Inicio movimientos sociales Carta de un preso político de la revuelta popular

Carta de un preso político de la revuelta popular

440
0
Compartir

Carta abierta:

No estoy preso, preso están los delincuentes, los traficantes y los criminales. Yo estoy Prisionero, prisionero de un gobierno autoritario, fascista y opresor. Prisionero de un país donde el estado ha sido modelado por unos pocos. Donde vivimos bajo una constitucionalidad dictatorial.
Prisionero no por, -presuntamente “avivar” un incendio en una estación de metro o por “los daños calificados” de la misma-. Estoy prisionero porque para el gobierno SOY (somos) la personificación de ese enemigo al que el presidente declaro la guerra abiertamente, somos el fantasma de ese enemigo “grande y poderoso”. La materialización de la paranoia.
No les importa dañar la vida de miles de jóvenes, jóvenes descontentos con el modelo impuesto de facto a punta de fusiles. Fantasean con ataviarse de verde oliva y buscar enemigos inexistentes.
Ahora tienen miedo, se asustaron con la potencia de los movimientos sociales que lograron derribar los muros del miedo.
Por eso necesitan prisioneros, para canalizar de nuevo esos miedos – para inocularlos en la conciencia de los que aún siguen luchando-. Necesitan también chivos expiatorios para justificar su inoperancia, reaccionaron al estallido social con manotazos de ahogados. Y a quienes nos sorprendieron en lugares vandalizados nos acusan de pseudo terroristas organizados contra el Estado, para mantenerlos prisioneros, en casos donde la participación de los hechos de que se nos acusa es mínima o nula, y en otros derechamente falsa.
Somos Prisioneros Políticos directamente por nuestras posiciones frente a hechos que son evidentes; desigualdad, abusos y corrupción. Por manifestarnos contrarios a estos vicios amparados en la legalidad construida a medida por y para quienes se benefician y sacan provecho al alero de Estado.
Si miramos a nuestro pasado, solo un par de décadas vemos los abusos y aberraciones cometidos por el gobierno cívico- militar hacia la disidencia, operando y sometiendo con mecanismos opresores “legales” para acallar a la ciudadanía. Y no mucho más tiempo atrás la legalidad era aún más despiadada, fusilados o colgados en público para “Ejemplificar” y “Educar” a los opositores. No me cabe duda que si la ley lo permitiera-y que deben hasta extrañar-; muchos de nosotros estaríamos balanceándonos del cuello bajo una viga.
Las nuevas ideas nos sacaran de la prisión en la que estamos como país. Porque todos los que diferimos con el modelo somos prisioneros de este estado Opresor y Autoritario. Prisioneros del modelo político-social impuesto bajo amenaza, prisioneros de sistemas e instituciones mercantilizados a favor de élites económicas y políticas que son los dueños y celadores de Ésta prisión construida por ellos mismos y que pusieron cerrojo y tiraron la llave. Prisioneros del Estado, de empresarios y latifundistas dueños de nuestra libertad.
Chile Despertó, y aunque somos cientos de Prisioneros Por Luchar, son millares los que siguen afuera dando cara contra las injusticias y quieren liberarse del yugo del neo-liberalismo y la Constitución militar.
Ya nos liberamos del miedo, y aunque por ahora este sometido a presidio “preventivo” y por añadidura mi familia, Estoy Tranquilo, sé que se hará justicia en mi caso y en los cientos mas que estamos pagando por el susto del gobierno, injustamente.
Dispararon a la bandada y los que caímos estamos encabezando el parte. Pero no estamos solos, tenemos apoyos, tenemos familias. Y la revolución esta recién comenzando. La balanza del poder se inclinará a nuestro favor y el poder volverá al Pueblo Soberano.

Omar Jerez Meza, Prisionero Político.
Por la autodeterminación del pueblo, por la soberanía indígena, por la diversidad, pluralidad y libertad.
Prisionero del Estallido Social.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.