Inicio Nacional Gana El Desapruebo: Salvo El Poder Todo Es Ilusión

Gana El Desapruebo: Salvo El Poder Todo Es Ilusión

143
0

Gregorio Mondaca, Movimiento del Socialismo Allendista

POR AHORA los objetivos que nos planteamos, usando los escenarios abiertos por el reinicio de la rebelión popular y que obligaron al acuerdo de la casta en nov. 2019 (para contener el momento constituyente/destituyente), no fueron logrados.

Es evidente que hasta ahora puede más el poder de quienes ven disminuidos sus privilegios adquiridos desde la dictadura e incrementados en los años de esta interminable transición de régimen dictatorial a régimen post dictatorial, pandemia incluida, ellos son la oligarquía y sus aliados los tránsfugas y miserables, la vieja y nueva casta de políticos del régimen neoliberal, de la que excluimos al sector mayoritario del partido comunista.

La voluntad popular mayoritariamente manifestó el desapruebo a un proceso electoral lejano a su vida y necesidades sentidas en lo inmediato, aunque este rimara. En el desapruebo es determinante los graves errores del Gobierno, la nueva casta, sin duda alguna: al negarle el quinto y sexto retiro a las y los dueños de los ahorros forzosos (las capas medias asalariadas o cuenta propistas que están a pocos años de una jubilación misérrima) en manos de los especuladores financieros; al dedicarse a hacer una pésima campaña (y en la práctica a no contribuir a hacer campaña) y no gobernar con alto impacto mediático; logran convertir el proceso de la convención en plebiscito sobre su gestión de
gobierno de coalición progresista; votamos en defensa propia X Boric para que protegiera la convención y el apruebo, en suma, en menos de 6 meses su gobierno y su negativa al retiro del 10% de los ahorros forzosos, le dio la ventaja al rechazo para inducir a ese electorado despolitizado, individualista, desesperanzado, hundido en el malestar y la crisis post pandemía.

La nueva casta aspiro a perder o ganar por poco, y negociarlo todo, basados en el cantinfleo de las declamaciones y plataformas identitarias neoliberales, y ni siquiera lo disimularon. Ahora solo aspiran a una beca en Londres, Washington, Valencia o Tel Aviv.

La cuestión central para el análisis de clase, desde lo táctico, es proponer y levantar más datos que adjetivos para dar un paso hacia adelante con seguridad y dos pasos hacia atrás con cautela, sugiero leer con detalle el articulo de CIPER en torno a la operación RECHAZO:
https://www.ciperchile.cl/2022/09/05/los-cuatro-dias-clave-que-llevaron-al-rechazo-altope-de-las-encuestas-y-los-cinco-meses-de-campana-para-mantener-esa-ventaja/ , este texto abarca desde el manejo de la percepción de lo emocional, lo aspiracional (asunto clave), lo estético (las formas), lo material (deseo) y lo político (la comunicación directa y las capacidades para la toma de decisiones).

La convención evidenció un mensaje IMPERTINENTE fuera de su público objetivo (el activo político de clase media), evidenció unilateralidad, generando desconfianza (inconsistencia entre el producto – oferta), el 60% de las poblaciones no compró el producto (lleno de adornos adjetivos identitarios), al 38% restante le hace sentido, pues esta vinculado a redes sociales que le informan y movilizan políticamente con relación a sus demandas sentidas.

El 60% de las poblaciones no estuvo en sintonía ni de cotizarlo. No le encuentra valor de uso, conforme a sus intereses y percepción. En particular, si se esta viviendo en el individualismo, la desesperanza, el malestar. Rápidamente es necesario que los sectores de
avanzada logren sintonizar las ideas de cambio con las necesidades sentidas de las masas en general, usar el desvanecimiento de las mentiras, y develar el lenguaje del odio y las violencias que hasta hoy es la esencia para comunicarse desde lo concreto, más aún si se esta viviendo en el individualismo, la desesperanza aprendida, el malestar de la ansiedad y la depresión, conductas limítrofes y analfabetismo funcional.

Los únicos responsables de la falta de sintonía, somos los que creyéndonos más lúcidos todavía no sostenemos un proceso político pedagógico movilizador en el cual logremos contribuir a constituir para si a la mayoría social en pueblo. Hasta ahora somos nosotros los mediocres, hemos de comprender profundamente y a cabalidad, que “las masas son los verdaderos héroes, en tanto que nosotros somos a menudo pueriles y ridículos; sin comprender esto, no podremos adquirir ni los conocimientos más elementales”.

Hemos de estar, hacer y ser Pueblo que genere su propia organización, su proyecto político y sus capacidades de defensa de dicho proyecto, constituyéndose en pueblo soberano.

El cartel del congreso, la vieja y nueva casta hace un buen rato tomaron el control del proceso de la convención institucional, ellos tienen la iniciativa política para contener la reanimación del movimiento popular en el contexto de la actual etapa histórica de la lucha de clases, determinada por la crisis sistémico global, y condicionada por la correlación de fuerzas reales para los cambios, o la continuidad de las correlaciones de debilidades para la reproducción del patrón (lucro-abuso-impunidad) de acumulación neoliberal. A ellos hay que responsabilizarlos de la cocina que están armando para beneficio y goce de las 14 familias más enriquecidas de la oligarquía a costa de la vida de las mayorías.

El ganador de este combate mediático electoral es el populismo identitario e integrista, la operación Yunque en Chile, expresado en republicanos, UDI «popular», Renovación Nacional y “partido de la gente”, en suma el fascismo tiene espacio en desarrollo.

El DESAFIO es ¿Cómo hacer para entrar, transitar y comunicarnos en la conciencia de la masa popular oprimida, y movilizarla cultural y políticamente desde lo simple a lo complejo, de la resistencia pasiva a la lucha ofensiva?.

El proceso constituyente del nuevo Chile y destituyente del régimen de los 30 años de “transición” continúa, su camino irregular y prolongado de lucha y resistencia con una propuesta pertinente, sistemática y cualitativa que le haga sentido emancipador a las mayorías sociales, tiene como base para su programa de acción a la Nueva Constitución.

El mandato es claro. El Lucro, los abusos e impunidad deben terminar y debemos encontrar una dinámica, mecanismos y dispositivos para empujar los cambios que en Chile demandan las mayorías, es evidentemente claro que hemos de sumar Pueblo y no ser sumados por la
oligarquía, haciendo el trabajo de hormiga sin prisa y sin pausa, la lucha continúa.

Unidad-Lucha-Unidad;

El Futuro Es Nuestro, Álzate Chile: Marrichiweu!!

Gregorio Mondaca, Movimiento del Socialismo Allendista

Artículo anteriorLas multinacionales imponen su ley a América Latina
Artículo siguiente¿Dónde estaba y qué hacía el martes 11 de septiembre de 1973?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.