Inicio formación política Engels sobre los orígenes de la opresión de la mujer y su...

Engels sobre los orígenes de la opresión de la mujer y su relevancia en las luchas de hoy en día

753
0
Compartir

Continuando con nuestra serie de artículos en conmemoración de los 200 años del nacimiento de Friedrich Engels, nos fijamos en la relevancia de su importante trabajo, “El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado”, y en la lucha actual para acabar con la desigualdad y la opresión de la mujer.

 

Christine Thomas

Comité por una Internacional de los Trabajadores

www.socialistworld.net

 

La pandemia de Covid ha expuesto todas las desigualdades existentes en la sociedad, y luego las ha magnificado. Esto incluye la desigualdad de género que enfrentan las mujeres. Las mujeres tienen una probabilidad una vez y media mayor que los hombres de haber perdido sus trabajos, haber sido despedidas o cesadas, y tienen un 50% más de probabilidades de que les hayan recortado las horas de trabajo.

El Covid también ha arrojado luz sobre otra pandemia: el flagelo de la violencia y el abuso domésticos. Al comienzo del primer confinamiento, el número de mujeres asesinadas por parejas o ex parejas violentas aumentó de un promedio de dos por semana, a cinco por semana. Las llamadas a líneas de ayuda y las búsquedas en sitios web que ofrecen ayuda a las mujeres que sufren violencia doméstica se han disparado.

Todo esto se ha visto exacerbado por la desesperada escasez de camas en las residencias sanitarias, causada por años de austeridad. Y ahora, con un número cada vez mayor de mujeres que pierden su trabajo, escapar de la violencia se hace cada vez más difícil, poniendo vidas en peligro.

 

Desventaja

Básicamente, las mujeres en general y las mujeres de la clase trabajadora en particular, entraron en esta pandemia, social y económicamente desfavorecidas y es probable que salgan de ella aún más. Las ideas de Engels ayudan a explicar por qué es así y, lo más importante, qué podemos hacer al respecto.

El “Origen de la Familia, la Propiedad Privada y el Estado”, publicado en 1884, fue la principal contribución de Engels sobre este tema. Demostró que la condición de segunda clase de la mujer en la sociedad, la desigualdad, la discriminación y la opresión que enfrentamos, no siempre ha existido.

A finales del siglo XIX esto era una cuestión explosiva. En ese momento, el estatus inferior de las mujeres se consideraba “natural”, explicado por su biología o “la voluntad de Dios”, y absolutamente necesario para mantener la estabilidad social. Al mismo tiempo, la familia patriarcal, con un hombre como sostén de la familia y una esposa económicamente dependiente en la esfera doméstica que daba a luz y criaba a los hijos, era una institución central y fundamental del capitalismo, y desafiar su universalidad era desafiar todo el tejido de la sociedad.

Por supuesto, el libro de Engels debe ser visto en el contexto de la época en que fue escrito, y en conjunto con material más actualizado. Pero las ideas generales que esbozó sobre la opresión de la mujer siguen siendo pertinentes hoy en día, y siguen siendo igual de explosivas.

Explicó que la desigualdad de género, la discriminación y la opresión están arraigadas en la sociedad de clases, en el surgimiento de sociedades en las que una pequeña minoría, una clase explotadora, posee los medios para producir riqueza en la sociedad y explota a la clase que realmente la produce.

Antes de eso, en las sociedades pre clasistas, la gente vivía en sociedades comunales, cooperativas e igualitarias en las que la principal unidad social no era la familia nuclear como la conocemos hoy en día, sino un grupo de parentesco – que Engels llamó “gens” – que hoy en día se denominan generalmente sociedades de cazadores-recolectores, basándose en cómo se ganaban la vida.

En estas sociedades, en las que los humanos vivieron durante el 99% del tiempo que hemos estado en el planeta, no había propiedad privada de los medios de producción de riqueza, ni clases ni explotación, ni aparato estatal ni opresión sistemática de las mujeres.

Aunque Engels se equivocó en algunos detalles, debido a la escasa evidencia antropológica y científica disponible en ese momento, la evidencia que ha salido a la luz desde entonces respalda el impulso general de sus ideas…

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.