Inicio Internacional EN POCAS PALABRAS

EN POCAS PALABRAS

247
0

El Gobierno bogotero insiste en que los sicarios criminales mercenarios, asesinos del Presidente haitiano están en situación inactiva. Safarse de sus crímenes es una permanente y mineralizada conducta de una oligarquía siempre presta y dispuesta a las peores causas.

Igual han negado tantas tropelías contra Latinoamérica desde los años en que acompañaron a EEUU en la invasión a Nicaragua y más reciente a Ecuador.

Desde 1952 han invadido territorio venezolano hasta el pasado 2020 cuando financiaron armaron, entrenaron y apoyaron la invasión conjuntamente con EEUU pasando por el episodio narcobélico de Cúcuta en 2019.

Bogotá siempre, y desde siempre, ha sostenido la tesis de que los problemas internos y con sus vecinos se solucionan a balazos. Eso creen, y lo practican con saña, sangre y convicción. Son fieles a su espíritu sañoso.

Hoy las potencias occidentales se surten de sicarios criminales mercenarios desde Colombia para cometer actos horripilantes contra la humanidad.

Operan en más de diez países, en algunos como células durmientes al servicio de las más execrables apetencias geopolíticas del capitalismo globalizante.

Sumemos a ello el empeño de la oligarquía colombiana en dañar a los jóvenes a escala planetaria, inundando a la humanidad con drogas duras y destructivas.

Lamentablemente la prensa aliada a los desmanes occidentales no habla de sicarios colombianos, habla de criminales latinoamericanos.

Llegará el día en que EEUU, Colombia e Israel cambien para hacer el bien, o al menos adoptar una conducta respetuosa de derecho de los otros a existir y convivir. Ese día será un hito en la historia universal, día en el que la especie humana de un enorme paso para la recuperación de la dignidad y la paz.

Artículo anteriorMaravilloso texto del Premio Nacional de Literatura, Elicura Chihuailaf:
Artículo siguienteEl intolerable racismo de las sociedades desarrolladas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.