Open top menu
Jueves 21 de Marzo del 2019: Día Internacional de la Poesía

Jueves 21 de Marzo del 2019: Día Internacional de la Poesía

César Vallejo

(16 de marzo de 1892, Santiago de Chuco, La Libertad, Perú

15 de abril de 1938, París, Francia)

Enviado por Alfredo Rubio Bazán <alfredorubiobazan@gmail.com>

César Abraham Vallejo Mendoza. Poeta, narrador, ensayista, dramaturgo y periodista peruano, nacido en Santiago de Chuco en 1892, y fallecido en París en 1938. Precursor del realismo distanciador que haría famoso Berltolt Brecht, fue un poeta sensible y trágico. Sus trabajos permanecen incólumes y se agigantan con el correr de los años. Murió en su exilio parisino, como él mismo había vaticinado que le ocurriría. Entre sus obras principales, destacan El tungsteno (1931), Los heraldos negros (1918), Trilce (1932), Poemas humanos(1939) y España, aparta de mí este cáliz (1940). El peruano César Vallejo fue grande en todos los géneros literarios que abordó: la poesía, la narración, el ensayo, el drama y el periodismo. Sin embargo, su fama de poeta ha oscurecido las otras facetas de su expresión. En uno de sus ensayos en forma de crónica periodística, publicado en el primer número de la revistaFavorables París Poemas (París, julio de 1926), definió su propia poesía: «las nuevas relaciones y ritmo de las cosas», así como «los materiales artísticos que ofrece la vida moderna, han de ser asimilados por el espíritu y convertidos en sensibilidad». Por lo tanto, la poesía debe ser «simple y humana y a primera vista se la tomaría por antigua”».

Su vida marcada por la adversidad, sus orígenes modestos, su procedencia provinciana, su naturaleza mestiza y su militancia política definen y explican, en gran medida, su obra nimbada por la gloria póstuma.

Su obra se puede dividir en tres etapas: una vinculada aún al modernismo, tanto en verso como en prosa; otra ligada a la vanguardia y la tercera, depurada y muy personal, vinculada a su ideología rnarxista. Por ejemplo, Poemas humanos y El tungsteno.

Convicto de agitación social, Vallejo fue encarcelado en 1920, permaneciendo ciento doce días en prisión. Esta experiencia, junto con su trabajo como maestro de escuela, le marcarán para siempre.

Salió casi huyendo del Perú y residió en Europa desde 1923 hasta su muerte. Vivió modestamente y se ganó la vida mediante colaboraciones en periódicos y revistas de Lima, París y Madrid. Viajó por Alemania, Rusia, Inglaterra, Italia, Austria y España. De su viaje por la Rusia estalinista dejó dos libros de testimonio que ahora se leen con interés por la actualidad de la «perestroika»: Rusia en 1931. Reflexiones al pie del Kremlin (1932) y Rusia ante el segundo plan quinquenal (1935). Su visión es crítica y conmovedoramente sincera.

Sus dos piezas dramáticas no fueron representadas por razones políticas: Moscú contra Moscú o Entre las dos orillas (1930) y Lock out (1931). Durante la Guerra Civil Española desarrolló una intensa actividad periodística. Sus artículos son apasionados y anuncian los extraordinarios poemas de su libro póstumo España, aparta de mí este cáliz (l940).

Si como dramaturgo se había adelantando a Brecht, como poeta sembró la simiente de la lírica latinoamericana contemporánea. En narrativa no ha sido del todo comprendido, quizás porque sus cuentos y su novela El tungsteno (1931) toman un rumbo más pedagógico, más doctrinal y esquemático que su poesía. Vallejo fue el primer novelista del realismo social en Latinoamérica. En Vallejo hubo por lo menos dos hombres: el artista genial, «creador de la profundidad», y el ciudadano lleno de mundo, solidario y luchador, enfrentado al destino de un modo trágico. Su «inquietud introspectiva y personal» le inspiró los mejores poemas de su imponente obra lírica. Su «inquietud política y social”», buena parte de su obra en prosa, sobre todo la novela El tungsteno y el cuento Paco Yunque.

Vallejo tiene el mérito de haber sido uno de los primeros novelistas en lengua española que reflexionó acerca de una posible «literatura proletaria», de un posible «arte revolucionario» y «en torno a la libertad artística». Por otra parte, Vallejo encarna la conciencia trágica de un escritor lúcido, auténtico y atormentado por un sentimiento de culpa: la de haber nacido pobre. Por esta razón, su presunto existencialismo se une a la reflexión política.

Murió en París, tal como él lo había vaticinado en su conocido soneto «Piedra negra sobre piedra blanca». Una antigua dolencia palúdica lo llevó a la tumba.

http://www.mcnbiografias.com/app-bio/do/show?key=vallejo-cesar-abraham

Novelas y cuentos completos: «La edición que acaba de proporcionarnos Francisco Moncloa Editores (Lima, 1967) viene a llenar un vacío que sentían todos aquellos que, en una u otra forma, y en cualquier lugar, se sienten comprometidos con el sumo poeta peruano. (…) en ningún momento las novelas y cuentos de Vallejo llegan a la altura de su poesía, por la sencilla razón que, si existe un estilo poético de Vallejo –que percibimos desde los Los heraldos negros y que culmina en Poemas humanos–, no existe un estilo narrativo correspondiente. Sólo una emoción común une todos los textos recogidos; pero la emoción es el punto de partida de la obra literaria, no basta para constituirla.» (André Coyné. Visión del Perú. No. 2, Lima, agosto de 1967. En André Coyné: Medio Siglo con Vallejo).

Desde Europa – Crónicas y artículos (1923-1938): Recopilación, prólogo, notas y documentación por Jorge Puccinelli. Producto de una exhaustiva investigación y de un puntual trabajo filológico, Desde Europa reúne las crónicas y artículos que César Vallejo publicara entre 1923 y 1938 en diversos diarios y revistas del Perú y del extranjero, ofreciéndonos el acceso a una visión global de su obra, a través de la compleja red de relaciones que estos textos plantean. Presentadas en estricto orden cronológico y pertinentemente anotadas.

Obra poética completa: Edición con facsímiles. Prólogo de Américo Ferrari y colofón de. Georgette de Vallejo, Francisco Moncloa Editores, 1968. Posteriores ediciones de las obras completas del vate peruano han respetado tal división (conocida como edición de Moncloa), aunque no han faltado las posiciones divergentes, de parte de quienes consideraban lo hecho por Georgette como invención suya. No obstante, la distribución impuesta por la edición de la Moncloa ha seguido siendo la más mencionada, sin duda por la costumbre.

Epistolario general: Edición de José Manuel Castañón, 1982. Comprende, a su vez, sus tres ediciones previas, sobre todo la de 1960, que contiene el primer repertorio epistolar compuesto de las 117 cartas que Vallejo le escribiera al diplomático peruano y amigo personal Pablo Abril de Vivero. Este se las cede a Castañón y también le confiesa que, durante los cruentos bombardeos franquistas en el Madrid de la Guerra Civil, perdió tantas cartas como las que había logrado salvar del fuego.

«El literato de puerta cerrada no sabe nada de la vida. La política, el amor, el problema económico, el desastre cordial de la esperanza, la refriega directa del hombre con los hombres, el drama menudo e inmediato de las fuerzas y las direcciones contrarias de la realidad, nada de esto sacude personalmente al escritor de puertas cerradas.» – César Vallejo

Nota: Para visualizar los archivos adjuntos en Pdf se debe tener instalado Adobe Reader.

Puede descargarlo o actualizarlo gratuitamente en el enlace:http://get.adobe.com/es/reader

 Desde Europa – Cronicas y articulos (1923-1938)…

 Obra poetica completa – Cesar Vallejo.pdf

 Epistolario general – Cesar Vallejo.pdf

Etiquetado

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: