Open top menu
Fernando Ramírez, otro chileno que ha muerto lejos de su patria

Fernando Ramírez, otro chileno que ha muerto lejos de su patria

Simón Reyes

Hoy 10 de Mayo, en la ciudad de Estocolmo-Suecia, ha dejado este plano terrenal un chileno más. Un chileno más que muere lejos de su patria. Fernando Ramírez dejó Chile para buscar asilo en este país que generosamente le recibió como a otros tantos latinoamericanos que en la década de los 70 sufrieron persecución, tortura y muerte, sólo por pensar diferente a las fuerzas oscuras que sembraron tantas arbitrariedades en nuestros paises.

Fernando dejó para la posteridad,varios libros en los cuales nos narra sus vivencias y experiencias vividas durante su vida, y su exilio.

Fernando allí donde estés cuidarás de tus seres queridos. Ojalá que quienes no han leido tus lus libros ( los cuales tan generosamente me enviaste autografiados ) se acerquen hoy a tus vivencia y así descubran la gran persona que has sido.

Mis más profundas condolencias a tu familia, companera, hijos, nietos, los que alegraron tu tristes momentos que esta enfermedad trajo a tu vida.

Hasta siempre amigo.

Hojas de Otoño

Ayer amparado en la soledad de mi mesa
vacía de recuerdos y horas ya idas
se me cruzó en un brindis lejano
la imagen inerte de tu sombra ya fría.

!Oh Canto!
que no me dices cómo y cuando
me desperté con este aroma,
aroma de pan,
pan de barro !

Que hicimos un día allá lejos
en tu casa,
un día allá lejos
cantando!
con esa sonrisa,
que nunca olvidamos.

Tu hijo nuevamente
descalzo vendrá
espiando por aquellas rendijas,
escapando a las heridas
y los recuerdos
de aquel viejo anochecer.

Cantaremos ya sin cantores
la canción que heredamos
renacida en cada trovador,
desde la húmeda semilla
brotada en cada grito, como flor.

Y te aseguro.

! Oh estampa maciza !
figura siniestra,
que bailaremos en el mar
de nuestros muertos.

Pan y vino!
de tu huerto sembrado,
brindaremos por dos amores,
esencias de besos robados
que en algún lugar
el olvido ha enterrado.

Juntos cantando,
regando en esa flor
la esperanza,
celebraremos la nueva fruta
que viene a nuestra mesa.

Tú, te fuiste en busca de la patria,
Yo… Yo en busca de mi verso,
en aquel abrazo que me diste
no se, si marchaste o llegaste.
te enredaste en mi carne
te nombré mi hermano!

En los ojos; gravitando
una lágrima !

No se!
si son los tuyos o los mios,
pero en el silencio de este brindis
han vuelto otra vez a mi mesa.

José Miguel, Carlos o René
Victor o Fernando,
Pablo o Salvador,
hijo del Cacique.

Tu nombre no importa
Hijo de la historia parida,
en algún lugar del camino
entre hojas secas ha quedado.

pero hoy aquí con ustedes,
en estos versos …
hermano, amigo,
Te volvemos a recordar.

( Simón Reyes )

La imagen puede contener: 1 persona, sentado
Etiquetado

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: