Inicio cultura y arte INTER-NACIONALISTA

INTER-NACIONALISTA

326
0
Compartir
Pepe Gutiérrez-Álvarez

Como cualquier hijo de vecina que trata de ser consecuente con sus ideas de izquierdas, trato de tener clara mi identidad. Aprendí como militante que el capitalismo es antidemocrático y que implica la normalización de la barbarie, por lo tanto, también aprendí a considerar que lo primero y más importante es ser internacionalista: mis hermanos y hermanas son los oprimidos del planeta.

Nací en Andalucía, y me siento parte integral de una historia familiar, local y si quieren nacional; volví a nacer en no poca medida en Catalunya, pero no pensé que existiera contradicción por más que hubiese problemas de “ajustes”, sobre todo según con quien hablaba. No creo que equivocarme que mis primeras “diadas” fueron en 1967-1968, corriendo delante de los “grises” tan vitoreados ahora por la derecha autoritaria.

Es verdad es que los temas sociales como todos los humanos, son complicados: “Lo terrible de este mundo es que todo el mundo tiene sus razones” (Jean Renoir, Le regle du jeu), y desde luego los peores –los que solamente piensan en su propio beneficio- también son humanos.

Otra cosa es que al mismo tiempo se subrayen que ellos no actúan normalmente así, que eso no le exonera de devolver lo robado. El hecho de que esté en la cárcel demuestra que, con todas las limitaciones del mundo, muchas cosas han cambiado. De existir como existió durante la República y como comenzó a existir en los años setenta un pueblo militante, consciente de sus derechos y deberes otro gallo cantaría. Es por eso que estimo que lo más importante en toda esta historia es contribuir a que ese pueblo crezca más allá de líderes que se arrogan criterios y representatividades dudosas.

Me considero pues hispano-catalán aunque milito en la última internacional al menos desde 1967…Mi enemigos son los opresores hablen el idioma que hablen. Mis amigos son los que viven de su trabajo y tratan de mantener su honradez en medio de las dificultades. En los años ochenta, mis camaradas soberanistas y temían mis críticas desde el federalismo que se asentaba en la idea de que la independía era un planteamiento minoritario. Pero el tiempo ha pasado, y actualmente una mayoría de catalanes de todas procedencias está por el derecho a decidir. Una mayoría relativa opta por la soberanía, algo a lo que tienen derecho y que no tenía que representar un problema en democracia. Matices múltiples. El españolismo obligatorio es cualquier cosa menos democrático. Estamos en una crisis abierta del sistema y la de Catalunya es una de las puertas que se abren; otras son la de las mujeres (feministas en crecimiento), la de los jóvenes que no se conforman con el planeta que el Gran dinero les van a dejar…

Los demócratas españoles tendrían que apoyar los derechos catalanes aunque tienen derecho a votar en contra de cualquier separación. Lástima que el federalismo que parecía posible en los años e las dos Repúblicas, incluso en los setenta dejara de existir sustituido por la ya olvidada “modernidad” del socialismo light, tan devastador social y culturalmente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.