Open top menu
Ideología neoliberal disfrazada de verdad económica en diario La Tercera.(Un botón de muestra).Por Esteban Silva.

Ideología neoliberal disfrazada de verdad económica en diario La Tercera.(Un botón de muestra).Por Esteban Silva.

Ideología neoliberal disfrazada de verdad económica en diario La Tercera. (Un botón de muestra). Por Esteban Silva.

Muestra 1:

El diario La Tercera en su sección «Pulso del Domingo» del 22 de septiembre la dedica a resaltar los «3O Años, La autonomía del Banco Central» y la acompaña en su portada con una patriarcal foto de sus 7 Presidentes de las últimas tres décadas.

Bajo el título: «20 hitos de la autonomía» (págs 4 y 5). El diario La Tercera, presenta la autonomía del Banco Central como una suerte de verdad inmanente e inmutable la que se explica en lo que llaman «el Origen».: Una autonomía que según el artículo «quedó establecida en 1989 cumpliendo con el actual mandato de la Constitución de 1980 que dispuso la autonomía» (Una imposición establecida por la Constitución Pinochetista impuesta por la dictadura, lo que no se señala por supuesto).

Se plantea que la Ley Orgánica del Banco Central fue negociada (en lógica binominal) por el entonces ministro del Interior de la dictadura, Carlos Cáceres y por el coordinador del equipo de la Concertación el demócrata cristiano Alejandro Foxley. (Ambos compartían una misma visión neoliberal, cosa que por supuesto tampoco se señala).

Todo el artículo trasunta la idea de que la Autonomía del Banco Central forma parte del consenso y del éxito del llamado «milagro económico» en la economía neoliberal chilena y se presenta la autonomía del Banco Central como una verdad inmodificable y suprema en relación a la gestión económica estableciendola como un evidente y categórico sentido común.

Quién mejor reconoce y resume el sentido ideológico neoliberal de la llamada autonomía del Banco Central (BC) y de su materialización política e institucional, es uno de sus propios ex Presidentes, como Andrés Bianchi al plantear sin sonrojarse que: «La ilegitimidad de origen del BC ha sido reemplazada por una legitimidad de ejercicio» (Pág 6)/

En el suplemento del diario, el remate del tema es asumido por el economista Sebastián Edwards en un artículo de página completa titulado:

«El Banco Central y el milagro chileno»
Para el autor, lo que el denomina desde su concepción ideológica «milagro chileno» es el paso de «un país mediocre a tener el mayor nivel de bienestar de América Latina». Según Edwards su milagro se debe a tres cuestiones centrales que eleva a categoría de dogma neoliberal:
«La apertura económica que transformó las exportaciones en motor de crecimiento, la política de los acuerdos entre gobierno y oposición ( en su concepción binominal claro esta), y un Banco Central independiente el que según él ha velado por la mantención de la estabilidad macroeconómica.»

Es tan ideológica y política su concepción sobre la autonomía del Banco Central en materia de modelo económico que advierte de los peligros de transgredir el dogma metiendo en el mismo saco 3 países de realidades muy diferentes por el solo hecho de haber tenido o tener gobiernos de izquierda o progresistas al afirmar que : «En casi todos los países donde ha cundido el populismo en los últimos años – Argentina, Bolivia, Venezuela- una de las primeras medidas de los líderes populistas ha sido quitarle independencia al Banco Central. Los resultados han dejado mucho que desear.»
En otras palabras, para el columnista de la Tercera,la autonomía del Banco Central en cualquier parte del mundo,en cualquiera circunstancia y economía es sencillamente un requisito y condición esencial del modelo económico neoliberal y cualquier tipo de intento de cambio de políticas económicas en favor de las mayorías y del pueblo trabajador son para un populismo atentatatorio al dogma construido.

Muestra 2:

Artículo publicado en el suplemento Pulso del sábado 21 de Septiembre de 2019, escrito por Alberto Ossa J, quién es presentado (en siglas en inglés)como CEO LTR-Global Trade Credit & Political Risk. Es decir, escribe un autor incumbente que seguramente trabaja para las llamadas Clasificadoras o Aseguradoras internacionales de «riesgo país».
En su artículo, Ossa define el riesgo político cómo los actos de gobierno para penalizar a inversiones de las empresas privadas. Señalando que el riesgo es cuando se incluye: » La expropiación, nacionalización, inconvertibilidad de divisas, cancelación de licencias, impuestos discriminatorios, terrorismo, violencia política, golpes de Estados, etc Para rematar que estos riesgos (en la lógica capitalista neoliberal actual de la economía se entiende) son asegurados por Organismos gubernamentales, Agencias multilaterales o Aseguradores privados. En su texto insiste en «el peligro» que luego de las PASO implica para Argentina ( en concreto para el modelo neoliberal que defiende) el triunfo presidencial de Alberto Fernández y de su compañera de fórmula la ex Presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Ossa insiste en que «la confianza de los inversionistas, del FMI y los aseguradores se verán muy afectados».

Para Ossa y las aseguradores de riesgo, cualquier modificación del modelo económico neoliberal que se vea amenazada por el ejercicio democrático y soberano de un pueblo y sus gobernantes es considerada un «riesgo político» y por tanto «un riesgo país».
En consecuencia, para Ossa y sus mandantes solo estaría exento de riesgo el «estatus quo» impulsado por gobiernos que profundicen la desregulación de la economía en desmedro de los derechos sociales de los pueblos. Dicho de otro modo, el ejercicio de la democracia y de la soberanía popular es considerada como un riesgo y como una verdadera amenaza que requiere de seguros.

Sin el más mínimo pudor el autor presenta estos temas como una verdad o sentido común incontrarrestable cuando en verdad se trata de una opinión ( la suya) política de inequívoca visión dogmática neolineral.

No es necesario ser cientista político o economista para hacer un simple análisis de contenido sobre lo que leemos diariamente en los medios de comunicación y darse cuenta cómo se nos presentan opiniones y noticias como verdades incontrarrestables basadas en dogmas ideológicos y disfrazadas de sentido común.

23 de septiembre de 2019.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: