Inicio nacional La gran contradiccion sigue siendo capitalismo o socialismo

La gran contradiccion sigue siendo capitalismo o socialismo

70
0
Compartir

por Celso Calfullan

Está claro que la contradicción no es democracia o fascismo, como nos plantearon durante las elecciones presidenciales, dado que los dos candidatos que pasaron a la segunda vuelta son representantes de la elite de este país, ninguno de los dos representa los intereses de la clase trabajadora como ya ha quedado demostrado hasta el cansancio en las últimas tres décadas, está claro que no podemos confiar en ninguno de los candidatos que defienden el actual sistema capitalista.

A fines de los años 80, nos dijeron que la gran contradicción era “dictadura o democracia” que las malas condiciones de vida que teníamos en Chile, era porque había una dictadura, pero que con la llegada de la “democracia” todo esto cambiaria y que pronto llegaría la alegría para todos en este país.

Después de 30 años ya quedo demostrado que eso de que la gran contradicción era “dictadura o democracia” solo fue una gran estafa, dado que no podía estar más lejos de la realidad, el capitalismo neoliberal que impuso a sangre y fuego la dictadura, fue el mismos sistema económico que siguieron defendiendo con uñas y muelas los supuestos gobiernos democráticos desde 1990 hasta nuestros días.

Todos los que salieron a las calles a luchar contra la dictadura y todos los que salieron a luchar por cambios de fondo desde octubre de 2019, los que pusieron los muertos, mutilados y encarcelados lamentablemente una vez  mas no estarán representados en un futuro gobierno.

Por esto es que los trabajadores necesitamos nuestra propia representación política. Necesitamos una Asamblea Nacional en la que estén representados los sindicatos, los pobladores, movimientos sociales, los estudiantes y pueblos indígenas para levantar un plan de lucha y discutir la necesidad de construir una alternativa política de los trabajadores.

El próximo gobierno encabezado por Boric inevitablemente estará muy presionado por los empresarios y la elite de este país que quieren seguir frenando los cambios que está exigiendo la mayoría de la población y que por ahora seguimos esperando que lleguen, pero mientras se mantenga el sistema capitalista bajo cualquiera de sus versiones, las posibilidades de cambios seguirán siendo muy remotas.

Nosotros tenemos que insistir que solo un gobierno de los trabajadores, que se plantee claramente terminar con el capitalismo, que se plantee la nacionalización de la banca, los monopolios, a los grandes latifundistas y las forestales, la renacionalización del cobre, el litio, el agua y todos los recursos naturales que son de todos los habitantes de este país y no solo del 1% más rico de Chile que se apropió de ellos. Todo bajo control democrático de los trabajadores y el pueblo.

Solo con estas medidas podremos asegurar trabajos decentes, jubilaciones dignas, salud y educación de calidad, viviendas para los trabajadores y sus familias, en otras palabras dignidad para todo el pueblo trabajador  y no solo para la elite.

Si nada de lo anterior se lleva a cabo, las expectativas de cambio que se han creado en el próximo gobierno, rápidamente se van convertir en una gran frustración, dado que de nuevo veremos como no se cumplen las promesas que se realizaron durante la campaña y volveremos a la vieja política de los últimos 30 años.

Hoy mucho más que ayer está claro que la gran contradicción en esta sociedad sigue siendo capitalismo o socialismo, o sea, queremos seguir con una sociedad con una enorme desigualdad e injusticias o queremos una sociedad más justa y solidaria pensada en las grandes mayorías y no solo para el 1% más rico de la sociedad.

Celso Calfullan.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.