen la producción de serotonina y melatonina, como las cerezas.

“En mi opinión, el insomnio es algo secundario, situacional. Es decir, si una persona tiene, por ejemplo, un préstamo impago o problemas familiares, es poco probable que un plátano le ayude”, subrayó.

Los plátanos verdes y los maduros pueden tener bastantes beneficios para la salud siempre y cuando se los sepa consumir adecuadamente debido a que esta fruta, al igual que muchas otras, cambia las proporciones de sus nutrientes durante su maduración.Cuando las frutas aún no están maduras suelen ser más ácidas, ya que la producción de azúcares aumenta solo con el proceso de maduración.

Así lo señaló el nutricionista Aitor Sánchez a La Vanguardia, a tiempo de destacar que un plátano verde contribuirá con menos cantidad de fructuosa porque sus hidratos de carbono no se habrán degradado tanto, pero también será más duro y no tendrá un sabor tan intenso.

Los plátanos maduros a medida que pasa el tiempo cuentan con una mayor concentración de azúcar. Esto los convierte en un ingrediente perfecto para preparar diferentes batidos, helados y hasta repostería sin necesidad de usar azúcar, ya que son más blandos y resultan dulces para el paladar.

Sánchez concluyó que ambas formas de consumo pueden ser beneficiosas para la salud, dependiendo de los objetivos a los que se quiera llegar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.