Inicio sindicatos La única pelea perdida es la que no se da

La única pelea perdida es la que no se da

178
0
Compartir

PULSO SINDICAL DIARIO DE LA CGT CHILE 

29 OCTUBRE 2020

*****

“..Nos fuimos quedando el silencio, nos fuimos perdiendo en el tumulto, nos fuimos acostumbrando a aceptar lo que dijeran..”       

Schwenque y Nilo

*****

1.- Hasta hace no muchos años atrás, las trabas para la negociación colectiva eran bastantes y complicadas otorgando, por ejemplo, al patrón la facultad omnimoda de extender los beneficios y quienes los recibían hacían un aporte al sindicato equivalente al 50% del total de la cuota, lo que después avanzó a 75%.

Esto no quiere decir que estemos en jauja, pues hoy por hoy existen normas tan estúpidas como votación de última oferta cada 6 días cuando haya huelga o la suspensión de la huelga por un tiempo acordado, entre otras “brillantes”  normas legales. Es más, en la misma extensión de beneficios, aunque ahora esto se pacta en el contrato colectivo, la cuota a pagar puede ser “hasta” el 100% de la cuota, pero también menos de 50%.  

Exponemos esto para dejar claro que la ley puede ponernos trabas, pero en definitiva depende de nosotros cuanto somos capaces de avanzar. Ante una mala práctica patronal, tiene que haber una respuesta sindical que deje claro que estamos alertas y activos. La capacidad y creatividad de los trabajadores para enfrentar la negociación y posible huelga es algo que debe ser incentivado porque, aunque difícil, si se pueden lograr avances.

2.-
 Lo anterior lo graficamos con un caso concreto.

En un hotel afiliado a nuestra Confederación en Concepción, tuvimos una dura huelga a finales del siglo pasado, lo que llevó a la empresa a lanzar a través de las jefaturas y algunos amarillos – un año antes de la nueva negociación – la invitación a salirse del sindicato, pues se extenderian los beneficios que se acordaran y la empresa pagaría el 50% de la cuota. Rápidamente el sindicato comenzó a perder socios. Viajamos a la zona, conversamos con la directiva y asamblea y resolvimos el plan de pelea.

a) Consultamos el estatuto y modificamos el valor de la cuota sindical, la que se aumentó en 3 veces su valor.

b) Creamos un fondo de resistencia al que irian los dineros del aumento de la cuota. Se abriría una nueva cuenta de ahorro y se integraban 2 socios electos por la asamblea para que junto al tesorero llevarán el control de esos dineros.

c) En caso de huelga, todo lo recaudado en el fondo de resistencia se utilizaría en pagar los días que durara la huelga.

d) Si no había huelga el fondo se mantendría, pero los que fueran despedidos podrían retirar sus aportes.

Cuando los trabajadores que habían renunciado al sindicato se enteraron de estás resoluciones, quisieron volver por lo que debieron presentarse ante la asamblea y pedir la reincorporación. Un número importante de no socios también ingresó al sindicato. La negociación colectiva de ese periodo fue muy positiva para los trabajadores, no hubo huelga y el sindicato agrupaba a la mayoría de quienes trabajaban en la empresa. 

3.- Nada hay que pueda impedir la lucha de los trabajadores cuando están decididos a darla.

La ley hay que conocerla y buscar la forma y los mecanismos para superarla. Los fondos de resistencia son una herramienta para obtener recursos con los que solventar la huelga. La única pelea perdida es la que no se da.

*****

Nuestra fuerza la Unidad

Nuestra meta la Victoria

MANUEL AHUMADA LILLO
Secretario CGT CHILE 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.