Inicio Fuerzas Armadas LA REVOLUCIÓN DE LA ESCUADRA DE 1931

LA REVOLUCIÓN DE LA ESCUADRA DE 1931

308
0
Compartir

Jorge Magasich 

Los que dijeron No [Tomo I]

Año de publicación: 2008

El volumen I resume las revueltas navales del siglo XX y los conflictos sociales que estremecieron a la Armada chilena en 1925, 1931 y 1961. Describe, además, la formación impartida en las escuelas de Grumetes y en la Naval en tiempos del alineamiento con el Pentágono. Incluye decenas de entrevistas a marinos y el estudio de los procesos jurídicos que permiten reconstituir la vida en cuarteles y buques. Narra cómo se organizaron los marineros antigolpistas, en casi todas las unidades de la Armada, como buscaron resguardar la legalidad, defender el gobierno de Allende y como establecen contactos con los partidos de izquierda para informarlos de la conjura en marcha.

Precio normal: $14.800 CLP | en línea: $13.700

Jorge Magasich 

Los que dijeron No [Tomo II]

Año de publicación: 2008

En el volumen II continúa la historia de los álgidos días de julio de 1973. La tropa comprende que será forzada a participar en el golpe militar inminente. Los marinos debaten y los grupos de la Escuadra esbozan un plan de ocupación preventiva de los buques para aislarlos del Golpe, y organizan reuniones, una con el jefe del MAPU y la otra con los jefes del PS y del MIR. Sigue una ola de detenciones y la apertura del proceso contra los marinos y los dirigentes políticos. El término “primera vez” se aplica, a menudo, a la historia de los marinos antigolpistas, que encarna el ocaso de la democracia y la emergencia de la dictadura en Chile.

Precio normal: $13.600 CLP | en línea: $12.600

http://www.lom.cl/a/01600729-20aa-4295-a887-062fab5fe572/Jorge-Magasich.aspx

LA REVOLUCIÓN DE LA ESCUADRA DE 1931

Resumen de Félix Vidal. Aporte de la Comisión de Memoria Histórica de la Marinería Antigolpista, para Ojo con el Lente

ojo con el lente  – 31/08/2020

En septiembre de 1931, preside el País una Junta de Gobierno integrada por Pedro Opazo Letelier, Juan Esteban Paredes y Manuel Trucco. Junta en la cual, también, participan uniformados, además de un contraalmirante, como interventor del conflicto en La Armada, que tiene interés en nuestra memoria.

Este gobierno es llevado al poder por las Fuerzas Armadas (FFAA), como repuesta a la inestabilidad política del periodo. Pronunciamientos castrenses entre 1925 y 1931: el golpe militar de septiembre de 1924, el golpe militar de enero de 1925, el breve retorno al poder de Arturo Alessandri Palma, la caída de Alessandri y el ascenso de Ibáñez, el derrocamiento de Ibáñez ocasionado por un pronunciamiento de jóvenes militares, el efímero gobierno de Juan Esteban Montero, los cien días de Carlos Dávila. La instauración de la Junta Opazo Letelier, Montero y Trucco lleva al País, también, una profunda crisis económica. Que no sólo afectó a los trabajadores chilenos, sino también a los uniformados de tropa de las fuerzas armadas chilenas.

La Junta de Gobierno promulga medidas anticrisis, entre las cuales figuraban la reducción en treinta por ciento de los sueldos del sector público y de un diez por ciento a los de las Fuerzas Armadas. En ese contexto, se produce el llamado por algunos Motín de los Marineros, por otros La rebelión de la Marina y, también, La Revolución de la Escuadra.

La rebelión de los tripulantes de la Escuadra de la Armada de Chile es, también, una reacción ante la arrogancia de la oficialidad antidemocrática de las FFAA, expresada en dar golpes de Estado, intimidar civiles, derrocar gobiernos elegidos y originar dictaduras castrenses. Esta vez, era la Marinería de las naves de guerra quien tomaba la palabra. El primero de septiembre de 1931, cinco mil hombres, ocupando veintitrés buques de guerra, desembarcaron a los oficiales y, al mando de suboficiales, se llevaron la Armada al puerto de Coquimbo. El resto de la Escuadra, anclada en el Puerto Militar de Talcahuano se pliega, posteriormente, a los amotinados.

Tanto la Marinería en rebelión del grueso de la escuadra de Valparaíso como la tripulación ubicada en Talcahuano declaran que sus intenciones no son sólo la reivindicación salarial de la tropa de las FFAA sino, también, asumen el papel de representantes de todo el pueblo chileno, presentando además de reivindicaciones salariales, medidas económicas y políticas en favor de los trabajadores. En los bandos emitidos, leemos lo siguiente:

1.      Calcular un tiempo prudencial para suspender el pago de la Deuda Externa, bajo el punto exclusivo que dentro de ese plazo se restablezca el orden financiero interno del país.

2.      Subdividir las tierras productoras persiguiendo el fin de que haya el mayor número de productores y propietarios nacionales (Reforma Agraria).

3.      Que las Cajas de Crédito, las Agencias Fiscales, la Mutual de la Armada y del Ejército, reúnan entre todas unas capitales de trescientos millones de pesos o más, para invertirlos en industrias productivas en las cuales se de trabajo al mayor número de obreros sin ocupación. Se pueden indicar, entre otras, la construcción de casas para obreros y la ampliación de fábricas.

4.      Para evitar la importación innecesaria de artículos extranjeros, hacer un llamado patriótico a todos los millonarios chilenos para que suministren, en carácter de préstamo, los fondos que puedan al Gobierno, para que éste organice industrias y proporcione, así, trabajo a los obreros desocupados

5.      Gravar con un mayor impuesto los terrenos no cultivados, en proporción al número de hectáreas.

6.      Hacer regresar al País los capitales que han sido sacados estos últimos tiempos, para hacerlos trabajar en Chile.

La tripulación de los buques ubicados en Talcahuano se suma a las exigencias de los de la Escuadra ubicada, en ese momento, en la Bahía de Coquimbo. Formulando las siguientes exigencias:

1.      Castigo inmediato y confiscación de sus bienes a quienes llevaron a la bancarrota al País.

2.      División de la tierra.

3.      Solidaridad de las industrias.

4.      La enorme deuda que gravita sobre el País debe ser cancelada por todos los chilenos. Por consiguiente, los millonarios chilenos aportaran un tanto de sus riquezas. El Parlamento distara una ley sobre el particular.

5.      Cerrar por el término de cinco años las Escuelas Navales y Militares y demás escuelas que son innecesarias.

6.      Derecho de asociación de las Fuerzas Armadas en general.

7.      Reincorporación al servicio de obreros del Arsenal, de los que fueron exonerados.

8.      Que el personal provisorio vuelva a gozar de los mismos beneficios que tenía el personal de Planta.

9.      Considerando que este movimiento representa las aspiraciones del proletariado en general, los simpatizantes apelan al elevado criterio de los jefes y la superior consideración del País para que en ningún caso se tomen represalias.

La Federación Obrera de Chile (FOCH), bajo la conducción de Elías Lafertte, decreta huelga general en apoyo a la rebelión de los marinos. En este cuadro, es posible caracterizar ese movimiento emprendido por la marinería como una situación revolucionaria, que se plantea la toma del poder a través de las armas. Además de constituirse como una alternativa real de conducción o restablecimiento de un gobierno.

Para efectos de nuestra memoria, la inspiración que por supuesto estos acontecimientos generan en nosotros, los marinos antigolpistas de 1973, es significativa pero diferente.

Dos momentos que son necesarios de enunciar como diferentes. Uno, que los marinos antigolpistas no nos planteamos de llegar al poder a través de las armas y dos, que ya existía un gobierno democrático en el poder, apoyado por la gran mayoría de los trabajadores chilenos.

Acorazado Almirante Latorre, buque insignia de la Escuadra chilena en 1931

La Junta de Gobierno de 1931 comprende que se enfrenta a un movimiento social de vastas proporciones. La respuesta no es la negociación.

El Gobierno envió a Coquimbo al almirante Von Schroeder, para iniciar los parlamentos con los amotinados. La gestión sólo conduce a agudizar la situación en la búsqueda de establecer una correlación de fuerzas favorable a la oficialidad y a la Junta. A tal grado, que el ministro de Relaciones Exteriores, en forma no oficial, solicita la fuerza de fuego de la Escuadra norteamericana para enfrentar los amotinados de la Escuadra chilena.

La situación política no indicaba una situación madura para desenlazar un movimiento político mayoritario, producto de la toma de la Escuadra. La corta experiencia histórica de los partidos denominados representantes de los trabajadores y sus organizaciones no condujeron a un apoyo masivo del pueblo chileno a los rebeldes de La Escuadra.

A pesar de las debilidades de la Junta de Gobierno de 1931, esta logra unificar el resto de las FFAA, aislar la tripulación de Talcahuano y enfrentarse sólo a los rebeldes de la marinería de La Escuadra. Naturalmente, surge la división de los protagonistas de la insurrección, el aislamiento político y social que, al final, conduce a la capitulación de la tripulación rebelde.

Lo importante, para nuestra memoria, es la gran muestra de conciencia política y social de la tropa de La Armada ante los abusos de la oficialidad del uso de las armas en fines políticos. Un ejemplo del compromiso social ante el pueblo y los trabajadores que luchan por un mundo mejor para el pueblo y por defender conquistas logradas en la Historia. La reducción salarial hecha por La Junta de 1973 es sólo posible establecerla, masivamente, en una dictadura.

Con nuestra memoria queremos marcar la Revolución de la Escuadra del 1931 como parte de la memoria nuestra, de los marinos antigolpistas de 1973 que, también, luchamos por un mundo mejor para los trabajadores chilenos, defendiendo conquistas logradas en la Historia. Memoria que es la memoria de La Armada de Chile.

Queremos, también, remarcar el carácter servil de sectores de la oficialidad que conduce a las instituciones del Estado, como la de La Armada, a su uso en servicio de la discriminación y defensa de privilegios y no servidores de la República de Chile.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.