Inicio medio ambiente Información Falsa de salmoneras en temas sanitarios y ambientales enviada al Estado...

Información Falsa de salmoneras en temas sanitarios y ambientales enviada al Estado y al mercado internacional es una práctica habitual y no una excepción en Chile

223
0
Compartir
  • Una revisión de los resultados de como las compañías salmoneras que operan en el sur austral de Chile han implementado tratamientos para enfrentar la infestación del Caligus, el piojo de mar, en sus producciones, arroja cifras escandalosamente negativas.
  • “Los tratamientos no farmacológicos vinieron porque no están quedando productos que podamos usar. Se ha usado también la densidad de cultivo, pero de forma reactiva, porque la calidad sanitaria ya está complicada en algunas áreas”, afirman académicos.
  • El Centro Ecoceanos señala que los datos falsos que la industria salmonera entregó al Estado pone en duda la certificación y los sellos de buena conducta sanitaria y ambiental de las empresas que están operando en la Patagonia.
  • En tanto, la Justicia chilena investiga y ha condenado a estas empresas: Los Tribunales registran que desde 2017, el 41% de las compañías salmoneras entregaron información falsa o sub-reportes sobre infestaciones por piojo de mar, mientras un 29% de los informes de las empresas no informaron sobre sus tratamientos, y un 12% no enviaron al Sernapesca su Informe Post Tratamientos (IPT) en los plazos establecidos.

Punta Arenas, 24 de septiembre de 2020 (Ecocéanos News)– Marcela Lara, subdirectora de Acuicultura del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) en su presentación en el taller de difusión del Programa: “Vigilancia de la resistencia de Caligus rogercresseyi a antiparasitarios aplicados en la salmonicultura nacional (Etapa III)”, evento realizado por el Instituto de Fomento Pesquero (IFOP), señaló que a partir del análisis de los comportamientos empresariales vinculados a causas judiciales 2017 – 2019, el 41% de las compañías salmoneras entregaron información falsa o sub-reportes sobre sus infestaciones por piojo de mar Caligus, mientras un 29% no informaron sobre sus tratamientos, y un 12% no enviaron al Sernapesca su Informe Post Tratamientos (IPT) en los plazos establecidos.

Según informa Salmonexpert.cl la representante de Sernapesca señaló que “La situación en la región de Magallanes es preocupante» y agregó que están reforzando «la estrategia de vigilancia en la región y la capacitación de los operarios en los centros de cultivo y del muestreador calificado que hace la vigilancia”.

La discusión sobre los datos falsos que están entregando las compañías salmoneras se ha trasladado a la Justicia. Recientemente el Tribunal de Punta Arenas sancionó por entrega de información falsa a la empresa noruega-norteamericana Nova Austral, con la multa de 3.000 UTM ($ 151 millones de pesos chilenos), al aplicar el artículo N° 113 de la Ley General de Pesca y Acuicultura (LGPA).

A lo anterior se suma la Corte de Apelaciones de Puerto Montt que confirmó la sentencia del Juzgado de Castro, multando con 500 UTM  (25 millones de pesos) a la salmonera Invermar, de propiedad de la poderosa familia Izquierdo-Menéndez, por la entrega de información fraudulenta relacionada al conteo del piojo de mar Caligus en uno de sus centros de cultivo de salmón.

Fraude informativo sanitario y ambiental como práctica empresarial habitual

La entrega de información sanitaria y ambiental falsa al Estado chileno y a los mercados internacionales, proveniente de las diversas empresas productoras y exportadoras de salmón, no son hechos ocasionales.

Así lo demuestran los emblemáticos casos de la transnacional noruega-norteamericana Nova Austral, quien durante cinco años falseo sus estadísticas sanitarias y violó la LGPA, y de la transnacional noruega MOWI /Marine Harvest, la que alteró sus estadísticas de recaptura de los 690.000 peces de uno de los mayores escapes masivos de salmones a nivel mundial, hecho ocurrido en la región de Los Lagos en julio del 2018. Este último caso se encuentra en un complejo proceso judicial en los tribunales, luego que la Superintendencia de Medio Ambiente multara a la empresa.

La Patagonia contra la plaga del piojo de las salmoneras

Asociada a las prácticas de fraude corporativo, se encuentra la actual situación de las altas cargas parasitarias en los centros de cultivo, e intenso empleo de químicos para combatirlas, las que presentan un progresivo aumento a partir del segundo semestre del 2019 en las regiones patagónicas de Los Lagos, Aysén y Magallanes.

Marcela Lara del Sernapesca indicó a salmonexpert.cl que el área de la isla de Chiloé central, es actualmente la zona con los mayores problemas sanitarios derivados de las infestaciones por Caligus. Por su parte la región de Aysén, mantiene altas cargas parasitarias en los denominados “barrios salmoneros clásicos”.

Sin embargo, el primer semestre del 2020 el “nuevo” barrio salmonero N°32 presentó una alta prevalencia de la enfermedad bacteriana SRS (Síndrome Ricketsial del Salmón), a la vez que era considerado como un Centro de Alta Diseminación parasitaria (CAD). Según Lara, “este es un barrio donde se produce harta biomasa (sic). Todo esto, sumado a algunas condiciones ambientales, pueden ser lo que explique estas cargas (parasitarias)”.

Expansión salmonera: Magallanes es la principal región afectada al duplicarse la infestación por piojo de mar

La subdirectora de Acuicultura del Sernapesca hizo énfasis en lo “preocupante” que es la actual situación en la región de Magallanes, al registrarse infestaciones con piojos de mar en ocho Agrupaciones de las denominadas Agrupaciones de Concesiones de Salmonicultura (ACS), donde anteriormente no existía el Caligus. Estas son las ACS 52, 53, 54a, 54b, 55, 56, 57 y 59.

El 2017 Magallanes presentaba sólo siete centros de cultivo de salmón con altas cargas parasitarias. El 2020 los centros salmoneros infectados por Caligus aumentaron explosivamente a 13, representando el 22% de los sitios de cultivo de salmón activos en esta región patagónica.

“La situación en la región de Magallanes es preocupante, pero obviamente las cargas no son iguales que en las otras regiones. Además, en Magallanes el enfoque es más preventivo, exigente y con una categorización CAD distinta. Tenemos que reforzar la estrategia de vigilancia en la región y la capacitación de los operarios en los centros de cultivo, y del muestreador calificado que hace la vigilancia”, señaló Marcela Lara, según informa salmonexpert.cl.

De acuerdo al programa PSEVC – Caligidosis del Sernapesca, existen 26 centros de cultivo de alta diseminación parasitaria en las regiones salmoneras, los que pertenecen a las empresas Multiexport Foods (6), Invermar (3), Ventisqueros (3), Salmones Camanchaca (3), Mowi (2), Australis Seafoods (2), AquaChile (2), Salmones Blumar (2), Cermaq (1), Salmones Antártica (1) y Marine Farm (1),

Salmón “químico industrial” del sur del mundo

De acuerdo a Marcela Lara, para combatir el Caligus en las tres regiones del sur de Chile en 2019 se utilizaron 8.877 kilos de principio activo del químico Azametifos, superando los 6.809 kilos que habían sido utilizados el 2018.

En la región de Los Lagos, el número de baños químicos con Azametifos aumentaron un 27% , mientras en Aysén los tratamientos químicos se mantuvieron estables, registrándose sólo 766 tratamientos el 2018, y 784 el 2019.

Fracasa la estrategia gubernamental-empresarial reactiva para enfrentar infestaciones de piojo de mar en

En el taller virtual del IFOP sobre la Vigilancia de la resistencia de Caligus a los tratamientos que se han implementado, los resultados no son buenos. La investigadora del Centro- I-Mar de la Universidad de Los Lagos, Gladys Asencio, manifestó su preocupación por las evidencian que demuestran la disminución de la sensibilidad de los piojos de mar a los tratamientos químico con piretroides y organofosforados, como Azametifos.

La académica llamó la atención sobre que la estrategia gubernamental-empresarial frente a la Caligidosis es de carácter reactivo, mas que preventivo, ya que sólo se adoptan medidas después que el parásito presenta una alto impacto para la salmonicultora.

El portal Aqua.cl cita que “los tratamientos no farmacológicos vinieron porque no están quedando productos que podamos usar. Se ha usado también la densidad de cultivo, pero de forma reactiva, porque la calidad sanitaria ya está complicada en algunas áreas”, comentó la académica.

Sin embargo esta filosofía y estrategia de control sanitario no se modificará, ya que a pesar que en los últimos años se trabaja en vigilancia de la sensibilidad del parásito frente a los químicos, hoy se continúa insistiendo en la estrategia química, acotada al empleo de Lufenuron y Hexaflumurón.

Centro Ecocéanos: Información falsa al Estado y al mercado internacional, cuestiona la certificación de calidad sanitaria y ambiental de salmoneras en Chile

Respecto a las investigaciones de los tribunales chilenos y el reconocimiento de Sernapesca respecto a la falsedad de datos sanitarios y ambientales entregados por la industria salmonera, Juan Carlos Cárdenas, director del Centro Ecocéanos señaló que “desde el punto de vista de los impactos sanitarios y ambientales, la expansión de la industria salmonera en Magallanes está repitiendo de manera mas amplia e intensiva su destructivo modelo productivo-exportador, que impuso en la región de Los Lagos y especialmente en el archipiélago de Chiloé a partir de la década de los ’80”.

El médico veterinario llamó la atención pública y de los consumidores internacionales respecto a que “la fraudulenta entrega de información sanitaria y ambiental de parte de la industria salmonera al Estado chileno, a los mercados, y consumidores internacionales, no es una excepción, sino que constituye una práctica corporativa habitual”.

Esta situación es de suma gravedad para el Centro Ecoceanos, ya que «pone en cuestionamiento la veracidad y consistencia de la información y estadísticas sanitarias y ambientales sobre la acuicultura chilena que entrega el Estado a los mercados y organismos internacionales multilaterales, cuando depende de datos falsos provenientes de los propios regulados del sistema acuícola”.

Para Cárdenas, esta situación alerta sobre sobre «la credibilidad de los sellos de calidad ambiental y sanitaria que diversas empresas certificadoras internacionales entregan a las compañías salmoneras que están operando en Chile».

Las Certificadoras internacionales que están entregando certificados en temas ambientales, sanitarios y comerciales a la industria salmonera son, entre otras, el Aquaculture Stewardship Council /WWF, BAP (Best Aquaculture Practices) del Global Aquaculture Alliance, y el Monterrey Bay Aquarium Sea Food Watch.

Fuente: Radio del Mar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.