Inicio Internacional Continúa la brutal ofensiva del Estado israelí y crece la amenaza de...

Continúa la brutal ofensiva del Estado israelí y crece la amenaza de propagación regional

99
0

11 de enero de 2024. Comité por una Internacional de Trabajadores CIT Israel / Palestina

Imagen: Devastación en Gaza, tras el lanzamiento de cohetes del ejército israelí. Foto: WAFA/APAIMAGES/CC

Más de 2 millones de palestinos en Gaza sufren a diario una situación horrible, sin ningún lugar seguro al que ir. Los bombardeos continúan y las operaciones terrestres israelíes continúan en el sur, la zona donde alguna vez se dijo a la gente que huyera a un lugar seguro.

Casi toda la población pasa hambre. Según la ONU, la hambruna podría producirse en los próximos seis meses. Los campos de refugiados ya arrasados por los bombardeos israelíes han sufrido inundaciones y la devastada infraestructura de alcantarillado ha fallado. La enfermedad se está propagando. Los ataques del Estado israelí han arruinado hospitales y servicios de salud. El número de muertos supera ahora los 23.000 y se presume que miles más están desaparecidos.

El portavoz militar israelí, Daniel Hagari, declaró a la prensa estadounidense el 8 de enero que había comenzado una nueva fase, menos intensiva, en su guerra contra Gaza, justo cuando el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, llegaba a Oriente Medio por quinta vez desde la inicio de la guerra. Pero todavía llueven bombas sobre Gaza y Cisjordania.

El mismo día, el Primer Ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y el Ministro de Defensa, Yoav Gallant, hicieron una declaración a los medios israelíes para decir que la guerra “continuará durante muchos meses”.

Inestabilidad creciente
El imperialismo estadounidense, por sus propios intereses geopolíticos, brinda un fuerte apoyo al capitalismo israelí, pero al mismo tiempo ha estado presionando para que Israel adopte cierta moderación militar para tratar de evitar una escalada hacia una guerra regional. Principalmente porque esto tendría un impacto importante en las economías y la estabilidad en todo el mundo.

Los hutíes yemeníes han estado atacando barcos en la ruta marítima del Mar Rojo que representa alrededor del 12% del comercio mundial. Las principales compañías navieras Maersk y Hapag-Lloyd ya están evitando la ruta, añadiendo 10 días y alrededor de £1 millón al costo de un viaje típico. Esto ya tiene implicaciones económicas más amplias, y mayores cuanto más se prolongue.

Helicópteros de la Armada estadounidense hundieron tres buques hutíes, matando a sus tripulaciones, el secretario de Defensa del Reino Unido, Grant Shapps, también amenazó con una “acción directa” para proteger las rutas marítimas, e Irán envió un buque de guerra al Mar Rojo para apoyar a los hutíes.

Ya en los primeros días de 2024, además de una intensificación de los ataques de los hutíes contra el transporte marítimo, se produjeron ataques con misiles israelíes dirigidos que mataron a un líder adjunto de Hamás y a otras cinco personas en el sur de Beirut, a un comandante de Hezbolá en el sur del Líbano y a un iraní- comandante militar respaldado en Irak; y hubo un terrible ataque con bomba reivindicado por el Estado Islámico que mató a casi 100 personas en Irán.

El líder de Hezbollah, Nasrallah, describió el misil de Beirut como “la primera vez que algo así sucede desde 2006”, en referencia a la guerra de 34 días de ese año entre Israel y la organización islamista de derecha Hezbollah en el Líbano, un aliado de Hamas.

Los dirigentes de Hezbollah declararon que tendrían que tomar represalias. Una escalada del conflicto militar con Hezbollah sería bienvenida para algunos de los ministros del gobierno de derecha en Israel. El Ministro de Defensa israelí argumentó a favor de un ataque preventivo contra Hezbollah inmediatamente después del ataque liderado por Hamas el 7 de octubre y Benny Gantz, otro miembro del gabinete de guerra israelí, dijo en diciembre: “Si el mundo no aleja a Hezbollah de la frontera, Israel lo hará”.

‘El día después’?
El gobierno israelí no ha esbozado sus planes para “el día después”; de hecho, está dividido al respecto. Antes de una reunión del gabinete de guerra para discutir el tema, el ministro de Defensa, Yoav Gallant, publicó su propio documento. En él, describe su visión de la “libertad de acción ocupacional” israelí en Gaza, con una gobernanza que involucre al Estado israelí, los palestinos, Egipto y una fuerza multinacional liderada por Estados Unidos encargada de la “reconstrucción”. En otras palabras, una ocupación militar continua respaldada por el imperialismo estadounidense.

Estados Unidos habla del posible papel de una Autoridad Palestina “revitalizada”, un organismo completamente desacreditado a los ojos de la mayoría de los palestinos por su papel de colusión con la opresión del Estado israelí y su gobierno sobre la pobreza masiva.

La opinión de varios ministros israelíes de derecha, así como de sectores del ejército israelí y otras fuerzas estatales, es que los palestinos deben ser expulsados de Gaza para dejar paso a los colonos israelíes. Esto amenaza con una nueva “Nakba” (catástrofe), que se hará eco de los acontecimientos de hace 76 años, cuando cientos de miles de palestinos fueron expulsados de sus tierras.

El Ministro de Finanzas de extrema derecha, Bezalel Smotrich, ha dicho: “Lo que hay que hacer en la Franja de Gaza es fomentar la emigración. … Si hay 100.000 o 200.000 árabes en Gaza y no dos millones de árabes, toda la discusión del día después será totalmente diferente”.

Lucha de masas, democrática y socialista.
El Partido Socialista y el Comité por una Internacional de los Trabajadores abogan por una retirada inmediata de todas las tropas israelíes de Gaza, el fin de las guerras en Gaza y del bloqueo, el derecho a la autodeterminación nacional de los palestinos y una solución socialista al conflicto. conflicto.

Treinta años después de que las potencias capitalistas mundiales apoyaran los Acuerdos de Oslo como un paso hacia un Estado palestino capitalista, durante mucho tiempo han demostrado ser un callejón sin salida. Un Estado capitalista palestino armado y competitivo sería intolerable para la clase capitalista israelí gobernante, que ha hecho todos los esfuerzos posibles para impedir que llegue a existir.

La autodeterminación nacional palestina sólo puede lograrse mediante una lucha de masas de los propios palestinos –una tercera “intifada”– esta vez organizada democráticamente y basada en ideas socialistas. Un movimiento de este tipo tendría que construir estructuras democráticas y serían la base para un nuevo partido político de base obrera que desafiara a los partidos procapitalistas en Gaza y Cisjordania.

Un movimiento así sería un faro para los trabajadores y los pobres de toda la región que enfrentan opresión y pobreza. También sería necesario un llamamiento directo a los trabajadores de Israel para que luchen por niveles de vida y servicios decentes, y contra su propio gobierno capitalista de derecha.

Ninguna solución capitalista es posible. Sólo un programa socialista basado en la propiedad pública de las principales corporaciones y una planificación económica decidida democráticamente ofrece el camino a seguir. Sobre esa base, se podrían utilizar y desarrollar recursos para satisfacer las necesidades de todos los pueblos de Israel y Palestina.

Liderazgo sindical
Para los activistas en Gran Bretaña, la mejor manera de luchar es continuar aumentando la presión de la clase trabajadora en oposición a la guerra, incluidas las huelgas estudiantiles y las manifestaciones masivas que Netanyahu se ha visto obligado a presenciar. Los miembros del Partido Socialista se esforzarán por lograr la mayor participación posible en las manifestaciones contra la guerra, comenzando con la manifestación en Londres el 13 de enero, y lucharán para que los sindicatos, que representan a más de 6 millones de trabajadores en Gran Bretaña, movilicen también a sus miembros. .

Se deberían iniciar debates en los sindicatos entre los miembros de los sindicatos en los lugares de trabajo y los representantes de las industrias armamentística, logística y de transporte sobre qué medidas pueden adoptarse los trabajadores contra la guerra. Los estibadores de Unite the Union en una refinería del puerto de Ellesmere se negaron a descargar petróleo ruso de un petrolero en 2022 en oposición a la guerra contra Ucrania, por ejemplo.

¿Por quién puedo votar?
En un año electoral, una pregunta apremiante para miles de personas en las manifestaciones contra la guerra, que han visto a los políticos conservadores y laboristas respaldar el ataque israelí contra Gaza, es: «¿Por quién puedo votar?». huelga por acuerdos salariales dignos también en los últimos 18 meses, cuando el líder laborista Sir Keir Starmer dijo a los ministros en la sombra que no deberían formar piquetes.

La respuesta es: necesitamos un nuevo partido de masas, basado en la clase trabajadora y los sindicatos, que luche para poner fin a la crisis del costo de vida y se solidarice con las luchas de la clase trabajadora a nivel internacional, incluso contra la guerra contra Gaza.

Como paso hacia eso, el Partido Socialista se está preparando, junto con otros miembros de la Coalición Sindicalista y Socialista, para presentar candidatos en las próximas elecciones generales y locales. Activistas contra la guerra, sindicalistas, activistas comunitarios, estudiantes, socialistas, uniéndose para presentar una alternativa socialista.

___________________________________________________

Los socialistas luchan por:
Poner fin al asedio: por la retirada inmediata y permanente del ejército israelí de los territorios ocupados.
Por una lucha de masas de los palestinos, bajo su propio control democrático, para luchar por la liberación.
Por la construcción de partidos obreros independientes en Palestina e Israel y los vínculos entre ellos.
Por un Estado palestino socialista e independiente, junto a un Israel socialista, con derechos garantizados para todas las minorías, como parte de la lucha por un Oriente Medio socialista
No hay confianza en los políticos capitalistas. Luchar por construir un partido de los trabajadores que luche por el socialismo y el internacionalismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.