Inicio Nacional Boric, otro gobierno capitalista neoliberal

Boric, otro gobierno capitalista neoliberal

314
1

por Cunche del Campo

Los trabajadores y el pueblo en general ya no tiene en quien confiar, se suponía que el actual gobierno había llegado al poder para cambiar las cosas para entregar un poco de dignidad a los trabajadores y pobladores tan postergados por todos los gobiernos anteriores.

Pero rápidamente pudimos ver como el gobierno encabezado por Boric siguió aplicando las mismas políticas de los gobiernos de la ex Concertación o los de la derecha encabezados por Piñera que ellos mismos tanto criticaron anteriormente, se dieron una voltereta en 180 grados, respecto a los tratados internacionales como el TPP-11, las AFP y la necesidad de reformar o refundar a los organismos represivos como es el caso de carabineros, para terminar finalmente defendiéndolos y protegiéndolos.

Pero lo peor vino durante los funerales del ex presidente Piñera cuando Boric dijo  “…durante su gobierno las querellas y las recriminaciones fueron, en ocasiones, más allá de lo justo y razonable.” Restando importancia a la muerte de casi 40 manifestantes, más de 400 mutilados, que perdieron sus ojos a manos de Carabineros y los miles a los que se les violaron los derechos humanos.

Claramente los trabajadores y sectores populares no estamos representados por los actuales partidos, hoy no tenemos representación política en los organismos del estado. Ni los partidos del Frente Amplio, ni el PS o el PC, defienden los intereses de los sectores más desposeídos de esta sociedad, todo lo contrario, todas las políticas implementadas por ellos apuntan a favorecer a los grandes empresarios y las transnacionales.

Por eso hoy la tarea fundamental que tienen los trabajadores y sectores populares es levantar una verdadera presentación política de nuestra clase, es demasiado evidente que no podemos confiar en los partidos pro capitalistas que están en el gobierno y una supuesta “oposición” que defiende los mismos intereses capitalistas neoliberales. Ninguno de estos dos bloques representa intereses diferentes a los de la elite política y empresarial.

Necesitamos con urgencia construir un partido de los trabajadores que represente los intereses de nuestra clase, que hoy no estamos representados por ninguno los dos bloques que son defensores del capitalismo.

Un nuevo partido de los trabajadores por supuesto no puede construirse con las mismas políticas de los partidos existentes, para eso mejor ni siquiera intentarlo, un nuevo partido debe plantearse claramente terminar con el capitalismo y no seguir administrando este podrido sistema. Necesitamos construir una sociedad socialista, donde los trabajadores democráticamente decidan las políticas que se deben implementar, para tener una sociedad más justa y solidaria y no la actual ley de la selva de un capitalismo neoliberal salvaje, donde unos pocos aplastan los intereses de las grandes mayorías.    

1 COMENTARIO

  1. Ya se ha hablado bastante de este tema, construir una alternativa, un partido, un programa, etc. Compañero, lamento hecharle por tierra su buena intención. Lo que ud. desea lo deseamos todos los que nos consideramos anticapitalistas, pero la verdad es que no se ha hecho no porque no se quiera, sino porque no se puede, o mejor dicho, sería inútil. Imagínese, construir el socialismo en un terreno, donde el estado de derecho vela por todos los intereses de los mas poderosos, los que tienen el monopolio de las armas, y la clase política. Donde la propiedad privada del latifundio se proteje con estados de exepción; donde las demandas de la clase trabajadora se consideran menos importantes que la seguridad de la clase empresarial; donde la carcel está hecha solo para los pobres, nunca para los ricos y famosos; donde las demandas de los pueblos originarios llevan más de cien años; donde los jóvenes del pueblo se mueren perdidos en la droga por falta de oportunidades; donde la fuerza tiene más poder que la razón; etc. etc. y etc. Compañero si me permite, para un entuerto como este, la única salida, no es crear un partido, sino un frente. No se si me entiende, pero la guagua facista jamás soltará la teta si no se la quitamos a la fuerza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.