Inicio Internacional Contra la Unión Europea de los grandes bancos y corporaciones – ¡Por...

Contra la Unión Europea de los grandes bancos y corporaciones – ¡Por una federación socialista de estados europeos!

121
0

Sascha Staničić, portavoz nacional de Sol (CIT Alemania)

Imagen: Edificios del Parlamento Europeo (Foto: Wikimedia Commons)

Las elecciones al Parlamento Europeo tendrán lugar entre el 6 y el 9 de junio en los 27 estados de la Unión Europea UE. Se espera que los partidos populistas de derecha y de extrema derecha (es decir, nacionalistas) tengan éxito, aunque la aprobación pública de la UE ha aumentado en los últimos años (aunque hay encuestas de opinión contradictorias). Esto último ciertamente tiene algo que ver con el hecho de que, considerando la pandemia, el cambio climático y la guerra en Ucrania, existe una creciente conciencia de que los problemas y las amenazas percibidas deben abordarse a nivel internacional. Esto no debe confundirse con el apoyo a la Unión Europea específica con su constitución y orientación política existentes.

Esta UE no está diseñada en interés de los trabajadores de sus estados miembros. Es una alianza de estados capitalistas para hacer cumplir sus intereses capitalistas. Una alianza que pretende fortalecer a estos estados frente a sus competidores en la competencia global por el acceso a materias primas, rutas de transporte y mercados de venta. La UE se utiliza como instrumento para imponer los intereses de ganancias capitalistas contra la clase trabajadora en los estados miembros. La UE es neoliberal, antidemocrática, militarista y racista.

Neoliberal

La UE define políticas neoliberales y antiobreras a través de muchas medidas. Ya sea a través de los llamados criterios de Maastricht, que limitan los déficits presupuestarios y la deuda nacional; liberalización comercial, requisitos de privatización; prohibiciones de nacionalización; y la erosión de los convenios colectivos. Esta UE está actuando en contra de los intereses de la clase trabajadora. Está claramente, y a través de los tratados de la UE, del lado de los capitalistas. La UE no es un marco neutral que pueda llenarse con diferentes contenidos dependiendo de la mayoría política. Las políticas socialistas en interés de la clase trabajadora y de los socialmente desfavorecidos sólo pueden implementarse si se incumplen los tratados de la UE.

No democrático

Aunque los ciudadanos de los estados miembros eligen el Parlamento de la UE, éste tiene muy pocos derechos. Las decisiones las toma principalmente la Comisión de la UE, formada por los gobiernos de los estados miembros de la UE.

Militarista

La UE defiende la militarización de la política exterior. Se está desarrollando hacia una unión militar y existe la necesidad de rearmarse. La prohibición del gasto militar con cargo al presupuesto de la UE ha quedado efectivamente anulada. Se gastaron miles de millones en la guerra en Ucrania.

Racista

La UE está cerrando sus fronteras exteriores y construyendo una Europa Fortaleza contra los refugiados, al mismo tiempo que comparte la responsabilidad por las causas de la huida en los países del mundo neocolonial. Desde 2014, casi 30.000 refugiados han perdido la vida en el Mediterráneo, como resultado del brutal cierre impuesto por la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex). La UE gastó más de 800 millones de euros en Frontex en 2023.

La UE promueve el nacionalismo

La UE no es un Estado europeo unificado y no puede convertirse en uno porque el capitalismo no puede superar al Estado nación y las respectivas clases capitalistas nacionales necesitan sus respectivos Estados nación para defender sus intereses. La UE tampoco está libre de conflictos nacionales. Sin embargo, su incapacidad para contribuir a resolver los numerosos males sociales también está llevando a la gente a los brazos de populistas de derecha como el AfD en Alemania.

Se necesita oposición socialista

También se necesita un movimiento fuerte de la clase trabajadora para evitar esto: sindicatos militantes y partidos socialistas de masas que luchen contra esta UE de bancos y corporaciones. La oposición socialista a la UE no significa apoyo político a políticas limitadas al Estado nación y ciertamente no al nacionalismo. Representa luchas comunes y transnacionales y una abolición del capitalismo en toda Europa y su reemplazo por democracias socialistas, que podrían unirse para formar una federación socialista voluntaria, los estados socialistas unidos de Europa.

Esto es por lo que Sol lucha en los sindicatos, el Partido de Izquierda (Die Linke) y los movimientos sociales. En las elecciones llamamos a la gente a votar por Die Linke porque es el único partido con un reclamo anticapitalista, incluso si su política europea es contradictoria y muchos en el partido propagan ilusiones en la UE. Entendemos que mucha gente votará por el nuevo partido de la ex figura destacada de Die Linke, Sahra Wagenknecht, BSW, por frustración con las políticas reales de Die Linke y en protesta contra los partidos establecidos. Sin embargo, también estamos convencidos de que la BSW no proporciona las respuestas sustanciales necesarias ni pone el énfasis necesario en la resistencia sindical y el desarrollo de movimientos sociales. Pero esto se necesita con urgencia. Por lo tanto, nuestro llamado es a votar por la izquierda y participar activamente en la lucha contra los ataques a la clase trabajadora y por el cambio socialista –preferiblemente en y con Sol: por la construcción de una fuerza marxista revolucionaria y también un partido obrero socialista de masas en en el que puedan reunirse todos aquellos que quieran defender consecuentemente los intereses de los trabajadores y que podría ser una oferta para millones de trabajadores y jóvenes que actualmente no ven ninguna alternativa política.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.