Inicio internacional El mal menor… 

El mal menor… 

322
0
Compartir

Es un recurso frecuente de los políticos. Con fuerza electoral reformista al alcance a menudo conlleva el beneficio de acceso a cargos del estado.

El mal menor se justifica como unirse pese a diferencias ante una gran amenaza o daño para todos. La calificación del grado de la amenaza la hacen generalmente los beneficiados por un acuerdo.  

En la práctica los otros casi siempre divididos crean coyunturas que permiten cabildear el mal menor para evitar un mal mayor.  

Es Ir tras los objetivos de otros callando los propios… o incluso no pocas veces hacer propios los de esos otros.

Los FARC lo hicieron y algunos se arrepienten.

–   Dos antiguos guerrilleros de las FARC son asesinados en Colombia en menos de 24 horas. El partido surgido del grupo armado llamó a las autoridades a tomar medidas ante las alrededor de 200 muertes registradas desde la firma de los acuerdos de paz de 2016. Emol

Hay situaciones en que es claramente correcto asumir un objetivo transitorio distinto al proyecto alternativo determinado por nosotros.  

Los soviéticos junto a los capitalistas contra los nazis.

Pero muchas veces lo necesario es decir no; la práctica del mal menor es una forma encubierta de hacer desaparecer los proyectos de cambio profundo.

Contra el realismo imperante mantener el discurso independiente aunque sea calificado de testimonial, purista, irrelevante… contrario al sentir democrático de una comunidad que puede volverse agresiva.  

El religioso Jesús con los pocos seguidores que logró solo podía ser testimonial. Sin embargo no tomó una vía de concesión y decidió hablar una novedad que no hubiera existido sin haberla impulsado contra sus circunstancias.  

Che Guevara creó una posibilidad revolucionaria en Bolivia que perdió sin transar.  

Las propuestas de futuro no tienen certezas, se hacen sin seguridad de resultado.

Muchos políticos de programas por el cambio de sistema ante la derrota se hicieron pragmáticos. Si se les preguntara responderían que el proyecto no tenía viabilidad… sin decir que su silencio entonces lo hizo más imposible.  

Quizás se pudiera ir al mal menor explicando al mismo tiempo lo nuevo porque el programa de ruptura nunca debe ocultarse.

Los pueblos necesitan un armazón de ideas que oriente su futuro.

Aunque hoy signifique derrota y aislamiento se debe renunciar a lo conveniente para difundir lo que ninguna cúpula propone: Hacer espacios para que el esbozo de una nueva época crezca.

POR UNA CIVILIZACIÓN SOSTENIBLE SOLIDARIA 

Mientras no haya movimientos y partidos civilizatorios todos ellos, como las masas ciudadanas, son conservadores.

Contacto romulo.pardo@gmail.com     

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.