Open top menu
Introducción a la Economía Marxista – Capítulo 2: Nosotros producimos la ganancia

Introducción a la Economía Marxista – Capítulo 2: Nosotros producimos la ganancia

capitalismo

El capitalismo ha sido mencionado, pero ¿que es capital?4 Una maleta de billetes pequeños sería bueno tener, pero no es capital.

Capital es dinero, maquinaria de fábrica y materiales, los cuales están reunidos para emplear trabajadores. Los trabajadores son la fuente de la riqueza. Pero, más que esto, son la fuente de nueva riqueza, que nutre los estilos de vida y planes de inversión de los patrones.

¿Cómo puede ser? El robo no es obvio. Si alguien trabaja 40 horas recibe el precio que se paga y sale con 40 horas de dinero antes de impuestos. Esto es uno de los grandes mitos del capitalismo—que el empleo está basado en “un día justo de trabajo para un día justo de pago”. Un vistazo a la jornada laboral ayuda a desmitificar el mito.

Una persona puede ser empleada por ocho horas en un día. Durante este tiempo, ocho horas de tiempo laboral están gastadas produciendo bienes o servicios. El empleado nunca recibirá estas ocho horas en la forma de pago. Si lo recibiera, no generaría ganancia y la empresa fracasaría. En el ejemplo 1, la persona recibe sólo cuatro horas de pago. Pero no puede irse a casa después de cuatro horas: el trabajador tiene que seguir trabajando gratis para el patrón.

Cada día, de hecho cada hora del día, trabajadores están haciendo a su empleador más y más rico. No tienen ningún control sobre el uso de la riqueza que crean. Sólo pueden mejorar su salario luchando por ello. Este trabajo extra produce plusvalía.5

La plusvalía está dividida entre el alquiler para el dueño del lugar, el interés para el banco y la ganancia para el patrón de la empresa.

Ejemplo 1. Jornada Laboral

Trabajo necesario (salario) — Plusvalía

Cuatro Horas ———————Cuatro Horas

Todas las cosas en las tiendas tienen una porción de plusvalía. Todas las cosas compradas hacen más rico al jefe. El capital se acumula y crece. Los jefes no invierten porque le gusta ver a los trabajadores con empleos—sólo invierten para hacer ganancia. Si no hay ganancia, no hay producción. Y la ganancia viene del trabajo no pagado de la clase trabajadora.

Un argumento es que los consumidores, no los trabajadores, son los explotados.

Dicen que los empleadores “sobre cobran”—aumentan los precios para robar al consumidor. Es cierto que las tiendas intentarán robarnos si pueden. Pero la riqueza nueva principalmente no viene de los aumentos de precios. Si tengo un auto que vale $800 y te lo vendo por $1000, yo he ganado $200 y tú has perdido $200. Ha sido una transferencia de dinero de ti a mí. Pero nueva riqueza no ha sido creada.

Un capitalista empieza con un montón de dinero. Alquila o compra el lugar y la maquinaria, emplea trabajadores y termina con más de lo que tenía al inicio. Esto viene del trabajo no pagado a la clase trabajadora.

¿Quién decide cuanto debe ir al trabajador y cuanto debe ir al jefe? El jefe intentará mantener los salarios o “tiempo necesario de trabajo”6 (ver la definición en el glosario) lo más bajo que sea posible para incrementar las ganancias. El límite a la avaricia de los capitalistas es que el trabajador tiene suficiente dinero para mantenerse bastante sano para que siga trabajando día tras día y criar una nueva generación de trabajadores. Pero aún esto no es definitivo.

En momentos de mucho desempleo, no molesta a los patrones si el mal pago perjudica la salud de los trabajadores—por tanto tiempo que haya otros para reemplazarlos. En el mundo de hoy, se necesitan dos ingresos para tener suficiente dinero de criar una nueva generación de trabajadores. Los trabajadores necesitan transferir el balance en la otra dirección.

Mediante la organización sindical pueden forzar al jefe a hacer concesiones y aumentar los salarios.

Normalmente los capitalistas culpan a los aumentos de los salarios de los trabajadores cuando la inflación se dispara. Una mirada a la jornada laboral muestra que esto no es verdad. Si hay un aumento en los pagos sólo significa que “la torta” está dividida de otra manera: la línea entre el trabajo necesario y la plusvalía cambia a favor de los trabajadores.

Los trabajadores ganan más y los jefes consiguen menos. El valor total de los bienes no ha cambiado. La causa de inflación no se encuentra en los incrementos del pago, sino que en el intento de los capitalistas de recuperar su ganancia de otra forma y en los “robos” de los financieros y los gobiernos.

Cada batalla en el sitio de trabajo al final es una batalla sobre la “línea” entre los salarios y la plusvalía. Cada disputa sobre los descansos, los bonos, el sobre-tiempo se trata de la cantidad de “trabajo gratis” que los trabajadores van a regalar a los jefes. La existencia de la plusvalía muestra que los trabajadores nunca están “sobrepagados”.

El Comité por Una Internacional de los Trabajadores (CIT) llama por una semana laboral de 35 horas. Con una dirección sindical determinada y luchadora, esto puede ser logrado. Para muchos trabajadores, sin embargo, las horas largas de sobre-tiempo son la única forma de ganar bastante para satisfacer las necesidades básicas. El sobre-tiempo conviene al empleador. Corta la necesidad de tener que emplear más trabajadores. Una forma en la que los jefes aumentan la plusvalía es a través del sobretiempo no pagado.

Ejemplo 2. Jornada Laboral

  1. Trabajo necesario (salario) — Plusvalía

Cuatro Horas ————————- Cuatro Horas

  1. Trabajo necesario (salario) — Plusvalía

Cuatro Horas ————————- Ocho Horas

En ejemplo 2 (A), en una jornada laboral el patrón recibe cuatro horas de plusvalía. Haciendo más larga la jornada laboral y manteniendo el salario igual, la plusvalía incrementa a ocho horas (jornada laboral B). Esto se llama plusvalía absoluta.

Hace tiempo en la época feudal, los siervos trabajaban la tierra de acuerdo con las temporadas y la luz del día. El trabajo fue duro y el hambre nunca estuvo lejos. Pero la producción de alimentos fue parada cuando hubo suficiente. Bajo el capitalismo, el trabajo de noche sigue al de día, las horas de trabajo se limitan sólo por el poder sindical y la necesidad de dormir.

El hecho de que algunos trabajadores reciben tiempo a doble paga muestra que la plusvalía existe. Los patrones pueden pagar más y todavía hacer una ganancia. A muchos trabajadores les gustaría trabajar 35 horas cada semana, pero están forzados a hacer trabajos mal-pagados y de medio tiempo debido a la falta de trabajos reales y provisión de guarderías.

Estos trabajos casuales y de medio tiempo dan escasez de derechos a los trabajadores y, por eso, son muy lucrativos para los jefes.

Otra forma en que los empleadores suben la plusvalía es mediante el aumento de la velocidad de la producción. Abajo (Ejemplo 3) en la jornada laboral A, hay cuatro horas de plusvalía.

Si la velocidad de la producción está doblada, el trabajador produce su salario en la mitad del tiempo. En ejemplo B, los salarios no han sido cortados, pero por trabajar con doble la fuerza, el trabajador ha producido bastantes bienes para pagar su salario en sólo dos horas en vez de cuatro. Aumentando la velocidad de producción, los patrones consiguen seis horas de plusvalía en vez de cuatro. A esto se llama la plusvalía relativa.7

¿Cómo incrementa el capitalista la producción? Una manera es forzar a los trabajadores a trabajar más duro. Tácticas ordinarias de terror pueden ser utilizadas. También, planes de bonos pueden ser utilizados para convencer a las personas.

Los bonos nunca compensan a los trabajadores por la plusvalía extra que producen o el empleador no los introduciría. La mayoría de planes de bonos son divisivos—se enfrenta a un trabajador contra los demás.

El jefe buscará hacer que los trabajadores trabajen hasta que no puedan trabajar más. Pero el ser humano tiene sus límites antes de que empecemos a enojarnos. Y los jefes son más avariciosos de las ganancias que nosotros podemos proveer.

Ejemplo 3. Jornada Laboral

  1. Trabajo necesario (salario) — Plusvalía

Cuatro Horas ———————– Cuatro Horas

  1. Trabajo necesario (salario) — Plusvalía

Dos Horas ————————– Seis Horas

Ver Capítulo 3

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

A %d blogueros les gusta esto: