Open top menu
Cura denunciado por adopciones ilegales en dictadura es acusado por abuso sexual

Cura denunciado por adopciones ilegales en dictadura es acusado por abuso sexual

Resumen Latinoamericano / 5 de agosto de 2019

Carolina Marín asegura que Gerardo Joannon la violentó sexualmente cuando no cumplía todavía 12 años de edad.

“Cuando estábamos en la salita, siempre estábamos cara a cara y él se inclinaba hacia mí y me acariciaba las piernas (…) Un día su mano subió a mi vagina”. Este es parte del relato de Carolina Marín M. (46), mujer que acusa de abuso sexual al reconocido sacerdote de los Sagrados Corazones de Providencia, Gerardo Joannon, tal como da a conocer esta jornada Radio Bío Bío.

Joannon es el mismo religioso que está sindicado como líder de una organización de adopciones ilegales en plena dictadura, en la década del ’80, donde -de acuerdo a las denuncias- se hacía pasar por muertos a niños y niñas para poder ser luego entregados a otras familias.

La acusación que pesa ahora sobre el sacerdote señala que éste habría abusado e intentado violar a Marín en el período en que la mujer tenía entre 8 y 12 años. Junto con ello, según señala Bío Bío, hay otros dos religiosos también apuntados por prácticas similares cuando tenía entre 13 y 20 años.

Los abusos atribuidos a Joannon habrían tenido lugar cuando Carolina cursaba tercero básico en el colegio de los Sagrados Corazones de la comuna de Providencia y se preparaba para realizar la primera comunión.

Gerardo Joannon

“Cuando estábamos en la salita (N.del.R: al lado de la capilla), siempre estábamos cara a cara y él se inclinaba hacia mí y me acariciaba las piernas (…) De las caricias a mis piernas pasó a la entrepierna (…) a susurrarme al oído que era nuestro secreto y que mi silencio era muestra de mi gran amor (…) con Dios, que me iba a recibir con mayor felicidad cuando comulgara con él (…) Un día su mano subió a mi vagina”, es parte del crudo relato de Marín consignado por el medio de comunicación.

Un verdadero infierno para una adolescente, el que habría durado al menos cuatro años, en los que -se apunta en el reportaje- “Carolina era tocada con lascivia, obligada a masturbarlo y realizarle sexo oral. Joannon le decía que eran actos que la acercaban a la santidad”.

Cabe recordar que tras ser investigado por las adopciones ilegales en la dictadura y ser sobreseído por haber estas ocurrido entre 1976 y 1983Gerardo Joannon fue reincorporado a fines de 2018 a los Sagrados Corazones y hoy reside en una casa de la congregación en Ñuñoa, donde presta servicios de enfermería. Un escenario que podría cambiar una vez que Carolina Marín formalice su denuncia ante la Justicia con el patrocinio del estudio de Juan Pablo Hermosilla, el mismo abogado a cargo de las querellas interpuestas por las víctimas del cura Fernando Karadima.

Politika

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: