Open top menu
Chile – Oleoducto en Maipú: el conflicto territorial que enfrentan los sectores residenciales de la comuna

Chile – Oleoducto en Maipú: el conflicto territorial que enfrentan los sectores residenciales de la comuna

Diario U de Chile .    Natalia Figueroa |Sábado 26 de agosto 2017 

El Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) suspendió temporalmente el procedimiento para que la Sociedad Nacional de Oleoductos S.A (Sonacol) responda los estudios encargados por distintas entidades públicas. Los vecinos de Maipú han realizado campañas para evitar que el trazado afecte a zonas residenciales de la comuna.

Un nuevo proyecto que se pretende instalar en el sector poniente de la Región Metropolitana mantiene preocupadas a las organizaciones comunales. Se trata de la segunda “Línea Oleoducto – Maipú Aeropuerto AMB” que transportará kerosene para abastecer al Aeropuerto Arturo Merino Benítez.

El titular de esta iniciativa es la Sociedad Nacional de Oleoductos S.A (Sonacol), integrada por Enap, Enex, Copec – ligada al grupo Angelini- y Petrobras.

El trazado que presentó la empresa a los dos municipios implicados, Maipú y Pudahuel,  coincidiría con la ruta por donde ya se emplaza un ducto que transporta petróleo al aeropuerto.

Desde la municipalidad de Maipú rechazaron esta propuesta dejando constancia en la etapa de observaciones del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), que recogió cerca de 800 observaciones ciudadanas.

Sin embargo, durante la semana pasada el SEA notificó a la empresa sobre la suspensión del plazo del procedimiento de evaluación hasta el 29 de junio de 2018. Es decir, la empresa tendrá un año para responder todas estas observaciones y a los informes solicitados por la Dirección General de Aguas (DGA), Dirección de Obras Hidráulicas, seremi de agricultura, entre otros servicios.

El trazado propuesto por la compañía pasaría por los barrios de La Farfana, Los Bosquinos, Sol Poniente, El Abrazo, y una zona de Pudahuel. Todos estos sectores registran alta densidad de población.

La empresa sostuvo que era complejo modificar el diseño porque durante el tiempo de construcción de las obras, cerca de 15 meses, debían evitarse complicaciones a la viabilidad para no generar  congestión vehicular. Por ende, ese sería un trazado adecuado desde el aeropuerto hasta camino a Melipilla donde se ubica Sonacol.

Sin embargo, Maribel Soto, integrante de la Coordinadora Contra el Oleoducto, advirtió que los riesgos serían mayores una vez construido este tubo de 27 kilómetros. Dijo que “es necesario considerar que las temperaturas van en aumento y que siempre hay sismos”, ambos factores aumentarían la vulnerabilidad de algún tipo de filtración o explosión.

La representante comunal observa la situación a una escala mayor: en Maipú se emplaza una planta de Gasco, plantas de tratamientos de aguas servidas como “La Farfana”, líneas de alta tensión y el relleno sanitario “Santiago Poniente”. A esto se suma el contante traslado de residuos peligrosos por la Autopista del Sol y camino a Melipilla. Es decir, apuntó Maribel Soto, pretenden impedir que se concentre la contaminación en esta comuna como también ha ocurrido en Til Til.

“Hay sectores donde el tubo ya se instala a menos de tres metros de nuestros hogares, de jardines infantiles y de colegios, y aquí nuevamente pasaría otro ducto. El oleoducto es derramable y explosivo y en condiciones específicas podría ser muy peligroso. Aquí ningún seguro nos va a traer de vuelta a nuestras familias si llega a pasar algo”, comentó.

Además, puntualizó en que “no hay estudios sobre cauces. En la comuna hay varios canales y todavía esto no ha sido estudiado. Tampoco tienen planes de emergencias. Ellos están ofreciendo un carro de bomberos, ambulancia, paneles solares para los barrios”.

La comunidad organizada contra el trazado de este proyecto valoró la suspensión temporal de la evaluación en el SEA porque, a su juicio, ratificaría las falencias de la propuesta.

En medio de esto, se han realizado campañas en las comunas que podrían ser afectadas poniendo como foco la concentración de grandes proyectos que desequilibran zonas principalmente residenciales.

El pasado martes 15 de agosto realizaron una caravana por los barrios que integrarían el trazado del proyecto y se manifestaron bajo la consigna: “Vecino, Maipú está en Alerta”. 

La empresa y el abastecimiento al aeropuerto.

La información publicada por la empresa en su sitio electrónico señala que  “de no realizar esta obra, el combustible deberá ser transportado mediante camiones, los que pueden alcanzar 300 viajes diarios hacia el aeropuerto en los momentos de mayor demanda”.

En general, el proyecto se justificaría por la necesidad de ampliar el aeropuerto ante el aumento sostenido de pasajeros, de un 11 por ciento en 2016 respecto del año anterior, según cifras de la Junta Aeronáutica Civil (JAC).

Por ahora, la compañía estaría trabajando en dar respuesta a todas las observaciones técnicas que tendrían relación con precisiones y estudios complementarios para profundizar en algunos aspectos como en el tema de la seguridad.

Desde la división de participación y diálogo social del Ministerio de Energía, su encargado Hernán Dinamarca, explicó que el SEA debe velar por aprobar un proyecto que contenga todas las medidas de seguridad necesarias.

En medio de una visita que realizó a la comuna donde participaron algunos dirigentes vecinales dijo que: “Si el proyecto cumple con todas las condiciones se seguridad que se le exige claro que va a tener seguridad para que esto opere. No hay accidentes de oleoductos cuando están bien gestionados y cuando han sido bien presentados ambientalmente”.

Esa reunión entre el representante del Gobierno, la empresa y algunos dirigentes, fue calificada como “un encuentro a puertas cerradas” por otro grupo de vecinos que no pudieron ingresar a conocer detalles sobre la exposición y que se manifestaron a las afueras del recinto.

En materia de seguridad, la empresa señala que cuentan con la tecnología de Supervición, Control y Adquisición de Datos (SCADA) que monitorea las obras vía fibra óptica.

Además, en su página informan que en la zona superficial de donde se emplazaría el oleoducto se disponen de franjas de protección pero que como medidas de seguridad no deben existir construcciones de inmuebles, ni árboles con raíces profundas aunque pueden efectuarse siembras superficiales, entre otras advertencias.

Candidatos por Maipú

En una de las avenidas cercanas a Plaza Maipú, se observa la instalación de un cartel contra el cuestionado oleoducto. La protagonista es la candidata por la comuna por Chile Vamos y presidenta del Partido Regionalista Independiente, Alejandra Bravo.

Su oposición al proyecto se dio a conocer luego de que se reuniera con integrantes de la coordinadora, quienes  rechazaron los fines electorales que pueda tener la situación. Sin embargo, días después apareció este cartel en uno de los puntos más transitados por los vecinos de la comuna.

Por otro lado, el abogado y académico de la Universidad de Chile, Ricardo Camargo, también ha trabajado con las organizaciones. El representante del Frente Amplio es candidato por el distrito 8 que integra las comunas de Maipú, Lampa, Colina Til Til, Pudahuel, Estación Central y Cerrillos. Junto a la presidenciable del conglomerado, Beatriz Sánchez, también han visitado las juntas vecinales para trabajar con profesionales que los han orientado en el proceso de evaluación del proyecto.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

A %d blogueros les gusta esto: