Open top menu
¿FUE HENRIK IBSEN ANARQUISTA?

¿FUE HENRIK IBSEN ANARQUISTA?

Pepe Gutiérrez-Álvarez

Aquí también cabría incluir otro personaje central de la cultura mundial que mantuvo una notable afinidad con ciertos puntos de conexión con el anarquismo, el noruego Henrik Ibsen (Cristianía, 1906 – Skien, 1828) Dramaturgo noruego, uno de los renovadores del teatro universal, Premio Nobel de Literatura al igual que O´Neil, y del que Emma Goldman fue una apasionada partidaria amén de difusora, una actitud por lo demás bastante compartida en los medios libertarios de principios del siglo XX. Su teatro fue defendido apasionadamente desde los medos libertarios que se sentían muy representados. Sobre Ibsen se puede acceder en cine a numerosas adaptaciones, pero las más asequibles y “libertarias” son dos, Un enemigo del pueblo (1979), del anodino George Schaefer, que es conocida no tanto por sus valores (reducidos a la mera trascripción del original teatral), como por el hecho de resultar el último papel de un actor tan atrayente como Steve mamen ya agonizante. Steve la produjo como si buscara a través de ella dejar una suerte de testamento con el que dar a conocer el tipo cine que le habría gustado interpretar, y Casa de muñecas que aquí se tituló Chantaje contra una esposa (1973), perteneciente al periodo decadente de Joseph Losey, y que fue producida y –magníficamente- interpretada por Jane Fonda, muy en su papel de la esposa asediada por el chantaje. Digamos simplemente que la presumible dimensión anarquista de Ibsen quedó por lo general más bien deslucida en la gran pantalla. Un enemigo del pueblo se convirtió en una pieza de toque en el debate que llevó a cabo Trptsky durante su estancia en Noruega, donde pronunció su célebre conferencia de Copenhague, en la que ofreció una vibrante síntesis de su “Historia de la revolución rusa”…La obra de Ibsen le sirvió como argumento a favor de que aquel que había sido denostado por todos, prensa por supuesto incluida, era el que decía la verdad en contra de los intereses creados. Ibsen fue también apreciado en los medios libertarios hispanos aunque no tanto como Lev Tolstói (Resurrección) o Emile Zola (Germinal).

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

A %d blogueros les gusta esto: