Open top menu
CHILE – LAS CUENTAS DE CODELCO : “No hay un puto peso”

CHILE – LAS CUENTAS DE CODELCO : “No hay un puto peso”

Nelson Pizarro, Presidente Ejecutivo de Codelco

Nelson Pizarro, Presidente Ejecutivo de Codelco

Julián Alcayaga O.

Economista y abogado. Director de Comité de Defensa del Cobre

Fortín Mapocho, agosto 2016

“Lo primero que tenemos que hacer es superar el presente sólo con reducción de costos. Aquí uno hace el papel del malo: ‘No hay plata, no hay plata, viejo, entiéndeme, no hay un puto peso’. No tenemos cómo, porque creemos en el futuro de la minería tenemos que tener esta posición muy dura, muy compleja”, señaló hace unos días, en una grandilocuente declaración, el Sr. Nelson Pizarro, Presidente Ejecutivo de Codelco.

El hecho que se vocifere de esta manera, que no hay un puto peso en Codelco, lo vamos analizar en la forma, y en el fondo.

En cuanto a la forma, este es un mensaje en que se “declama” con escándalo para que la televisión y los medios lo comenten por varios días, tiene un objetivo claro: no hay un puto peso para satisfacer ninguna de las reivindicaciones de los trabajadores de Codelco.

Es más, esto es una actuación a lo “manos de tijera”, que anuncia que van a continuar los despidos de trabajadores y supervisores.

Al día siguiente de la declaración de Pizarro, el Ministro de Hacienda Rodrigo Valdés, salió a respaldar a Pizarro, de la siguiente manera: ‘Codelco hoy día tiene muy pocos recursos, no sé si como dijo él [‘ni un peso’] pero creo que es un buen llamado de atención para todos aquellos que creen que hay algo ahí y que es una cuestión de pedir y lograr’.

Nuevamente es un mensaje directo a los trabajadores: no vengan a pedir aumentos de salarios, porque no lo van a lograr:

Y la advertencia es transversal, porque después apareció el ex Presidente Piñera para afirmar que: “Yo creo que el presidente ejecutivo de Codelco está dando una voz de alerta. Codelco no es una vaca lechera’ .A este coro se han sumado varios economistas y “expertos”, por lo general lobbystas de las mineras extranjeras, para sostener “con fundados fundamentos”, que Codelco no tiene plata para bonos y aumentos de salario.

Hasta aquí llegamos respecto a las amenazas a los trabajadores, ahora veamos la cuestión de fondo. ¿Es realmente cierto que no hay plata en Codelco?

Pareciera ser cierto que no hay plata, porque días después, el Sr. Pizarro presentó los resultados del primer semestre del año 2016, que por primera vez en la historia de Codelco, se declaran pérdidas por US$ 97 millones. Con estas pérdidas, la “mise en scene” llega a su paroxismo en el asunto del puto peso que falta.

Para analizar la realidad de la falta de dinero, vamos a comparar los Estados de Resultados de dos años que tuvieron precio del cobre parecido, 2009 y 2015, y que tienen, además, otra característica que los diferencia notablemente. El año 2009 fue el último año en que el Presidente Ejecutivo y el Directorio de Codelco los designaba el Presidente de la República, mientras que el 2015, y ello desde el año 2010, son las transnacionales mineras las que administran Codelco,, y que han designado como Presidente Ejecutivo a Diego Hernández el 2010, a Thomas Keller el 2012, y a Nelson Pizarro el 2014. Ellos llegaron como “ejecutivos de excelencia y de clase mundial”, que venían a realzar la gestión y los excedentes de Codelco.

El año 2009, los excedentes de Codelco fueron de US 4.070 millones con un precio del cobre de solo US$ 2,34 la libra. El año 2015, los excedentes fueron solamente de US$ 1.075 millones, con con un precio del cobre de US$ 2,49 la libra, un 6% superior al 2009, mientras que la producción de 2015 fue también un 2% superior al 2009, En consecuencia, gracias a la gestión de estos ejecutivos de excelencia, los excedentes de 2015 debieron sobrepasar en 8% [aumento de precio y de producción] a los del año 2009 y llegar a lo menos a US$ 4.500 millones, sin embargo, fueron solo US$ 1.075 millones los excedentes el año 2015. Faltan US$ 3.400 millones de excedentes, y por eso no hay no hay un puto peso en la Corporación en la actualidad, según Nelson Pizarro.

¿Cómo desaparecieron esos US$ 3.400 millones de los excedentes?

Veamos primero los costos. Y recordemos que estamos usando las cifras de las propias Memorias de Codelco.

El año 2009 los costos de venta fueron de US$ 7.763 millones, y el 2015 fueron de US$ 9.963 millones, con un aumento de US$ 2.153 millones, lo que representa un 27,7% más que el 2009, a pesar que el 2015 el precio del petróleo costaba menos de la mitad que el 2009 y que el precio de le energía también había disminuido. ¿Entonces por qué han aumentado tantolos costos de venta o de explotación? No existe información clara en la Memoria 2015 sobre este aumento de los costos.

Lo que si está claro, es que existe un aumento considerable de las remuneraciones de los más altos ejecutivos y del Directorio de Codelco. Nelson Pizarro tiene una remuneración bruta mensual de 37 millones de pesos, lo que es casi el triple de lo que ganaba el Presidente Ejecutivo el año 2009. Es una remuneración escandalosamente alta, para un ejecutivo que solo le ha traído pérdidas y mala gestión a la Corporación. Por su parte los miembros del Directorio ganan el doble que el año 2009. Es decir, para los altos ejecutivos y el Directorio hay mucha plata, pero para los trabajadores:

¡Ni un puto peso! Es evidente que está mal pela’o el chancho.

Pero el aumento de los costos, no explican en su totalidad la espectacular caída de los excedentes. Existe además, una inexplicable caída de los ingresos por ventas. El año 2009, con una producción de 1.702.000 toneladas de cobre, y un precio de US$ 2,34 la libra, Codelco generó ventas totales por US$ 12.148 millones. El 2015 la producción fue de 1.732.000 toneladas, con un aumento de 1,8%, el precio alcanzó a US$ 2,49 la libra, con un aumento de 6% en relación a 2009. Por lo tanto, las ventas de 2015 debieran ser 7,8% [aumento de la producción y el precio], superior al año 2009, y debieron por consiguiente alcanzar a US$ 13.095 millones.

Sin embargo, en la Memoria 2015 las ventas totales alcanzan solo a U$ 11.693 millones, es decir US$ 1.402 millones menos de lo que debiera ser, proyectando las ventas de 2009..Por eso no hay un puto peso, porque los ingresos por ventas desaparecen sin dejar rastros, por ahora. Y esto está ocurriendo desde el año 2010, cuando estos ejecutivos de clase mundial se hicieron cargo de la administración de Codelco. Faltan alrededor de US$ 15 mil millones en las ventas de la Corporación entre los años 2010 y 2014, y ello solo se puede deber a que gran parte de la producción se debe estar vendiendo a precios muy inferiores al mercado. ¿A quién? Sobre esto no existe ninguna información en la Memoria de Codelco, pero trataremos de deducir quienes podrían ser beneficiados con estas ventas a precio de remate.

El Sr. Nelson Pizarro dirigió la construcción del proyecto Caserones de Lumina Coppers desde el año 2006 a 2014. Según ha trascendido, no con mucho éxito, porque la producción de concentrado de Caserones es muy inferior a lo proyectado. En septiembre de 2014, siendo ya Presidente Ejecutivo de Codelco, Nelson Pizarro viajó a Japón a entrevistarse con los dueños del proyecto Caserones, donde el principal accionista es Mitsui. Si, el mismo conglomerado que el año 2011 le hizo un préstamo a Codelco por US$ 6.750 millones para comprar el 49% de La Disputada. Al final Codelco solo pudo comprar el 24,5% de las acciones de Disputada, y el 4,5% de ellas se las tuvo que vender a Mitsui.

Existe entonces una estrecha relación estrecha de Codelco con Mitsui, Son socios en La Disputada y en otros proyectos. A su vez Pizarro estaría en deuda con Mitsui por el semi fracaso de Caserones en la producción proyectada de concentrado.

Por otro lado, los concentrados han sido siempre marginales en las ventas de cobre de Codelco, que no sobrepasaban del 10 % del total de las ventas físicas de cobre el año 2009, sin embargo, el año 2015, los concentrados alcanzaron al 31% de las ventas físicas de cobre.

Podríamos deducir entonces, que Codelco tiene menores ingresos en las ventas, porque casi un tercio de su producción el 2015 son concentrados. Este aumento tan importante de los concentrados lo podríamos asociar a las necesidades en este producto por parte de Mitsui, para compensar su menor producción y enormes pérdidas en Caserones. Esta deducción no es descabellada, si tenemos en consideración la estrecha relación entre Codelco, Mitsui y Nelson Pizarro. Pero de todas maneras, las ventas de concentrado a Mitsui, a precios muy inferiores al mercado, no podría explicar la totalidad de los US$ 1.400 millones que faltan en las ventas del año 2015, y menos aún, los más de US$ 15 mil millones que faltan en las ventas desde el año 2010 a 2014..

En consecuencia, no es real que Codelco no tenga un puto peso, vaya que los tiene, pero hay algunos brujos que los han hecho desaparecer, por ahora.

Codelco tiene las mayores reservas de cobre del mundo, y por esa razón es un gran botín para las transnacionales mineras que por ahora se han apoderado de su administración, y así generar las millonarias pérdidas que puedan crear en la opinión pública una opinión favorable a su privatización, para apoderarse del fabuloso botín que representan sus yacimientos.

Codelco tiene un futuro esplendoroso por delante, siempre y cuando se saque de su administración a las transnacionales mineras, por lo que la tarea urgente, es sacar a Nelson Pizarro de la Presidencia Ejecutiva y a Oscar Landerretche de la Presidencia del Directorio. Solo así, Codelco, volverá a ser el mejor negocio de Chile.

La siguiente columna fue escrita y publicada hace dos años, agosto 2014. Con el ‘puto peso’ adquiere actualidad.

A qué viene Nelson Pizarro a Codelco

Cuando en abril 2010, el Sr. Diego Hernández asumió la presidencia ejecutiva de Codelco, tras ser elegido por el Directorio designado por el Presidente Piñera, pronosticamos que se venían tiempos de pérdidas para Codelco. Pronosticamos esto, no porque el Sr. Hernández no tuviera la experiencia y capacidad técnica para realizar una excelente gestión en Codelco, sino por el hecho que con él, Thomas Keller y una serie de otros ejecutivos, eran las transnacionales mineras las que lograban apoderarse de la administración de la Corporación. Por esa razón, sosteníamos, podrían llevar a cabo lo que siempre habían perseguido: la privatización de Codelco, paulatinamente, destruyendo económica y financieramente a la empresa.

No nos equivocamos en el pronóstico, porque los 4 años en que Diego Hernández y Thomas Keller, dirigieron la corporación, los excedentes [utilidades] fueron los peores de toda la historia de Codelco,habida cuenta de la producción y precios alcanzados por el cobre y sus subproductos.

Con el nuevo directorio nombrado por la Presidenta Bachelet, pensábamos que este plan de destrucción paulatina de Codelco llegaría a su fin, y que las transnacionales mineras ya no administrarían Codelco. La salida de Keller de la presidencia ejecutiva apuntaba en ese sentido. Poco duró la alegría, porque el nuevo directorio ha vuelto a escoger como Presidente Ejecutivo de la Corporación, a un ejecutivo de larga trayectoria en las transnacionales mineras, el señor Nelson Pizarro. Al ser las transnacionales mineras las que siguen administrando Codelco, nos atrevemos a pronosticar una sensible baja de los excedentes de la empresa en los próximos años.

Quisiéramos equivocarnos en el pronóstico, pero los siguientes datos nos conforman en él: Nelson Pizarro fue Gerente General de Minera Los Pelambres de 1998 a 2003, año en fue ascendido a Vicepresidente del holding Antofagasta Minerals, del cual el 2006 pasó a Lumina Coppers, pero siguió siendo director de Antofagasta Minerals hasta la actualidad. Es decir, es un hombre del grupo Luksic, que ya tiene en el gobierno a la Ministra de Minería Aurora Williams, sin olvidar que también trabajaron para este grupo los ministros Alberto Arenas y Nicolás Eyzaguirre, y una serie de otros altos personeros de este gobierno.

En todo el tiempo que Nelson Pizarro fue Gerente General de Los Pelambres, entre 1998 y 2003, esta minera no pagó un solo peso de impuesto a la renta al Fisco. Durante su gerencia se dejó de pagar incluso la patente industrial a las comunas de Salamanca, Los Vilos y Santiago. Desde el año 2006 a la fecha, el Sr. Pizarro es Presidente Ejecutivo de Lumina Coppers, empresa que hasta la fecha tampoco ha pagado un solo peso de impuesto a la renta. La excelencia en la gestión y administración de las transnacionales mineras, se traduce en cómo se evade y elude la tributación al Fisco, lo que se conoce eufemísticamente como “Planificación Tributaria”.

Su mayor experiencia profesional Nelson Pizarro la tuvo en La Disputada de Las Condes, desde 1975 a 1990, donde asumió diversos cargos gerenciales. Es bien conocido de la opinión pública que mientras perteneció a Exxon, La Disputada no pagó un solo peso de impuesto a la renta al Estado. Es más, al venderla a Anglo American el 2003, en US$ 1300 millones, tenía pérdidas tributarias acumuladas de US$ 700 millones, lo que significa que es el Estado que le debía impuestos a La Disputada. Directa o indirectamente, el Sr. Nelson Pizarro desde sus altos puestos gerenciales, contribuyó a esa colosal evasión tributaria de La Disputada.

A pesar que La Disputada siempre evadió la tributación, el Sr. Pizarro está orgulloso de Exxon, según un reportaje de Luz María Astorga en “El Mercurio”, del 09.02.2003, se dice: “Ha reconocido que ésa fue su escuela. Ahí conoció la ‘minería dura’. Según él, el ‘hombre de Exxon es reconocible en cualquier lado, especialmente por la ética y por su preocupación por evitar los conflictos de interés’. Entonces, ¿su escuela es simplemente la escuela norteamericana? Frente a eso sólo ha comentado que de la experiencia con Exxon, aprendió ‘el respeto por el dueño. Él pone sus chauchas en las manos de uno a cambio de rentabilidad y prefiere la gestión de uno y no otra. Eso obliga a ver el negocio con el ojo del dueño, a cuidar los recursos, maximizar la gestión y al profesionalismo completo’.

El hombre de Exxon es reconocido por la ética. Exxon pone las chauchas y a cambio exige profesionalismo y rentabilidad, pero para el grupo, lo que quiere decir que se deben traspasar las ganancias a empresas relacionadas en el extranjero, para que la minera en Chile no genere utilidades, y de esta manera no pague impuesto a la renta.Traspasar las utilidades al extranjero esa es la ética no solo de Exxon sino que de todas las transnacionales mineras, que también han puesto en aplicación en Codelco los últimos cuatro años, y que seguramente seguirá aplicándose con el nuevo Presidente Ejecutivo.

Pero Nelson Pizarro, también había trabajado en Codelco anteriormente. Desde 1990 a 1994, fue Gerente General de Andina, de 1995 a 1998 de Chuquicamata, y volvió desde el 2003 al 2006 como Vicepresidente de Codelco Norte, cuando se retiró para asumir hasta ahora la presidencia ejecutiva de Lumina Copper. En el mismo reportaje ya mencionado de Luz Astorga en El Mercurio, comentaba que en Andina lo llamaban “Manos de Tijera”, porque en un año y medio redujo la dotación en 30%, y además cerró el hospital y el cine. En Chuquicamata, al inicio de la gerencia de Pizarro había 9.500 trabajadores, y al terminar tres años después, la dotación era de 7.700 trabajadores solamente. Manos de Tijera había vuelto a actuar reduciendo personal.

En resumen, cuando Nelson Pizarro trabaja para las transnacionales mineras, el Estado pierde porque esas mineras evaden la tributación, y cuando trabaja para Codelco, son los trabajadores que sufren. ¿A qué viene Nelson Pizarro a Codelco? Seguramente vuelve Manos de Tijera para los trabajadores, pero el peligro mayor es para la empresa porque los excedentes seguirán disminuyendo, hasta lograr al final del camino la tan largamente aspirada y soñada privatización de Codelco.

Julián Alcayaga O.

Economista

Presidente ONG Chile-Cobre

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

A %d blogueros les gusta esto: