Inicio sindicatos Para cambios reales y efectivos en la sociedad, se requiere de una...

Para cambios reales y efectivos en la sociedad, se requiere de una amplia, firme, independiente y autónoma organización

247
0
Compartir

PULSO SINDICAL DIARIO DE LA CGT CHILE 

14 AGOSTO 2020

*****

“…Cuando acabe de piscar (cosechar) vino el rico y lo partió, todo mi maíz se llevó, ni pa comer me dejó..”                          

canta: Amparo Ochoa

*****

1.- Si en algo estamos de acuerdo muchos de nosotros es que, en ocasiones, las asambleas sindicales son fomes y desabridas.

No solo no cuentan con una tabla de la reunión que haga a la misma entretenida y fomente la participación de los socios, sino que a veces solo se trata de escuchar monologos dirigenciales que no motivan a nadie.

Los sindicatos, entre otras organizaciones sociales, han perdido el sello que les era característico. Dejaron de ser una escuela formadora y se transformaron en meros administradores, que con suerte se activan para fiestas patrias y navidad por eso de los aguinaldos y las canastas,  momento que también utilizan para repartirse los fondos que han ahorrado o comprar gif card.

El capital ha ido instalando sus dictados en las leyes laborales, así como el consumismo y el individualismo, lo que hace que los trabajadores miren con desconfianza el decir y el hacer de los sindicatos. Sin embargo, no podemos desconocer que la burocratizacion, la corrupción y el intento de querer hacer de la organización un instrumentos al servicio de visiones particulares, han hecho que los trabajadores se resistan a organizarse.¿Cuántas son las organizaciones que se reunen regularmente con sus asociados, cuántas las que tienen comisiones de trabajo activas y cuáles son aquellas que participan activamente de organizaciones mayores, como Federaciones, Confederaciones y/o Centrales?

El sindicato y demás organismos son las escuelas en las que se forman dirigentes y trabajadores, por lo que cuando decimos que las cosas no funcionan, que los trabajadores no están ni ahí, simplemente reconocemos que no estamos haciendo el trabajo como corresponde y deberíamos cambiar las conductas.

2.- Falta un poco más de 2 meses para que, en principio, se realice un plebiscito para determinar si habrá nueva Constitución y que instrumento la elaborará. Lo que está claro es que no será una Asamblea Constituyente como muchas voces pedían. Ya dijimos, en distintos espacios, lo que pensamos de toda la farsa que montaron para instalar la propuesta.  También dejamos claro que no había oposicion a la propuesta – más allá de lo que algunos declamaron en los medios de comunicación – pues el problema que impidió ver a todos sentados en la misma mesa, fue una cuestión de quorum. La mayoria se inclinó por los 2/3, los que no firmaron querían 3/5.  Hoy todos están desplegando sus mensajes convocando al Apruebo o al Rechazo.
Ciertamente nadie podría decir que no quiere una nueva Constitución. Nos sacamos la cresta levantando está bandera durante la dictadura y la mantuvimos enhiesta durante todos estos años. El punto es que todo está armado para que se hagan algunos ajustes pero no sé tocará en profundidad al sistema.

Para que estemos claritos desde ahora. Lo mas probable es que no se establecerá en la nueva Constitución la propiedad del Estado sobre las riquezas naturales, ni se determinará un sistema previsional tripartito, como tampoco el derecho a atención de salud y medicamentos para todos los habitantes de la nación, desde que nacen hasta que mueren e independientemente de sus recursos económicos.  Menos el derecho a sidicarse y negociar a todo trabajador y ni hablar de pensiones dignas y justas.

Pero cuidado, el problema no es la casta política que hace lo que quiere y cuando quiere.

El problema somos nosotros que no logramos darnos una organización potente, capaz de golpearle la mesa al que pretenda pasarnos por arriba.


3.- Los trabajadores deben votar y marcar apruebo e inclinarse por la convención constituyente. Eso sí es que desean participar.

Los que no quieran votar por la razón que sea, están también en su derecho de hacerlo.

Sin embargo, todos los trabajadores deben tener claro que para cambios reales y efectivos en la sociedad, se requiere de una amplia, firme, independiente y autónoma organización.

Cómo ven, trabajo tenemos para rato.

*****

Educar – Organizar – Luchar
MANUEL AHUMADA LILLO

Secretario CGT CHILE

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.