Inicio Guerra Rusia-Ucrania La farsa de las filtraciones del Pentágono

La farsa de las filtraciones del Pentágono

482
0
POLITIKA

Desde la noche de los tiempos la guerra es una ocasión de sueño para mentir. Así, según Bruno le Maire, ministro de Hacienda francés, las sanciones europeas debían destruir Rusia en dos semanas. El Pentágono miente (es una herramienta) incluso cuando miente. El caballo de Troya es una alpargata al lado…
La farsa de las filtraciones del PentágonoEscribe Pepe Escobar, analista internacionalLa consecuencia más importante de las filtraciones del Pentágono es establecer que EEUU, de facto y de jure, está en guerra contra Rusia …El guión se lee como una parodia sacada directamente del legendario cómic de 1960 llamado “Mad: Espía contra espía»: Documentos secretos del Pentágono caen en manos de la maligna Rusia. Bueno, en realidad en manos de millones de personas que acceden a Twitter y Telegram.

Así que, a primera vista, tenemos una filtración importante que detalla esencialmente la planificación del Pentágono para la siguiente etapa de la guerra de la OTAN contra Rusia en Ucrania: y la publicitada «contraofensiva» de primavera que puede, o no, comenzar a mediados de Abril, así como los planes de guerra compartidos con los Cinco Ojos.

La información filtrada podría, y la palabra es «podría», ser ventajosa para Rusia si no fuera que va en una mala dirección.El valioso Ray McGovern, que sabe una o dos cosas sobre la CIA, explica: “el Pentágono está falsificando la proporción de muertes para alumbrar los lirios la Pascua en Kiev. La filtración reciente de un documento aparentemente oficial de la OTAN muestra que han muerto solo 16.000 ucranianos y 17.500 rusos, unos datos muy lejos de las «estimaciones» anteriores del Pentágono. ¡Todo suena tan Vietnam-déjà vu!

”Entonces, esta puede ser un Vietnam de nuevo. Dicho de otra manera, nunca hay que contar con que el Pentágono aprenda de sus errores. Sin embargo , este affaire podría ser algo mucho más alarmante, según una importante fuente de inteligencia estadounidense: “Nuestra interpretación de esta grieta es que Estados Unidos ha publicado datos críticos para evitar una guerra nuclear con Rusia”.

Tal como está la “filtración”, la única certeza es que la guerra en Ucrania se ha vuelto loca. Entonces, el filtrador puede haber sido un estadounidense, descontento. No, espere, hay otra versión, para el Pentágono: “todo es un intento de difundir información falsa para dañar a los EEUU».

Modificado o no, el índice comparativo de muertos en guerra informados por los documentos del Pentágono no tiene ningún sentido. Estos números parecen reflejar los caídos en Bakhmut/Artemovsk, donde las bajas rusas habrían sido altas. Sin embargo, corresponsales militares rusos en el terreno aseguran que la proporción es realmente de 10 a 1, con los rusos empleando la técnica del caracol combinada con una formidable maquinaria de artillería.

Incompetencia “estupefacta”

La conclusión indiscutible de las filtraciones del Pentágono, reales o falsas, es que Estados Unidos está en guerra contra Rusia. Y esto es muy, pero muy grave.Washington ha estado proporcionando información sin parar sobre puestos de mando, depósitos de municiones y nodos clave de las líneas militares rusas. Es esa información en tiempo real es lo que ha permitido a Kiev apuntar a las fuerzas rusas, matar a generales de alto rango y obligar a alejar los depósitos de municiones rusas de las líneas del frente.

Cualquier cosa que digan los taquígrafos del Pentágono/OTAN acerca “que Kiev juega un papel decisivo en la planificación y ejecución de los ataques” es una mentira escandalosa. Estados Unidos ejerce un control total y absoluto de la guerra de Ucrania, con la instalación de un comando central dirigido por el Pentágono. Este comando incluye el búnker subterráneo «secreto» cerca de Lvov que recientemente recibió una tarjeta de presentación del Sr. Kinzhal y sus comandantes han ido a encontrarse con “el creador”, junto con más de 200 agentes de alto nivel de la OTAN.

Falso o no falso, también aparece una información para incautos: el Pentágono tiene acceso directo a las comunicaciones del Ministerio de Defensa ruso. Lo que si se sabe con certeza es que los estadounidenses escuchan a todos, desde sus vecinos hasta el actor de la camiseta sudada de Kiev. Y este espionaje incluye a sus aliados de Five Eyes y el Mossad.

En cuanto a la información de que Kiev ha cambiado sus “planes militares” de contraofensiva debido a las filtraciones del Pentágono, deberíamos sentirnos libres para lanzar una estruendosa carcajada.La actitud rusa a todo este alboroto puede verse como un clásico. En respuesta a los EEUU, que aparecen comprometidos en una guerra no declarada contra Rusia (mucho más caliente que híbrida), el presidente Putin dijo: “Rusia está interesada en la coexistencia pacífica con los Estados Unidos” y espera “establecer un equilibrio de intereses» dado que son las dos potencias nucleares más grandes del mundo.Bueno, nadie podría imaginar a Stalin diciendo que Rusia estaba interesada en la coexistencia pacífica con la Alemania nazi en julio de 1941 cuando la Wehrmacht se precipitaba hacia Moscú, Leningrado y el Cáucaso petrolero.

Desde el punto de vista de la información militar, el imprescindible Andrei Martyanov lo resumió en pocas palabras: “estos documentos no contienen ninguna información clave, solo confirman que el Pentágono no tiene ni idea sobre la Operación Militar Especial (SMO), que no sabe lo que está sucediendo, cuál es el modus operandi y lo que se planea lograr”.

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, fue al grano: «No tenemos la menor duda sobre la participación directa o indirecta de EEUU y la OTAN (…) esto no influirá en el resultado final de la operación especial».

Como subraya Martyanov, Rusia maneja un complejo ISR (Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento) extremadamente avanzado, que incluye inteligencia humana en tierra, guerra electrónica y una constelaciones de satélites: «en términos de correlación de fuerzas y estadísticas de combate, no le haría caso a nada de lo que venga del Pentágono ”.

De hecho, hay varios problemas con la inteligencia «ultrasecreta» del Pentágono. Da la impresión que fue redactado en base a datos abiertos y no a información real. Y todo eso empaquetado por un trabajo bastante chapucero.

Por ejemplo, la insistencia en “reequipar” la defensa aérea ucraniana con misiles no está respaldada por datos sobre la procedencia de dichos misiles. El nombre de NASAMS, el sistema de defensa aérea terrestre de rango medio desarrollado conjuntamente por Raytheon, está mal escrito.

En los documentos oficiales de la OTAN, las armas de la URSS y de Rusia se indican en la codificación de la OTAN. No hay uniformidad de estilo: es una mezcla desordenada de designaciones de códigos oficiales y traducciones del ruso al inglés.Así que no es de extrañar que se solidifique la impresión que el Comando del Ejército de EEUU en Europa (EUCOM) obtuvo su «información» de fuentes abiertas, y no tiene ni idea de cuántas armas, cuánto equipo y cuántas soldados tienen realmente los ucranianos.

Y eso explica lo que está pasando en Artemovsk: los rusos se toman todo el tiempo del mundo para calibrar su defensa estratégica y, después del abandono ordenado de Kherson, atraen a los ucranianos a un matadero. Martyanov califica la incompetencia de EE. UU./OTAN como “para quedar estupefacto».

Una guerra de vida o muerte para controlar Eurasia

Una vez más: la consecuencia más importante de las filtraciones del Pentágono es establecer que EEUU, de facto y de jure, está en guerra contra Rusia, pero cualquiera que sea el giro Rusia establecerá un tribunal de crímenes de guerra, por lo que, más temprano que tarde, será mejor que las luminarias occidentales seleccionadas se refugien en sus búnkeres de Nueva Zelanda.

También es crucial tener siempre en cuenta que Ucrania es un mero peón en el afán del Imperio para no perder su poder mundial contra China, Rusia y, potencialmente, contra Alemania.

El objetivo neoconservador straussiano siempre fue separar a Alemania de Rusia. Para ello utilizó al «salchicha de hígado» (el canciller Scholz) a quien se le informó de antemano sobre el ataque terrorista a los Nord Streams.

Scholz también estuvo involucrado en la estafa “diversionista” de la CIA, canalizando la culpa del ataque terrorista a un oscuro «disidente» ucraniano y un yate incompetente.

La planificación “estratégica” de los neoconservadores era “reconquistar” Crimea y el Donbass, un paso que supuestamente conduciría a un cambio del “régimen de Putin”. Luego, los straussianos dominarían los enormes recursos naturales de Rusia y bloquearían a China por tierra y por mar, con la enorme flota estadounidense.Esta planificación no ha sido exactamente inteligente, pero, como lo han demostrado los neoconservadores straussianos se alimentan de una élite intelectualmente poco profunda. Como ese idiota insoportable del almirante John Kirby diciendo que no puede haber negociaciones con Rusia hasta que se vayan de Ucrania.

Así que la guerra en Ucrania debe continuar, hasta el último ucraniano, o todos los elaborados planes “neocon” morderán el polvo irremediablemente. Esta es una guerra de vida o muerte contra Rusia-China por el control de Eurasia. ¿Implicará esto más filtraciones del Pentágono? Estamos esperándolos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.