Inicio Nacional Ha muerto Sebastian Piñera no nos sumamos a los elogios de los...

Ha muerto Sebastian Piñera no nos sumamos a los elogios de los medios.

2582
0

Patricio Guzmán S.

El Pueblo chileno no está en duelo

Ha fallecido el ex presidente Sebastián Piñera Echeñique cuando capotó el helicoptero que pilotaba sobre el lago Ralco. Todos los medios se han sumado al coro de elogios a este sujeto a quien califican de «estadista republicano», «democrata», «golpe a la nación», «amor por Chile». La ministra Carolina Toha ha anunciado duelo nacional por la «pérdida de este demócrata», pero el pueblo chileno no está de duelo. Nosotros no nos sumaremos a estos elogios, consideramos que Sebatian Piñera fue un político y empresario nefasto para el pueblo chileno, responsable de mucho sufrimiento y abusos.

Piñera, político de derecha, fue presidente de Chile en dos oportunidades, era uno de los hombres más ricos del mundo y responsable político de delitos contra los derechos humanos durante la revuelta social de 2019, entre ellos decenas de muertos, invalidos, dos personas ciegas, y más de 400 mutilados oculares por los disparos a los ojos contra manifestantes de Carabineros con balines de hierro recubiertos de goma. Culpó al levantamiento popular a una conspiración de Venezuela, del K-pop (una verdadera bufonada de la que se rieron los medios de comunicación en Corea del Sur) y le declaró la guerra al pueblo alzado en las protestas masivas declarando que “Estamos en guerra contra un enemigo cruel, implacable, poderoso, que no respeta a nada ni a nadie con tal de conseguir sus perversos objetivos”.

El escándalo de los Pandora Papers puso en evidencia a Piñera evadiendo impuestos en “paraísos fiscales” y realizando un negociado con la venta de la minera Dominga que implió la aprobación medioambiental por el gobierno del proyecto que dañaria una zona natural protegida. Un negociado con el gran amigo de Piñera, el “Choclo” Delano que ya fue condenado antes por el financiamiento ilegal de la política en el caso Banco Penta.

Sebastián Piñera apareció en la exclusiva lista Forbes como uno de los personajes más ricos del planeta. En Chile, el presidente derechista era uno de los 8 multimillonarios que aparecen en la lista, estos son: Iris Fontbona, la familia Luksic, Julio Ponce Lerou, Horst Paulmann, Roberto Angelini, Álvaro Saieh, Patricia Angelini y Luis Enrique Yarur, quienes en conjunto vieron aumentadas sus fortunas en un 73% en 2020. Desde la oposición pusieron el foco en el Presidente, con una fortuna total de USD 2,9 mil millones. Para los ingenuos que creían que Piñera no robaría en el gobierno porque ya era uno de los hombres más ricos del mundo. La prueba de la realidad es definitiva, Piñera se aprovechó de su poder como presidente de Chile para aumentar su gigantesca fortuna a costa de la gente y la naturaleza de nuestro país.

El amplio prontuario delictual de Sebastián Piñera

«Luego de que los Pandora Papers dieran a conocer que la venta de minera Dominga se realizara en un paraíso fiscal, con la ayuda de Carlos Alberto Delano, fundador de la empresa Penta, quien junto a la familia Piñera Morel tenían el 56% de las acciones y luego de una compra masiva por US$152 millones a los demás accionistas se hicieron dueños del 100% de esta y que parte de la transacción se realizó en las islas vírgenes británicas, en 3 cuotas, donde el ultimo pago dependía de que no hubiesen cambios regulatorios que obstaculizaran la construcción de Dominga y sus puertos, lo cual dependía de las decisiones del gobierno de Sebastián Piñera.

Este tipo de situación no es la primera que encontramos en su amplio prontuario delictual de Sebastián Piñera, ya que en el año 1982 se dio a la fuga debido a que durante los años 1979 y 1980 fue el gerente general del banco de Talca, el cual se encontraba en cesación de pagos con una deuda de US$38 millones de la época y afectaba al banco central. Durante esta investigación se dieron a conocer las denominadas «empresas de papel» o «ideológicamente falsas», lo cual constituía un fraude, siendo declarado reo y se ordenó su arresto a lo cual Piñera simplemente decidió darse a la fuga y se “ocultó” durante dos semanas.

Una estrategia judicial que él mismo elaboró para que sus abogados pudieran interponer un recurso de amparo en el que se garantizara su libertad. Después de ese artificio legal, Sebastián se presentó ante los tribunales quienes admitieron el recurso de amparo, por la intervención de Bernardino Piñera, sacerdote católico quien lo salvo de la cárcel.

Años después en el año 2008, un escándalo financiero ocurrido al interior de la empresa Sociedad Química y Minera de Chile (SQM), generado a partir de numerosas compraventas de acciones de SQM realizadas entre los años 2008 y 2011 por cuatro sociedades de inversión, las llamas «sociedades cascadas», de ahí el nombre de caso, ligadas al accionista mayoritario Julio Ponce Lerou. Los accionistas minoritarios de SQM denunciaron la existencia de un «esquema coordinado de operaciones» que benefició directamente a Lerou. Este caso ha sido denominado como la mayor causa judicial referente al mercado bursátil que haya ocurrido en Chile.

Luego en el 2009 LAN puso fin al caso de colusión en que se vieron involucradas sus filiales de carga en Estados Unidos y que tendrá un costo total para la aerolínea de US$175 millones, equivalente al 41,6% de las utilidades del año pasado (que alcanzaron los US$419,7 millones).

En enero, la compañía acordó con el Departamento de Justicia de ese país pagar una multa de US$88 millones por LAN Cargo y de US$21 millones por Aerolinhas Brasileiras (ABSA). Esto, tras una investigación por colusión entre más de 30 aerolíneas internacionales para fijar el precio del cargo por combustible y otros cobros. Entre las sancionadas estuvieron British Airways, Air France-KLM y Qantas.

En el año 2014 se revela el caso Penta, a veces también denominado «Pentagate», el cual fue un escándalo y caso penal chileno, referido a un coordinado y efectivo fraude al Fisco de Chile por parte de Empresas Penta, mediante la utilización de facturas y boletas de honorarios «ideológicamente falsas» emitidas materialmente de acuerdo a la ley, pero cuya justificación es falsa, que entre otros aspectos, habrían permitido el financiamiento irregular de campañas electorales de varios políticos, la mayoría pertenecientes a la Unión Demócrata Independiente (UDI). Actualmente el caso está en plena investigación por delitos tributarios y por soborno, lavado de dinero y cohecho.

Estos casos que forman parte deL curriculum delictual de Piñera, solo son los más emblemáticos ya que la lista sigue y sigue. Sin embargo una de las más evidentes situaciones que logramos ver en su carrera de robo y corrupción, es el uso de sociedades, boletas y empresas falsas que le han permitido acrecentar su fortuna durante estos años, con la venia de muchos integrantes de la derecha, quienes predican con entusiasmo su supuesta «transparencia».» (La Izquierda Diario 10 de octubre de 2021)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.