Inicio Derechos Humanos Ante las actuaciones y omisiones de la Secretaría General de la OEA...

Ante las actuaciones y omisiones de la Secretaría General de la OEA de Luis Almagro y la grave situación en Colombia

238
0
Compartir

Foro Latinoamericano de Derechos Humanos, FOLADH

En el marco de una de las urgencias y crisis de derechos humanos más grave de los últimos tiempos en nuestro continente, la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos OEA, conducida por Luis Almagro, mantuvo por días un completo silencio sobre la situación en Colombia. Sólo hace unos pocos minutos de hoy martes 4 de mayo, la Misión de Paz de la OEA para Colombia emitió un comunicado, replicado por las cuentas oficiales de la OEA y su Secretario General, presionado entre otros factores y hechos, por el ataque que recibió incluso una delegación de las Naciones Unidas en una de los innumerables hechos de violencia estatal y militarización frente a la movilización social. En su comentario, Almagro además parece insinuar una igual condena a los actos del gobierno y los agentes estatales, que el que realiza hacia la protesta social: “Condenamos la violencia y exceso de fuerza policial; cada asesinato debe ser investigado y determinadas las responsabilidades. También condenamos los actos de vandalismo de grupos violentos”1.

Ante esto, desde el Foro Latinoamericano de Derechos Humanos, FOLADH, consideramos necesario señalar, junto con reiterar lo ya declarado el pasado domingo ante un escenario que no ha hecho más que continuar y agravarse desde entonces2:

1. Desde hace ya un buen tiempo, las actuaciones del Secretario General de la OEA distan mucho de estar enmarcadas en las funciones asignadas a su cargo y a las normas y principios a las que está sujeto. Su rol en el rompimiento de la sucesión presidencial constitucional en Bolivia, y sus complicidades con el gobierno de facto de Jeanine Áñez y los silencios hacia las violaciones a derechos humanos que éste ejecutó, con sucesos gravísimos como las masacres de Senkata y Sacaba3, muestran la total parcialidad con la que está cumpliendo su cargo, infringiendo los principios básicos contenidos en la carta de la OEA y en las declaraciones e instrumentos interamericanos de derechos humanos. En lo relativo a Bolivia, pasado el tiempo y las evaluaciones posteriores, ha quedado demostrado que las acusaciones de fraude electoral realizada por la misión electoral de la OEA conducida por la Secretaría General, no tenían sustento. En los últimos tiempos ha proseguido en su injerencismo hacia el escenario político boliviano, calificando de “persecución política” los juicios en curso contra altas autoridades militares y del gobierno de facto ya desplazado, y formulando opiniones sobre el sistema de composición del Poder Judicial y demás autoridades jurisdiccionales. Todo ello, contraviene entre otros principios básicos de los sistemas OEA y ONU, los principios de no intervención y no injerencia a las que debiera ceñirse con alto cuidado todo quien encabece una instancia intergubernamental, y más, una de la importancia de la OEA, además de la Carta de la OEA, la Carta de las Naciones Unidas, y la Carta Democrática Interamericana.

2. Por otra parte, los señalamientos y opiniones, para el caso de las revueltas sociales ecuatoriana y chilena en el 2019, de apoyo a los gobiernos y su rechazo a las “brisas bolivarianas” y las insinuaciones y acusaciones explícitas hacia una eventual injerencia de parte del gobierno de Venezuela, dan también cuenta de una agresividad y parcialidad incompatible con el cargo que él representa y con sus funciones, infringiendo los principios que rigen o debieran regir su actuar. Tras la irrupción del estallido social y revuelta popular en Chile, la Secretaría General de la OEA declaró: “las brisas del régimen bolivariano impulsadas por el madurismo y el régimen cubano traen violencia, saqueos, destrucción y un propósito político de atacar directamente el sistema democrático y tratar de forzar interrupciones en los mandatos constitucionales. Los intentos que hemos visto documentados en Ecuador y Colombia, vemos hoy repetido ese patrón en Chile. La polarización, el odio, la violencia, las malas prácticas, las políticas de violación sistemática de derechos humanos y crímenes de lesa humanidad con que las dictaduras impregnaron a nuestros sistemas políticos deben ser erradicadas y asiladas, vengan de donde vengan. Es entonces imprescindible aislar los focos de violencia que tienen su origen en esfuerzos externos e internos de desestabilización institucional. Los ataques a la democracia deben ser condenados en todo caso y debe asegurarse el sistema político que los mandatos constitucionales otorgados por el pueblo deben ser siempre respetados”4.

3. En estos días de Paro Nacional y movilización social en Colombia iniciados el día miércoles 28 de abril, y con una creciente y criminal represión y militarización de parte del Estado y el gobierno colombiano, la Secretaría General de la OEA mantuvo un total silencio. Desde su principal red social, sí difundió, entre otras publicaciones, condolencias por muertos en accidentes en Ciudad de México y en Israel, una actividad con quien llama como “presidente encargado de Venezuela”, Juan Guaidó5, o un saludo a la nueva encargada de la USAID del gobierno de Estados Unidos6. A propósito de estas dos últimas publicaciones, es importante señalar que hace un par de semanas, la USAID publicó un informe en el que reconocía que en las operaciones de presunta “asistencia humanitaria” a Venezuela no se habían cumplido los estándares que tienen estas acciones, lo cual implica un reconocimiento velado a que, más que actividades humanitarias, se trató de injerencia y acciones de agresión hacia el gobierno y el pueblo venezolano7. Precisamente por estos días se cumple un año de la agresión militar mercenaria dirigidas desde Colombia hacia territorio venezolano, donde abundan las pruebas de coparticipación y de complicidades activas y pasivas de parte de los gobiernos de Estados Unidos y de Colombia. Estos actos constituyen graves ilícitos internacionales, y afectan, además de la soberanía del Estado venezolano, vulneraciones y violaciones a derechos humanos de diverso tipo y escala para la sociedad venezolana en su conjunto. Luis Almagro, desde su llegada a la Secretaría General de la OEA en mayo de 2015, ha estado constantemente participando de esta agresión continuada hacia Venezuela, al punto de ser un factor central en el proceso de retiro de la instancia interamericana de parte de la República Bolivariana de Venezuela, culminado en abril de 2019.

4. Nos sumamos a las condenas que el actuar del Secretario General de la OEA viene recibiendo en cada vez mayor número y fuerza, y a unir voces y organizaciones en torno a la urgente tarea de su destitución y reemplazo8. La Organización de Estados Americanos en cuanto principal organismo regional, que en su historia y presente ha tenido siempre el problema de su parcialidad, la desigualdad entre los estados, y su falta de independencia real frente al gobierno de Estados Unidos, sus intereses y aliados en cada país del continente, necesita con urgencia una profunda reforma y probablemente una refundación, o, en caso de continuar propiciando y tolerando situaciones tan graves como las que encabeza su actual Secretaría General actual, su sustitución. En tal sentido, consideramos de alta importancia el propiciar un diálogo y debate en torno a la institucionalidad interamericana. Y en lo urgente, que las distintas instancias con competencia en materia de derechos humanos como la Comisión y la Corte interamericanas de Derechos Humanos, la Misión de la OEA y de la ONU en Colombia, y la Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, tengan una respuesta más categórica y activa en relación a la situación en el país.

5. Conminamos, en el ámbito de cada país, a activar todas las instancias de denuncia pública y vías institucionales disponibles para llamar a detener y hacer retroceder el ataque de las fuerzas estatales y paraestatales contra la movilización social en Colombia, al pronunciamiento de las autoridades y fuerzas y dirigencias políticas de cada país, y nos unimos a las voces y acciones de apoyo al pueblo colombiano y sus legítimas y justas reivindicaciones y demandas. Convocamos a una campaña continental para la salida de Luis Almagro de la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos, y desde ya, la impulsamos con la consigna de #FueraAlmagroDeLaOEA.

Foro Latinoamericano de Derechos Humanos, martes 4 de mayo de 2021.


1 Cuenta de twitter oficial de Luis Almagro, https://twitter.com/Almagro_OEA2015/status/1389650185190613001

2 “Ante la respuesta militarizada y las graves y generalizadas violaciones a DDHH por el Gobierno de Colombia en el contexto del Paro Nacional”, Foro Latinoamericano de Derechos Humanos – FOLADH, http://foladh.org/2021/05/02/ante-la-respuesta-militarizada-y-las-graves-y-generalizadas-violaciones-a-ddhh-por-el-gobierno-de-colombia-en-el-contexto-del-paro-nacional/

3 Ver “Declaración por la detención de Jeanine Áñez, ex ministros y autoridades militares en el caso Golpe de Estado en Bolivia”, Foro Latinoamerica de Derechos Humanos – FOLADH, http://foladh.org/2021/03/15/declaracion-por-la-detencion-de-jeanine-anez-ex-ministros-y-autoridades-militares-en-el-caso-golpe-de-estado-en-bolivia/

4 “Comunicado de la Secretaría General de la OEA sobre la situación en Chile, 24 de octubre de 2019.

5 Cuenta twitter oficial de Luis Almagro, https://twitter.com/Almagro_OEA2015/status/1389316166989107201

6 Cuenta twitter oficial de Luis Almagro, https://twitter.com/Almagro_OEA2015/status/1389353673613058048

7 «Enhanced Processes and Implementer Requirements Are Needed To Address Challenges and Fraud Risks in USAID’s Venezuela Response» (Procesos y requerimientos de implementación mejorados son necesarios para abordar los desafíos y riesgos de fraude en la respuesta de USAID a Venezuela), https://oig.usaid.gov/node/4688

8 Ver, por ejemplo, “Declaración de expresidentes y líderes de Latinoamérica. En rechazo a la injerencia de Luis Almagro en Bolivia” (Página 12), https://www.pagina12.com.ar/333205-en-rechazo-a-la-injerencia-de-luis-almagro-en-bolivia

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.