Inicio politica ¿Qué hará la Derecha en la Convención Constitucional?

¿Qué hará la Derecha en la Convención Constitucional?

436
0
Compartir

Arturo Alejandro Muñoz

Realmente sonó a festín la saga de entrevistas que realizó la periodista Mónica Rincón (CNNChile y Chilevisión) a ciertos dirigentes políticos –convertidos en convencionales constituyentes- el domingo 4 de julio, momentos antes de iniciarse la primera sesión de la Convención Constitucional. Sus preguntas eran sal sobre las heridas de los entrevistados, especialmente en las de Fesal Chahín y Marcela Cubillos. A Chahín: “¿usted sabe que está sol?, porque es el único demo cristiano en la Convención”. A Cubillos: “va a ser muy difícil para ustedes (los derechistas), están en absoluta minoría”.

No hay duda alguna respecto a que los ánimos en la derecha chilena están rozando el suelo; las últimas tres abrumadoras derrotas (plebiscito constitucional, gobernadores/alcaldes, convencionales constituyentes) dejaron a las tiendas partidistas de ChileVamos con un palmo de narices y, además, asfixiadas por un creciente temor corroyéndoles el alma. El temor a ver desplomarse gran parte del edificio neoliberal que levantaron a punta de bayonetas y, después,  con la presencia y aporte de “renovados” dizque izquierdistas.

Esas derrotas cobraron cuerpo e hicieron piel en la reciente puesta en marcha de la Convención Constitucional, ya que allí se notó de inmediato cuán aislados se encuentran los representantes de la derecha en ese  nuevo e importante órgano, cuestión que equivale a sospechar también una posible inutilidad de esos representantes en las materias de mayor relevancia que deberá discutir y dirimir la Convención.

De hecho, la conocida participante de la farándula local, Yuyuniz Navas, quien no logró obtener los votos suficientes para convertirse en ‘convencional” representando a la derecha criolla, al presenciar in situ la conformación de la Convención esa mañana de domingo, manifestó a la prensa: “agradezco al cielo no haber sido electa”. Más asertiva y realista que sus colegas, quizás se percató que estaba frente a un escenario en el que sus intereses económicos  y sociales, así como sus ideas conservadoras y clasistas, no tendrán apoyo ni podrán llegar a buen término, pues la barrera de los dos tercios fue superada electoralmente, lo que deja a la derecha, y a sus aliados socialdemócratas de la NuevaMayoría,  con escasas o nulas posibilidades de defender los pilares de la Constitución de las Bayonetas y los intereses económicos y financieros del mega empresariado transnacional.

Algo similar debe haberle acontecido a la exministra de Educación, Marcela Cubillos, toda vez que sus primeras declaraciones, también en medio de la instalación de la Convención en el bello edificio del exCongreso Nacional,  dejaron entrever los temores  que afligen a la derecha, la que por primera vez en décadas se encuentra en situación de derrota…y con un futuro poco halagüeño. Vea usted lo que declaró doña Marcela Cubillos: <<La Convención se instaló con claro predominio del Partido Comunista y del Frente Amplio, Que se respete el estado de derecho y se frene el intento de convertirla en un suprapoder;  ese será el gran esfuerzo (que deberemos hacer) las semanas que vienen. Y no será fácil>>.

Huelgan comentarios, ¿verdad? Recién ahora que la Convención se ha instalado y comienza su labor, algunos derechistas internalizan que sus posiciones y planteamientos no tendrán acogida favorable al interior de ese relevante órgano Así entonces, el temor comienza a transformarse en sarpullido, y este en depresión severa, ya que esta vez (tal vez sea la primera ocasión en nuestra Historia) la élite no es protagonista principal ni dirige un proceso institucional.

¿Qué hará, pues, la Derecha ante tan oscuro panorama para ella, toda vez que la posibilidad del ‘veto’,  otorgado por la política de los dos tercios, pareciera que ha sido superada en votos por una mayoría que desea no sólo redactar un nuevo  texto constitucional, sino, también, refundar Chile?  

Los caminos que la Derecha podría tomar en la Convención son solamente tres, a saber:

1 Dialogar, conversar, acordar, ofrecer, etc., con algunos convencionales que podrían tener cierto grado de afinidad con los intereses que ella representa, y de ese modo acercarse a los dos tercios tanto como también lograr que sus propuestas (algunas de ellas, al menos) tengan un final feliz. La verdad es que, para esta alternativa, el horno en absoluto está preparado. La idea del “independentismo” ha cuajado con fuerza al interior de la Convención…pero en política todo puede suceder.

2  Retirarse de la Convención aduciendo que hay una nueva “aplanadora” y que no existe ninguna disposición al diálogo; que las decisiones ya están acordadas antes de comenzar siquiera el proceso de análisis de algunas materias. La idea no sería otra que “demostrar cuán fanática y soberbia es la mayoría izquierdista de la Convención.

3  Comenzar a provocar al interior de la Convención, a buscar pleitos con el objetivo de lograr un quiebre entre los constituyentes y alimentar su prensa para que esta emita y publique despachos, crónicas y reportajes tendenciosos desacreditando la Convención. De hecho, la constituyente representante del Partido Republicano, Teresa Marinovic, comenzó desde la primera hora de la instalación a provocar a lo asistentes criticando a viva voz la presencia (en las calles aledañas) de manifestantes que acompañaban a constituyentes, en especial de etnias originarias. A tal extremo llegó esa actitud de Marinovic, que la presidenta de la Convención, la dra. Elisa Loncón, le salió al paso diciéndole: “¿Por qué viene usted a provocar?, ¿por qué no se va para allá (señalando el lugar que le correspondía  en el evento)?”

No es solamente ello, hace pocas horas el senador Alejandro Guillier subió a su cuenta de Twitter el siguiente texto:<<El Secretario Técnico de la Convención Constitucional, Francisco Encina, debe renunciar  o ser removido del cargo. No ha cumplido la única tarea que se le asignó: que los convencionales puedan sesionar. La ineptitud del gobierno sde Piñera atenta contra el poder constituyente>>.

La duda es si se tratará únicamente de “ineptitud”, o de algo más.

Por cierto, hay otra alternativa…que la Derecha asuma su derrota y acepte, consciente y democráticamente aquello que la mayoría de la sociedad civil impetra. ¿Será eso posible?

 

 

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.