Inicio Nacional Chile – El único interés de los empresarios: disminuir impuestos, menos regulación...

Chile – El único interés de los empresarios: disminuir impuestos, menos regulación y más utilidades

79
0

Semanario SurAndino edición 137

La sociedad chilena se encuentra estancada en su desarrollo y la riqueza que se produce en el país es acumulada por una ínfima minoría empresarial que rechaza toda redistribución, por el contrario, anhela desarrollar sus negocios e incrementar sus utilidades adecuando normas,
atrapando recursos públicos y buscando condiciones óptimas de certidumbre que le permitan controlar el futuro.

No desea pagar impuestos y los evade eludiendo responsabilidades y se niega a cualquier reforma aterrorizando que frenará la inversión. De igual manera, bajo la excusa de la existencia de un intrincado proceso de aceptación de los proyectos productivos, intenta flexibilizar las exigencias ambientales, de manera que pueda deteriorar a su antojo el medio ambiente, sin reparar en el país que se entregará a las futuras generaciones.

Además, plantea sin escrúpulo alguno precarizar mucho más el mercado del trabajo y espera que una explotación mayor de la fuerza laboral sea el vehículo de una superior ganancia. En el fondo, lo más importante es obtener grandes utilidades que reproduzcan los negocios, por lo que es ajena a toda expresión del bien común. En tal viso, no es que esté desinteresada en el resto de las personas, sino que las utiliza, por lo que necesita que sea una masa obediente y que acepte sus valores en forma subordinada.

De igual manera, no está en contra del Estado, ya que necesita de este como gendarme y aparato proveedor de grandes recursos, y no admite, su transformación en un aparato de protección social, sino que permanezca cumpliendo un rol subsidiario por siempre. Todo ello significa que los empresarios, jamás van a estar por un mínimo cambio en el país, que no sea de su conveniencia, ya que añoran que se acepten sus planes y propósitos como lo único que constituye el interés general, así el futuro de Chile es el futuro de los empresarios y los ciudadanos deben sentirse interpretados con tal verdad. Por eso, para ellos todo está bien, lo demás es delincuencia, terrorismo y debilidad del Estado para combatirlos.

Una pequeña cuota de realismo indica aceptar que los empresarios van a boicotear cualquier variación de su actual modo de vida, viven en su propio país, lo imponen al resto como axioma ideológico y cultural. No se debe esperar nada de ellos, todo intento de convencerlos es inútil, constituyen una poderosa minoría, pero nunca tan fuerte como para dominar a la inmensa mayoría si esta se decide a intervenir defendiendo el interés colectivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.