Inicio Internacional Gran Bretaña: El «mini-presupuesto» del gobierno Conservador causa estragos

Gran Bretaña: El «mini-presupuesto» del gobierno Conservador causa estragos

58
0

30 de septiembre de 2022

Niall. Comité por una Internacional de Trabajadores en Inglaterra y Gales

Fotos: Chris McAndrew/CC y Senan


El presupuesto tory (Conservador) no sólo promoverá a Gran Bretaña a una posición de polo como el país más desigual de Europa, sino que también acelerará las crisis existentes del coste de la vida, del propio partido tory y del capitalismo británico [Editorial del Socialist (número 1196), periódico semanal del Partido Socialista (Comité por una Internacional de Trabajadores CIT en Inglaterra y Gales)].

El ex secretario del Tesoro estadounidense, Larry Summers, dijo: «Creo que el Reino Unido se está comportando un poco como un mercado emergente, convirtiéndose en un mercado sumergido». Y así es como reaccionaron los mercados financieros capitalistas, mercados cuya libertad para causar estragos cuenta con el pleno apoyo de la ideología tory y neolaborista, y con el fervor de la nueva dirección de Truss.

La libra esterlina cayó a su valor más bajo frente al dólar desde su creación en 1792, y frente a otras monedas. Los costes de endeudamiento del gobierno también se dispararon. El contexto es una estimación de que las medidas presupuestarias -incluyendo los paquetes de apoyo a la energía para los hogares y las empresas- supondrían un endeudamiento extra de 411.000 millones de libras en cinco años. Este no es el final del sombrío drama.

El llamado mini-presupuesto es una orgía de redistribución desenfrenada – hacia arriba: de la clase trabajadora y los más pobres a los ya obscenamente ricos. «No te gustará este paquete si te preocupas más por los pobres» fue lo que dijo Mark Littlewood, director del think tank Thatcheriano Instituto de Asuntos Económicos. Muy bien.

Las falsas afirmaciones sobre la «unidad nacional» y la «nivelación» murieron y fueron enterradas el 23 de septiembre y se emitió una declaración de guerra de clases. El 10% más rico de la población recibirá casi la mitad de los beneficios del presupuesto, incluidos todos los miembros del gabinete. Se han quitado los guantes.

Kwarteng redujo el tipo máximo del impuesto sobre la renta, de 45 a 40 peniques. Si hubiera estado en vigor cuando el jefe de BP, Bernard Looney, se embolsó su último acuerdo salarial, le valdría 215.500 libras. Léase también para los jefes de Royal Mail, las compañías ferroviarias, los jefes de los puertos privados de Felixstowe y Liverpool, y todos los peces gordos que intentan imponer a los trabajadores aumentos salariales por debajo de la inflación. Por no hablar de la supresión del tope de las primas de los banqueros y de todo tipo de golpes a los multimillonarios.

El lunes 26 de septiembre, el Daily Mail decía: «El impulso de Kwasi para las familias». Algunas familias, sí. Tu familia, no. Las estimaciones del efecto neto del presupuesto sobre alguien que gana un millón de libras van desde una ganancia de 40.000 libras al año hasta 55.220 libras. En cualquier caso, es más que el salario medio de 25.971 libras en el Reino Unido. Los millonarios están recibiendo nuestros salarios.

Este presupuesto y sus autores neo-Thatcheristas acelerarán y profundizarán la comprensión de la podredumbre del capitalismo. Crecerá la urgencia de organizarse y luchar por una alternativa socialista basada en la planificación democrática de la economía por parte de la clase trabajadora.

Huelga conjunta
Hay que organizar una respuesta masiva de la clase obrera para defender el nivel de vida y echar a los conservadores. Esto comienza con pasos concretos para coordinar y escalar las huelgas, preparándose para derrotar la implementación de las nuevas leyes antisindicales encabezadas por Kwarteng y destinadas a impedir las huelgas en absoluto. Las mayores huelgas coordinadas de esta oleada que tendrá lugar el 1 de octubre, respaldadas por protestas locales, muestran lo que es posible y lo que hay que construir.

El objetivo de Kwarteng de un nivel constante de crecimiento del 2,5% es una fantasía dadas las múltiples crisis del sistema capitalista, que este presupuesto agravará. Pero la falta de acumulación de riqueza en la cima no es un problema. Las 100 mayores empresas del FTSE y los bancos están en camino de devolver cantidades récord de efectivo a sus accionistas en 2022. Los pagos de dividendos se dirigen a 85.000 millones de libras. Ya se han anunciado o ejecutado recompras de acciones por valor de 46.000 millones de libras.

A pesar de los numerosos ataques específicos a la clase trabajadora en el presupuesto, es probable que los efectos indirectos del presupuesto tengan un impacto aún mayor en el empobrecimiento de los pobres. Dada la dependencia de las importaciones en Gran Bretaña, ya que la industria manufacturera constituye sólo una décima parte de la economía, la caída de la libra aumentará el coste de los alimentos básicos, la ropa y otros artículos de primera necesidad. El gasto en estas cosas constituye una proporción mayor de los presupuestos de los hogares de la clase trabajadora.

Con la inflación al borde del 10%, la renta media disponible de los hogares ya había caído un 16,5% en agosto. El número de bienes comprados había bajado un 1,6%. Este presupuesto agravará masivamente esta erosión galopante del nivel de vida y la consiguiente caída del poder adquisitivo de los trabajadores, y por tanto los problemas del capitalismo británico.

La respuesta del Banco de Inglaterra al presupuesto ha sido subir los tipos de interés – actualmente en el 2,25% – y se ha propuesto un 6% como necesario para «restaurar la confianza». Las subidas de los tipos de interés repercuten en los pagos de las hipotecas que, por ejemplo, podrían pasar de 800 a 1.400 libras al mes. Las compañías hipotecarias y los bancos ya están recortando su oferta, y el sistema del mercado de la vivienda significa que los alquileres aumentarán. Kwarteng elevar el umbral del impuesto de actos jurídicos documentados en la compra de viviendas no ayuda a los trabajadores que ni siquiera pueden conseguir una hipoteca.

La anulación de la subida de 1,25 peniques por libra de la Seguridad Social a partir del 6 de noviembre «ahorraría a 28 millones de personas una media de 330 libras», según Kwarteng. ¿Quién va a rechazar eso? Pero las 330 libras desaparecerán rápidamente sin dejar rastro en el creciente agujero negro de las nuevas facturas energéticas de octubre, los pagos de las hipotecas y las subidas de los alquileres. Y los beneficios del recorte de los impuestos sobre la renta no son uniformes: el 24% de los hogares en los que nadie gana más de 12.570 libras al año no se beneficiará en absoluto del cambio. Si gana 20.000 libras, se ahorrará 93 libras al año, menos de 8 libras al mes. Los que ganan 60.000 libras ahorrarán 500 libras más al año.

Los trabajadores a tiempo parcial, incluidos los que tienen responsabilidades de cuidado, que soliciten el Crédito Universal se enfrentarán a sanciones -es decir, al impago y al consiguiente hambre, incapacidad para pagar las facturas y sufrimiento- por no trabajar 15 horas a la semana, frente al nivel de corte actual de 12. Antes de estos cambios, se preveía que 593.000 personas serían sancionadas este ejercicio. Esta situación no puede mantenerse.

Estas múltiples crisis y la clara perspectiva de que las cosas se deterioren contienen todos los ingredientes para que el ya dividido partido tory (Conservador) implosione. The Economist informa de que el equipo de tesorería del Partido Laborista ha mantenido unas 250 reuniones con directores generales de grandes empresas, que ahora están tan deseosos de hablar con la oposición que se han agotado las entradas para una reunión empresarial con el gabinete en la sombra. Todavía no está claro cuántos diputados tories abandonarán su barco que se hunde, ni cuándo saltarán, pero los botes salvavidas de Starmer están preparados. Los pasos hacia la construcción de un nuevo partido obrero de masas con un programa socialista que defienda los intereses de la clase trabajadora deben ser parte de la respuesta a este presupuesto.

Artículo anteriorEl Gobierno británico desiste de reducir los impuestos a los ricos por descontento popular
Artículo siguientePerú – VELASCO: 3 DE OCTUBRE IMBORRABLE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.